¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Sébastien Ogier también cata el Ford Fiesta RS WRC 2017

    Tal y como estaba previsto, Sébastien Ogier se ha puesto a los mandos del Ford Fiesta RS WRC de 2017 en el Walters Arena.

    Tras probar el Toyota Yaris WRC 2017, ya conoce dos de los cuatro World Rally Car que competirán la próxima temporada.

    Carlos Sainz recibió el apodo de 'El Matador' y ahora, Sébastien Ogier, bien podría ser 'El Catador'. El cuatro veces campeón del WRC no pierde el tiempo tras quedarse sin equipo y tras subirse al Toyota Yaris WRC 2017 en Tarragona, Ogier se ha desplazado a Gales para poder probar por primera vez el World Rally Car de M-Sport. En un test que ha tenido lugar en la sección de Walter's Arena, Sébastien Ogier ha completado sus primeros kilómetros con el Ford Fiesta RS WRC 2017, siempre bajo la atenta mirada de Malcolm Wilson, Christian Loriaux, Director Técnico de M-Sport y del estonio Ott Tänak.

    Sébastien Ogier y Julien Ingrassia completaron unos 50 kilómetros en la mítica sección del Rally de Gales, aunque piloto, copiloto y los propios responsables de M-Sport rehusaron valorar o hacer algún comentario sobre el test. Con todo, fuentes de 'Autosport' han desvelado que el piloto francés completó una pasada por el tramo con un coche de calle en primer término, para luego circular a velocidad constante con el Fiesta RS WRC 2017. A partir de ese momento, Sébastien Ogier rodó a ritmo competitivo con el Fiesta e incluso se permitió pedir cambios en las suspensiones.

    Entrar a valorar si las sensaciones con el Ford Fiesta RS WRC han sido mejores que las que tuvo Sébastien Ogier con el Toyota Yaris es complicado a pesar de las distintas informaciones que así lo afirman desde Gran Bretaña, pero la única realidad de este test con el World Rally Car de M-Sport es que se ha desarrollado sólo sobre grava, mientras que la prueba en Cataluña con el Yaris WRC también tuvo una parte en asfalto. Un factor que deberá tener en cuenta la pareja formara por Sébastien Ogier y Julien Ingrassia, que ahora tienen la pelota sobre su tejado.

    No obstante, parece complicado que Sébastien Ogier pueda probar alguno de los otros dos World Rally Car que competirán a partir de la próxima temporada. Desde Hyundai Motorsport han cerrado filas a la eventual prueba de Ogier con el Hyundai i20 WRC, mientras que las opciones de poder subirse al Citroën C3 WRC poco a poco se van apagando. Con todo, Sébastien Ogier parece no tener cerrada ninguna puerta y se espera que tome una decisión más pronto que tarde, toda vez que la adaptación a un nuevo equipo y la preparación del Rally de Montecarlo exigen unos plazos.

    Fotos: Gary Jones / Mark James

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto