¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

#SegundaMotoBMW C 600 Sport: ¡Así se empieza!

En el primer capítulo os resumíamos los detalles de esta moto que BMW ha fabricado como apuesta para la ciudad. A pesar de ser grande, es muy manejable. No obstante tuve ciertos problemas para llegar al suelo con los pies, pero no ha impedido que en líneas generales encuentre un equilibrio perfecto entre moto urbana y deportiva.

En el capítulo anterior os contábamos cómo era la BMW C 600 Sport y su principal rival, la Yamaha T-Max. Hoy nos subimos a ella y arrancamos para ver qué bondades ofrece. Ajustamos el parabrisas a la posición intemedia, giramos la llave y arrancamos sujetando los frenos. El sonido no es muy ronco e incluso puede imitar el de una moto de menor cilindrada. En BMW me comentan que tampoco voy a mejorarlo mucho con otro escape, pero tampoco voy buscando este atributo, sino otros como el comportamiento o la practicidad.

Encaro la primera recta y la primera retención. La moto es exageradamente estable en atascos, hasta el punto de no tener que bajar los pies si no se tiene una intención de detener la moto por completo. ¡Perfecto! Eso sí, si bajo los pies, no llego correctamente al suelo y me genera un problema de comodidad. Sin duda mi opción es la del asiento reducido en altura. La anchura de la moto es de 887 mm y permite rebasar a vehículos en retenciones, aunque esta práctica no deba realizarse durante la circulación. Hay motos más pequeñas que no dan tanta tranquilidad a la hora de realizar maniobras entre coches.

¿Es una scooter?

Una vez que se despeja el tráfico, es hora de abrir gas. ¡Madre mía! Tiene un empuje muy bueno en recuperación y es capaz de realizar el 0-100km/h en poco más de 7 segundos, sin embargo parecen menos. Lo que más sorprende es la capacidad de circular a 100-120km/h y que la moto apenas presente balanceos o sensación de inseguridad. ¡Vaya aplomo! Según la cifra oficial puedo llegar a 175km/h con ella. Por potencia, que no sea y a más de 120km/h sigue siendo estable.

Sin embargo, me gusta menos su cúpula que ‘baila’ bastante, en parte por sus dimensiones. No resulta incómodo pero al principio molesta un poco. Además, no es la que mejor corta el viento y entre el conductor y la cúpula a veces se cuelan algunas bolsas de aire. Pude probar la BMW C 650 GT en su presentación nacional y esto no ocurría. Un ‘contra’ dentro de un terreno de ‘pros’.

Si llevamos la moto al apartado de la dinámica el comprador va a encontrar mucho más que un maxi scooter. Tiene unos zapatos de primera en cuanto a medidas: 120/70-15 delante y 160/60-15 atrás. ¿Es una deportiva? Estas medidas sin duda la acercan bastante y cuando la he encarado ante curvas, no me ha costado saber gestionar bien sus aproximadamente 250 kilos (llena). No llega al nivel de una deportiva, pero no se le echa nada en falta. Sin duda de las dos opciones de BMW, la C 600 Sport tiene su nombre por motivos reales.

Opcionales perfectos para el frío

Además, en días de frío me ha ayudado mucho tener los puños calefactables y el asiento también. He echado de menos una solución que desvíe el viento de las manos ya que la sensación térmica en la palma es muy distinta que en los nudillos y el contraste es algo extraño; mejor esto que no frío al 100%.

En cuanto a consumo, la media usándola en mayor proporción en ciudad ha sido de 5,1l/100km. Con el depósito lleno pude recorrer 253 kilómetros antes de que me saltara la reserva que es de ¼ de depósito: aproximadamente 4 litros. Con un solo depósito podemos recorrer más de 300 kilómetros con unas prestaciones muy buenas y una solución de movilidad excelente. No obstante, hay cierta información que no se puede visualizar correctamente en movimiento, como las revoluciones, con unos indicadores muy pequeños. Quizá la pantalla dispone de demasiada información concentrada, pero es muy útil tener el RDC (Control de presión de neumáticos) entre otros.

Manejarla en parado es difícil para principiantes

Es cierto que el peso puede poner en un aprieto a los más miedosos cuando movemos la moto en parado. Con la pata lateral desplegada, la moto bloquea las ruedas; algo así como si tuviera las dos manetas pulsadas. Quizá sería bueno poder desconectar este sistema ya que con la pata desplegada, la moto no arrancaría igualmente.

Subirla sobre su caballete es tarea avanzada ya que en mi primer intento la moto casi se me vence y he preferido dejarle a otro la desventura de verla tumbada sobre asfalto. No la usaría jamás salvo excepciones o con ayuda.

El asiento dispone de un sistema hidráulico para no tener que soportar el asiento en una mano cuando está abierto el cofre. Además, el baúl tiene luz que se agradece mucho. Y sí. Caben dos cascos integrales. Es hora de bajarse, accionar la alarma y despedirnos hasta la siguiente #SegundaMoto.

A favor

- Manejabilidad y dinámica

- Estética y empuje de motor

- Estabilidad en marcha

A mejorar

- Cúpula

- Altura de asiento estándar

- Muchos plásticos en zonas de uso frecuente como guanteras

La ficha técnica de la moto se puede encontrar en este enlace.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto