¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Magnífico ejemplar del rarísimo Shelby GT350 ‘68 con compresor Paxton a la venta

    15

    Un concesionario de Iowa ha puesto a la venta un ejemplar en perfecto estado del Shelby GT350 Convertible de 1968 dotado del compresor Paxton opcional, una configuración muy rara del deportivo estadounidense de la que existen muy pocos ejemplares en el mercado.

    A finales de la década de los sesenta cualquier cliente que estuviera interesado en un Shelby o Mustang convencional equipado con el motor V8 289 o superior podía solicitar que su ejemplar montará un compresor opcional. Esta no era una transformación aftermarket, pues era una opción más que se encontraban los clientes en el concesionario, aunque era bastante cara y solo era montada bajo pedido expreso de un cliente.

    Por lo que todos aquellos que pensaran que los Ford Mustang y Shelby GT350 que estuvieran equipados con el mítico bloque V8 289 (4.74 litros) no eran suficientemente radicales, podrían solicitar en el mismo concesionario la instalación de un compresor Paxton que elevaba aún más el rendimiento del vehículo.

    Se encuentra en perfecto estado a pesar de su elevado kilometraje.

    El Shelby GT350 original nunca fue un modelo fabricado en grandes cantidades, por lo que aquellos que montaban esta peculiar configuración mecánica son ejemplares bastante raros. Sobre todo como el que nos ocupa, en el que nos encontramos una unidad en perfecto estado que además cuenta con la carrocería Convertible.

    Este ejemplar se encuentra actualmente a la venta en el especialista Duffy’s Classic Cars de Cedar Rapids, Iowa, y aunque es evidente que ha sido restaurado en algún momento de su vida, cuenta con todos los elementos y su configuración original, salvo la configuración cromática. Pues aunque luce un color original del modelo, el atractivo rojo Candy Apple Red, esta unidad nació originalmente con la carrocería en color blanco Wimbledon White. La capota sigue manteniendo su color blanco original.

    Este Shelby GT350 ‘Paxton’ Convertible de 1968 cuenta con su carrocería, interior, mecánica y transmisión originales y se encuentra en un estado de forma magnífico, a pesar de contar con un kilometraje muy elevado, 96.485 millas o 155.278 kilómetros. Dispone de menos interesante bloque V8 302 (5.0 litros), que contaba con más cilindrada pero menos elementos de competición que el V8 289, por lo que en lugar de 310 CV (306 hp) entregaba en su versión estándar 253 CV (250 hp), a los que debemos sumar un mínimo de 33 CV gracias al añadido del compresor.

    A partir de 1968 Ford se hizo con el control de Shelby e implementó interiores más lujosos.

    La configuración mecánica de este ejemplar se completa con la transmisión automática opcional y un eje trasero con desarrollos más cortos. Por lo que hablamos de una configuración muy poco usual ese año. En 1968 fueron fabricados 1.457 Shelby GT350, de los cuales solo 404 contaron con la carrocería Convertible y de estos solo 190 con la opción de transmisión automática de 3 velocidades que luce este ejemplar. No sabemos cuántos de esos 190 fueron solicitados con el compresor Paxton original, pero teniendo en cuenta que era una opción muy rara y cara (670 $ de la época) podemos suponer que fueron muy pocos ejemplares, de los que habrán sobrevivido hasta ahora muchos menos. El concesionario es plenamente consciente de la rareza de este ejemplar y ha fijado un precio de 139.950 $.

    Magnífico ejemplar del rarísimo Shelby GT350 ‘68 con compresor Paxton a la venta