¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Rivian podría estrenarse en bolsa este año

    Unidades preserie de Rivian R1T y R1SRivian Automotive

    Una filtración ha llegado a nuestra redacción a través de Bloomberg. Rivian Automotive planea dar el salto a la bolsa y captar más inversión, y de suceder, será uno de los estrenos más sonados en bolsa de los últimos años en Estados Unidos.

    Cuando se celebró el Salón de Los Ángeles de 2018, Rivian Automotive era un fabricante del que no sabíamos gran cosa. Se las había apañado para lograr ingentes recursos financieros y una fábrica en Normal (Illinois, EEUU) que había pertenecido a Mitsubishi Motors. Presentaron dos prototipos.

    Uno de ellos fue el pick-up R1T, el otro un SUV con similar arquitectura llamado R1S. Su producción en serie comenzará en el segundo semestre (debería haber empezado ya), pero antes ha llegado a las calles la furgoneta que han desarrollado para Amazon, y de la que hay un pedido de 100.000 unidades a entregar hasta 2030.

    El gigante del comercio electrónico es uno de los imperios financieros que están detrás de su financiación, también tiene capital de Ford Motor Company, que invirtió a partir de 2019. Rivian Automotive, como fabricante de vehículos eléctricos, tiene cierto potencial para impactar en el mercado con semejante respaldo. General Motors estuvo cerca de hacer lo mismo.

    Unidades preserie de Rivian R1S y R1T

    A lo largo del mes pasado, esta compañía alcanzó una valoración estimada de 27.600 millones de dólares, teniendo en cuenta obviamente sus potenciales ventas y expectativas. Para cuando llegue su estreno en bolsa a través de una IPO (no equivale a una OPA en España) podría valer el doble.

    Según fuentes consultadas por Bloomberg que han hablado desde el anonimato, al ser conocedores de información confidencial, a finales de año o ya en 2022 Rivian Automotive podría estrenarse en la bolsa de Nueva York con una valoración de al menos 50.000 millones de dólares, puede que más.

    De momento Rivian se ha financiado con capital privado. Otro de sus inversores fue T. Rowe Price Group, que metió 2.650 millones de dólares recientemente. El salto a la bolsa permitiría adquirir más recursos financieros, y no solo eso, potencialmente revalorizarse.

    Hace más de 10 años que Tesla Motors hizo su IPO y comenzó su vida bursátil. Ahora mismo, cerca de los 900 dólares por título, uno se tira de los pelos pensando en que podría haber comprado acciones hace 10 años a un precio de risa (y ahora ser millonario). Entre otras cosas, Tesla se beneficia de una valoración infladísima, por no decir de burbuja.

    Rivian Automotive puede coger la estela de Tesla y formar parte de ese grupo de empresas en el que las expectativas están por las nubes. Rivian puede competir con los tres grandes de Estados Unidos: General Motors, Ford y Stellantis (antes FCA, antes Chrysler). Además, en segmentos especialmente rentables para ellos, pick-ups y SUV grandes.

    De momento Rivian ya tiene sus primeros vehículos eléctricos trabajando para Amazon, una empresa que no tiene ningún problema de liquidez a la vista, y cuyo máximo responsable, Jeff Bezos, es el hombre más rico del mundo, o el segundo, depende de cómo le vaya en bolsa a Elon Musk, CEO de Tesla.

    ¿Qué tiene ahora mismo Rivian? Sabemos que tiene a más de 3.600 trabajadores en plantilla, divididos en tres estados: Michigan, California e Illinois. También sabemos que a mediados de 2022 habrá circulando unas 10.000 furgonetas repartiendo paquetes de Amazon. En otras palabras, también tiene clientela ganada.

    Por otra parte, al igual que hizo Tesla en su día, fue tomando depósitos para las primeras unidades de R1T (desde 67.500 dólares) y de R1S (desde 70.000 dólares), lo que supone otra forma de financiarse. La Launch Edition inicial había quedado adjudicada ya en noviembre, así que también se puede contar con decenas de miles de potenciales clientes.

    Rivian Automotive está negociando con bancos para el proceso de emisión, ya que para una IPO es una entidad financiera la que acepta parte del riesgo a cambio de una comisión al colocar las acciones en el mercado. Uno de los puntos clave es realmente cuánto puede valer Rivian. Visto lo visto, esos 50.000 millones de dólares no suenan a alucinación ni a exageración.

    Fuente: Bloomberg