¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Sale a subasta un Range Rover clásico muy especial

    7

    La historia Range Rover se inicia en la década de 1960, cuando Rover reconoció la demanda de un nuevo tipo, más recreativo de vehículos off-road.

    La historia del automovilismo está cargada de momentos y vehículos que han sido claves en la evolución de la misma. Uno de esos modelos es sin lugar a dudas el Range Rover original. Con más de 40 años de historia a su espalda, el primer modelo que salió de la fábrica se subastará el próximo 4 de septiembre.

    Encontrarse con la primera unidad fabricada de cualquier modelo no es nada común. Pero si encima esta corresponde a uno de los coches que ha hecho verdadera historia, la cosa se vuelve más enrevesada aún.

    La historia de Range Rover comienza en la década de 1960, cuando Rover empezó la fabricación de un modelo que sería capaz de unir el lujo con la conducción off-road. Su desarrollo fue dirigido por Charles Spencer King y duró dos años, siendo en 1969 cuando empezó su producción.

    Esta primera unidad con chasis #001 fue construida entre el 24 de noviembre y el 17 de diciembre de 1969, ¡casi un mes! Su registro data del 2 de enero de 1970. Seis meses después de esa fecha se produjo el lanzamiento oficial del Range, cuyo primer propietario fue el director de los dos anuncios promocionales que hizo Rover, Michael Furlong.

    En 1975 la historia de este particular modelo dio un salto, ya que el señor Furlong se deshizo de él, pasando a manos de otro propietario, el cual cometió el sacrilegio de cambiar su color original, el verde oliva. A partir de este momento se pierde la pista del Range Rover, pasando por varios propietarios, hasta que en 1990 llega a manos de su actual dueño, que rápidamente se da cuenta de la unidad tan especial que acaba de adquirir.

    Aunque podría haberlo dejado tal y como estaba, su dueño decidió llevar a cabo una completa restauración, que duró casi seis años. Otra curiosidad de esta unidad es que inusualmente todos sus números de registro se conservan, chasis, motor, caja de cambios, ejes, capó de aluminio y carrocería. Algo sumamente extraño tratándose de un coche de 21 años, por aquél entonces, y con una dura vida a sus espaldas.

    Finalmente y después de 24 años bajo sus dominios, el propietario del coche ha decidido sacarlo a subasta el próximo día 4 de septiembre. El buen señor espera recaudar la friolera de entre 125.500 y 175.700 euros. Una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta que hablamos de un coche que debería estar en un museo.

    El último y más potente Range Rover fabricado, 550 CV de pura fuerza.

    Esta noticia es realmente interesante, hablando desde un punto de vista evolutivo. Ayer mismo comentábamos el lanzamiento del Range Rover Sport SVR, el más potente de la historia con un V8 enorme de 550 CV. No podemos sino recordar que originalmente el Range Rover montaba un bloque de aluminio V8 de 3,5 litros de cilindrada que sólo rendía 156 míseros caballos. Es increíble lo que se ha logrado en apenas 65 años.

    Sale a subasta un Range Rover clásico muy especial