¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

RUF CTR 2017: el CTR Yellow Bird vuelve a la vida con 700 CV y un cuerpo de carbono

7

RUF ha sorprendido a propios y a extraños con el lanzamiento del nuevo CTR 2017.

Aunque no lo parezca, ni es una reedición del célebre Yellow Bird, ni se trata de un Porsche 911.

RUF ha recreado el CTR de 1987 con un bastidor y carrocería de carbono fabricados desde cero, sin elementos reales del 911.

Una lectura más actual del clásico de 1987.

Con la presentación del nuevo RUF CTR 2017 se cumplen las mejores expectativas que levantaba ayer el anuncio de la marca alemana, cuando anunciaban que no solo sacarían su primer bastidor realizado al completo por ellos, sino que además el modelo estaría basado en el mítico CTR “Yellow Bird” de 1987.

Aunque sea difícil de creer, el modelo amarillo de las imágenes no es un Porsche 911, pues ha sido desarrollado desde cero fuera de la fábrica de Stuttgart y sin contar con ningún nueveonce como donante. Para ello, en RUF han creado ex profeso un nuevo chasis monocasco realizado en fibra de carbono, que no está relacionado con el modelo original, salvo que sirve para recrear sus mismas formas.

Un dato curioso es que es el primer chasis de su tipo que aloja el motor en posición trasera, tal y como hace el 911.

Será fabricado solo en serie limitada.

La carrocería de nuevo ha sido creada ex profeso para este modelo, no son paneles pertenecientes a ningún ejemplar del 911, a pesar de que mantiene las formas del 911 G-Series, la generación en la que estaba basado el icónico Yellow Bird.

Los propios paneles de la carrocería también han sido creados en fibra de carbono, al igual que otros elementos, como las carcasas de los asientos deportivos, por lo que el peso del conjunto es muy bajo. En total, pesa unos 1.200 kilos.

El motor es también fiel reflejo del legendario GTR Yellow Bird de 1987, con un flat-six de do 3.6 litros y doble turbo que dispone de unos 710 CV (700 hp) y un par motor de 893 Nm. Cuenta con una transmisión manual de seis velocidades con diferencial de deslizamiento limitado en el eje trasero.

Pieza de colección desde su mismísimo lanzamiento.

En cuanto al bastidor, tras las ruedas de 19 pulgadas encontramos frenos carbonocerámicos y suspensión de doble horquilla. Las prestaciones son apabullantes, es capaz de alcanzar los 200 km/h en menos de 9 segundos y los 100 km/h en menos de 3,5 segundos. Su velocidad máxima es de 362 km/ h (225 mph).

Según RUF, solo serán fabricados 30 ejemplares, cuya producción arrancará el próximo año en Pfaffenhausen, una localidad a medio camino entre Stuttgart y Munich, en la región de Baviera. En cuanto al precio, los de RUF no han dado ninguna pista, pero será de esperar una cifra muy elevada.

Noticias relacionadas

RUF CTR 2017: el CTR Yellow Bird vuelve a la vida con 700 CV y un cuerpo de carbono
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto