¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Rivian se ha estrenado en bolsa con subidas por encima del 30% el primer día y más valoración que GM o Ford

    Rivian se ha estrenado en bolsa con subidas por encima del 30% el primer día y más valoración que GM o Ford
    Javier Costas
    Javier Costas6 min. lectura

    Rivian Automotive no ha decepcionado en su salida a bolsa, una de las más esperadas del año. Las previsiones se han superado con creces, tanto con el precio de salida como con el valor logrado el primer día por la subida de las acciones.

    Dicho y hecho. Rivian Automotive se beneficia del clima de inversión positivo que hay en la industria del automóvil, especialmente en empresas que no están ligadas al negocio tradicional y que apuestan desde el principio por vehículos eléctricas. Desde principios de año se rumoreaba la salida a bolsa de Rivian, y la solicitud formal se hizo en agosto.

    El fabricante afincado en la planta de Normal (Illinois, EEUU) iba a salir a bolsa en un precio entre 57 y 62 dólares para 135 millones de títulos. El objetivo de recaudación era de 8.370 millones de dólares. Pues bien, hoy ha sido el estreno en el NASDAQ, y el valor inicial de cotizacion ha sido de más de 100 dólares.

    A lo largo de la sesión se ha logrado un techo de 119,46 dólares (+48%) por título, o lo que es lo mismo, 16.127,1 millones de dólares de captación, casi el doble de la cota alta esperada. Sin embargo, a lo largo de la sesión la euforia se ha ido traduciendo en una subida más modesta, del casi 30% al cierre de esta información, que sigue estando muy por encima de lo esperado.

    La mayor salida a bolsa de este año en Estados Unidos ha sido especialmente sonada, pues semejante incremento de valor en acciones que son precisamente de a centavo es muy inusual. La valoración de la empresa está por encima de fabricantes tradicionales como Honda (que solo es el mayor fabricante de motores de combustión del mundo).

    Pero no solo eso, también tiene una valoración muy superior a la mismísima General Motors, que fue el mayor fabricante mundial hasta 2008, y otra institución americana, Ford Motor Company, creadora de la producción en cadena del automóvil. En otras palabras, supera los 100.000 millones de dólares.

    Desde 2019 Rivian Automotive había captado de inversores privados más de 11.000 millones de dólares. La misma Ford Motor Company metió 500 millones, aunque fue más recordada la participación de Amazon con 1.300 millones de dólares y un espaldarazo en forma de 100.000 pedidos de furgonetas eléctricas a entregar a lo largo de esta década.

    Los modelos preserie de R1T (izquierda) y R1S (derecha) se presentaron en 2018 en el Salón de Los Ángeles

    Ahora mismo Rivian tiene una cotización más alta que ningún otro fabricante estadounidense, con permiso de Tesla, que vale más que casi todos los fabricantes juntos, al menos a criterio de los inversores. El valor de Tesla está hiperinflado desde hace meses, por encima de 1.000 dólares el título y habiendo tocado techo a 1.243,49 dólares hace días.

    Antes del estreno en bolsa se habían hecho varias previsiones de valoración: 27.600, 50.000 u 80.000 millones de dólares. Todas se han quedado cortas. No está mal, considerando que a fecha del 22 de octubre solo informaron haber fabricado 56 pick-up R1T además de las furgonetas eléctricas para Amazon.

    Como contraste, hay un artículo de David Trainer para Forbes (4 de noviembre) que se titulaba: «Incluso por la menor valoración, no compre la oferta pública inicial de Rivian». El autor comparó la posibilidad de valorar Rivian Automotive como Honda: «No tiene sentido que Rivian en su IPO tenga una valoración cercana a Honda».

    Aunque a todo pasado más de uno pensará que este señor se ha colado bastante -a la vista de los hechos a corto plazo, sí-, conviene reflexionar sobre la valoración que se le da a fabricantes que tardan años en dar beneficios y producen muy pocos vehículos, hasta que hay una masa crítica de números.

    «La valoración de Rivian de 52.000 millones implica que Rivian venderá en 2030 un par de millones de vehículos, o casi 2,5 veces más que los que Tesla ha fabricado durante los últimos 12 meses, y un 66% más que todas las ventas de Honda en 2020. Todavía faltan años para que Rivian llegue a un volumen de dos millones de unidades», añadió. Pero ahora mismo vale más que Honda. Y más que GM, y más que Ford, y Hyundai...

    Rivian no tiene la experiencia de Honda, ni su saber hacer, ni su capacidad de producción... y tiene competencia. Ha sido el primer fabricante en sacar un pick-up eléctrico en serie, aunque sean de momento números muy bajos. El objetivo para fin de año es haber producido 1.200 R1T y los primeros 25 SUV R1S. Sobre las mismas fechas, para Honda habrán sido más de cuatro millones.