¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

SEAT 600 vs Mii: Sesenta años entre dos modelos con una misma identidad

9

Seat 600 y Mii, dos modelos con el mismo planteamiento urbano pero con muchas diferencias entre sí. Sesenta años han pasado entre los dos modelos de la marca española y mientras uno motorizó al país, el más moderno puede realizar amplios trayectos con mucho más confort y equipamientos muy sofisticados.

No cabe duda de que para muchos lectores será un desconocido absoluto y no habrán tenido la ocasión de haber realizado algún trayecto a bordo, mientras que otros tendrán grandes recuerdos de un modelo que motorizó España desde su nacimiento en 1957.

Por mi parte, puedo decir que en mi infancia tuve la ocasión de ir muchas veces al colegio en un 600 y a día de hoy, todavía recuerdo cómo tres niños -e incluso un adulto- compartíamos la parte trasera. Nuestro compañero Alberto ha tenido la ocasión -y por qué no decirlo, la suerte- de poder realizar una prueba del SEAT 600 muy recientemente, algo que para muchos hoy sería un lujo poder tener esa experiencia de nuevo.

A punto de acabar el año en el que se cumplen 60 años del mítico e histórico modelo de la marca española, hoy el heredero en su segmento es el SEAT Mii, el modelo más pequeño de la gama del fabricante con sede en Barcelona y que cumple apenas seis años en el mercado.

SEAT 600 y Mii Cosmopolitan con dos formas diferentes de apertura de sus puertas

Las diferencias entre ambos modelos son enormes y vamos a repasarlas a continuación, pero antes te diré que a pesar de que el tamaño y las dimensiones de ambos son similares, de una forma u otra han contribuido a la movilidad en tiempos muy diferentes.

1. Tres veces más capacidad de maletero

En el SEAT 600, el motor se encontraba en la parte trasera, por lo que el maletero se encontraba en la parte delantera. Con una capacidad de 68,5 litros, era suficiente para poder viajar una familia de vacaciones, pero hay algunas diferencias más con los 265 litros de capacidad del maletero del Mii, y es que en aquellos tiempos la aerodinámica y la eficiencia no se consideraban tan importantes como hoy, por lo que a falta de espacio en el maletero, el techo se llevaba todo el resto.

El interior del SEAT 600 tenía lo justo y necesario, sin nada de lujos

2. Las puertas eran de apertura inversa

También llamadas "suicidas", es una forma de diseño que podemos ver en modelos actuales de Rolls-Royce y en uno más barato y no tan antiguo, las traseras del antiguo Opel Meriva. Las grandes puertas de apertura inversa de las primeras unidades del 600 facilitaban enormemente el acceso a las plazas traseras que, sin muchos problemas, podían alojar a tres pasajeros.

3. ¿Sistemas de seguridad? El equipamiento justo

Lo justo y necesario, un volante, asientos y un reloj con el velocímetro, los mandos de las luces y poco más. Nada de radio, climatización, reposacabezas o sistemas de seguridad como los actuales. ¿Cinturones de seguridad? Tampoco. En cambio, hoy su heredero, el SEAT Mii, es difícil que suspenda en este apartado pudiendo incorporar hasta seis airbags y un arsenal de electrónica.

4. La dirección asistida y el asistente de aparcamiento: qué grandes inventos

En mis tiempos de niño decían que para mover las pequeñas ruedas del 600 montaban un volante de gran diámetro, pero aún así podía ver esfuerzos titánicos para girar. Hoy, con la dirección asistida las maniobras difíciles son cosa del pasado y no hablemos de aparcar con los asistentes de aparcamiento; basta pulsar un botón y controlar los pedales para que el resto del sistema lo haga por nosotros.

Interior del SEAT Mii Cosmopolitan, con navegador GPS, climatizador automático y una pantalla táctil

5. Satisfacer la elevada demanda fue complicado

Entre 1957 y 1973 se fabricaron 800.000 unidades del modelo en diferentes series. Pero el pico de la demanda se alcanzó al año de su lanzamiento al mercado. A pesar de necesitar más de 40 horas para fabricar cada unidad, la marca española se vio obligada a multiplicar por seis los turnos de trabajo para poder cumplir con la demanda.

6. Dos coches para diario pero ahora la eficiencia y la potencia importan

Una potencia máxima de 25 CV pero capaz de lanzarlo hasta una velocidad punta de 110 km/h. Eso sí, con un consumo medio de entre 7,8 y 8 l/100 km. En 1957, la potencia y la eficiencia no eran una norma como hoy sí lo es. Comparando con el Mii de 60 CV y que homologa una cifra de 4,5 l/100, la diferencia es de 3,4 l/100 como mínimo pero con 35 CV más de potencia.

Noticias relacionadas

SEAT 600 vs Mii: Sesenta años entre dos modelos con una misma identidad
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto