Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Rolls-Royce Wraith St. James Edition, los 632 CV del "Rolls" más potente se visten de rojo pasión

En busca del lujo y la exclusividad más absolutas, Rolls-Royce presenta una unidad única. Con el apellido 'St. James Edition', el Rolls-Royce Wraith incorpora un color rojo muy pasional junto a más potencia: con 632 CV, será el Rolls-Royce más potente jamás fabricado hasta ahora.

Sin alejarse demasiado de la tradición más clásica del fabricante, el Rolls-Royce Wraith supuso un pequeño soplo de aire fresco. Con una carrocería coupé de dos puertas, en el Wraith el fabricante británico no abandona su típica elegancia ni el máximo lujo posible, con un diseño fácilmente reconocible, pero todo ello se adereza con un poco más de deportividad, demostrando que no sólo Bentley sabe combinar ambas caras de la moneda.

Decir que cada Rolls-Royce es único es una obviedad, debido a las elevadísimas posibilidades de personalización que ofrece la marca a gusto de cada cliente. Valga como ejemplo un sólo número: en catálogo ofrecen hasta 44.000 colores diferentes para sus pinturas. Pero este Rolls-Royce Wraith St. James Edition es un poco más único y exclusivo, si es que cabe hacer alarde de ello.

Esta unidad ha sido personalizada a modo de 'one-off', por lo que no verás otra idéntica. Algunos detalles destacables de este Wraith St. James Edition son su pintura en color rojo brillante, un tono muy emocional y pasional con el que probablemente no identificarías en principio a Rolls-Royce.

En su frontal también destaca una parrilla de aluminio en acabado cromado, y el mismo cromado se extiende a los marcos de sus cristales laterales y a los tiradores de sus puertas. Además, sus llantas de aleación, de cinco radios, son bitono, en color gris plata con detalles en negro brillante.

Pero quizás el detalle más interesante es que este 'St. James Edition' se convierte de hecho en el Rolls-Royce de producción más potente de toda la historia de la marca. El aumento de potencia con respecto a los Rolls-Royce Wraith estándar no es elevado, sólo +8 CV sobre los 624 CV de partida, pero esto le permite presumir de un particular récord dentro de Rolls-Royce.

Con el mismo motor V12 de 6.6 litros, con doble sobrealimentación, aquí se alcanzan 632 CV, manteniendo inalterado el par máximo de 700 Nm a sólo 1.500 rpm. A la espera del nuevo Rolls-Royce Dawn, la versión descapotable del Wraith que llegará en 2016, este es sin duda un buen aperitivo para ir abriendo boca.

Fuente: GT Spirit

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto