Motor.es

Retrovisor: qué es y cómo saber que están bien regulados

Disponer tanto del retrovisor izquierdo como del retrovisor central es obligatorio en un coche. Sin ambos espejos no podrías circular por la vía pública.

Retrovisor: qué es y cómo saber que están bien regulados
El retrovisor es uno de los elementos fundamentales que componen un vehículo.

3 min. lectura

Publicado: 08/02/2023 15:07

Actualizado: 15/03/2024 09:57

¿Qué es un retrovisor?

Un retrovisor es un espejo de pequeñas dimensiones que nos permite ver y observar lo que ocurre alrededor de la parte trasera del vehículo, ya sea en la vía pública o autopistas. Los espejos retrovisores que son obligatorios en los coches son el izquierdo y el central, si no dispones del central, debes de llevar el izquierdo y el derecho.

Deben de estar bien colocados para proporcionarnos una mayor visibilidad, de esta manera nos permite ver en todo momento lo que ocurre detrás del vehículo, evitando que echemos la vista hacia atrás. El espejo retrovisor evita que haya ángulos muertos, proporcionando una conducción más segura.

Los espejos retrovisores izquierdo y central deben de estar correctamente colocados. Para poder colocar los retrovisores debemos de ajustar primero el asiento, después comenzamos a ajustar los espejos.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

El espejo izquierdo debe de estar lo más abierto posible, es decir, solo se debe de poder observar una pequeña parte del lateral del vehículo y el resto debe de enfocar a la carretera y demás componentes de la vía pública. En cuanto al espejo retrovisor central, debe de ajustarse de tal manera que se pueda observar toda la luna trasera, proporcionándonos la mayor visibilidad posible.

Es muy importante regular correctamente los espejos retrovisores para proporcionar una mayor seguridad durante la conducción.

Cómo saber si los espejos retrovisores están bien regulados

La forma de comprobar si los espejos retrovisores están bien regulados es, por ejemplo: observando a través del espejo central o interior podemos ver si hay un vehículo detrás, y en cuando lo perdamos de vista, automáticamente debe aparecer en alguno de los espejos retrovisores exteriores ya sea el derecho o el izquierdo. Esta es la forma más sencilla de comprobarlo.

Aunque el retrovisor derecho no sea obligatorio llevarlo, es recomendable ya que de esta manera el campo de visibilidad aumenta, proporcionándonos una mayor seguridad en todo momento. No obstante, es el único espejo que si está roto, dañado o ausente, no conlleva multa o sanción.

Algunos coches utilizan retrovisor central de tipo pantalla, que muestra la imagen de una cámara. Una de las ventajas de este sistema es que cuando el maletero está muy cargado se puede seguir teniendo una visión completa y total de lo que haya detrás del vehículo.

Compártela en:

Pixel