¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Sergio Marchionne al mando de Fiat compra Bertone

    1

    Finalmente el gobierno italiano ha autorizado la adquisición de la planta industrial del carrocero Bertone situada en Turín, mientras que el estudio de diseño sigue en manos de los herederos.

    En su cruzada en reconstruir el imperio romano a través de la industria del motor, el CEO de Fiat, Sergio Marchionne anexó a una agónica Chrysler a sus pertenencias, para levantarla de entre los muertos y así enseñar a los bárbaros americanos que un coche de verdad es el Fiat 500 y no esos GTO grandes, ruidosos contaminantes, ya reliquias de siglos pasados.

    Luego, siempre al mando de Fiat intentó hacerse con Opel, la hija huérfana de padre que quedaba sola en Europa después que su dueño General Motors sucumbiera a los ataques asiáticos que conquistaron sus territorios con sus menores consumos, diseños compactos y gran calidad.

    Frustrado este intento de adopción de Opel, que a la sazón sigue huérfana y rodeada de pretendientes orientales que atemorizan y no convencen a los alemanes, intentó hacerse con la doncella sueca Saab, una de las dos huérfanas nórdicas, junto a su hermana Volvo. La primera con más suerte que la segunda, ya que fue acogida por un compatriota constructor de súper coches, mientras que Volvo espera encerrada en sus dependencias a ser entregada a los perdedores de Opel, cual premio de consolación.

    Y nuestro emperador Marchionne I, al haber fallado en su intento de dar una buen a vida a estas hermanas y ansioso de expandir su territorio y sumar pura sangre a sus establos acaba de adquirir Carrozerria Bertone, un exclusivo reducto, que más que fabrica de coches, recuerda al estudio de un Leonardo Da Vinci del motor, que de cuyas manos salieron piezas únicas como los Lamborghini Miura o los populares Volkswagen Golf.

    Pero ojo, la noticia tiene letra pequeña, lo que Fiat ha comprado no es el estudio de diseño de Bertone, sino que ha adquirido, gracias a la autorización del gobierno italiano, la planta industrial de los míticos carroceros, mientras que el estudio permanecerá en manos de la familia.

    Ahora la pregunta es: ¿para qué querría Marchionne comprar la planta de Bertone de Turín? Ese es el enigma. Algunos como el Wall Street Journal dicen que para construir modelos Chrysler destinados a Europa. Y que ya no se encargaría Magna Steyr en sus plantas de Austria. Esto será en venganza por haberle quitado Opel de las manos??? ... Mientras que otras especulaciones dicen que se utilizaría la planta para construir coches exclusivos. En todo caso mucho mejor futuro que el que se le auguraba en manos de fabricantes orientales desconocidos

    Quien sabe, ojala en honor a unos Señores, así con mayúsculas de la historia del motor como los Bertone se les honre y que SergioMarchionne sepa entender la historia y trascendencia de lo que está adquiriendo: un trozo de la historia del motor y, más que una planta industrial, un santuario del motor donde nacieron y cobraron vida las ideas geniales de un grupo de hombres que como muchos de nosotros vibran con el rugido de los motores, se embriagan de velocidad y se emocionan con las curvas hermosas... de cualquier modelo que lo merezca.

    Sergio Marchionne al mando de Fiat compra Bertone
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto