¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Sébastien Ogier apunta a Extreme E, con su propio equipo, en 2022

    Sébastien Ogier apunta a Extreme E, con su propio equipo, en 2022
    Sébastien Ogier está ante su última temporada en el WRC, campaña en la que busca su octavo título.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    Sébastien Ogier empieza a desvelar cuál será su programa competitivo tras abandonar el WRC al final de la temporada 2021.

    El francés parece cada vez más cerca de competir en Extreme E e incluso se plantea hacerlo con su propio equipo.

    La cuenta atrás ha arrancado y Sébastien Ogier afronta sus últimos meses en el WRC. Aunque el francés está centrando en lograr su segundo título consecutivo con Toyota y cerrar así su palmarés en el Mundial de Rallies con un total de ocho entorchados, lo cierto es que el piloto de Gap tampoco deja de trabajar en su futuro. Sin ánimo de competir en el Dakar y con la gran premisa de participar en una disciplina con pocas fechas y que le permita pasar más tiempo en casa, todo hace indicar que los caminos de Sébastien Ogier y de la Extreme E parecen destinados a unirse.

    Extreme E cumple con todos los requisitos que puede tener Sébastien Ogier para dar forma a su carrera tras su salida del WRC. El certamen es un concepto nuevo e interesante basado en las nuevas tecnologías y la conciencia global del cambio climático, con un SUV 4x4 eléctrico como gran reclamo. Ogier ya es embajador del campeonato y ahora valora competir en la serie con su propio equipo. Un proyecto que incluso podría compaginar con apariciones puntuales en algún rally y su deseo de probar el nuevo Toyota GR010 Hybrid, el prototipo LMH de Toyota para competir en las 24 Horas de Le Mans.

    En esta línea, el propio Sébastien Ogier ha dejado claro en una reciente entrevista en el medio francés 'L'Automobile Magazine' sus aspiraciones para 2022: «Ya para este año se dibujaba como algo compatible que yo estuviera en el WRC y a la vez en Extreme E. Sin embargo, eso me haría estar lejos de mi familia demasiado tiempo y no es lo que busco. En 2022, las cosas cambian. Conduciré para mí en Extreme E. Además, tengo la opción de hacer algunos rallies y afrontar otros retos como las 24 Horas de Le Mans. Tengo muchas ganas y poca experiencia en circuitos. De hecho, se reduce a dos carreras en la Porsche Cup y un fin de semana en el DTM».

    Fuente: L’Automobile Magazine / Fotos: Red Bull Content Pool