¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

La producción del Skoda Superb en República Checa, pendiente de un hilo

Skoda Superb en la factoría de Kvasin

Se las veían felices en Skoda cuando hace pocos meses conocían de las intenciones de Volkswagen de fabricar el Passat en las instalaciones de la marca checa en su propio territorio, lo que suponía más carga de trabajo para los trabajadores. Pero ahora Volkswagen considera que el modelo insignia de Skoda puede trasladarse a Turquía.

Parecía que la relación entre Volkswagen y Skoda se había suavizado después de que loe germanos confirmaran la producción del futuro Passat en la sede de la marca checa, pero ahora las aguas se salen del cauce una vez más, y agitadas si cabe. Y es que a los germanos se les ha ocurrido la idea de que el futuro Superb se fabrique fuera de sus instalaciones.

La insignia de la marca checa se fabrica en la planta de Kvasiny, donde también se han efectuado una serie de inversiones para adaptar la factoría al reciente lavado de cara del Superb. Ahora, unos informes apuntan que Volkswagen prefiere que este modelo se traslade a otra factoría multi-modelo.

La futura nueva generación del Volkswagen Passat se trasladará a instalaciones de Skoda

No solo porque supondría perder un modelo propio, ni tampoco por la importante carga de trabajo que garantizan el empleo de toda la plantilla para los próximos años, sino porque, estiman los responsables, perdería el sello de calidad del "Made in Czech". Y eso preocupa mucho.

Suenan con fuerza las plantas de Turquía y Bulgaria, a lo que se suma también que la decisión de producir la berlina y el familiar del segmento D de los alemanes no es firme, por lo todavía no es una preocupación para los checos que, incluso sopesan que se acerque más la producción y se lleve a cabo en Eslovaquia.

Se supone que, a día de hoy, no hay nada decidido pero desde la fuente apuntan que todo gira en torno al proyecto BETA, que afecta directamente a los relevos de los Superb y Passat y, en nueva instancia, también al Arteon, uno más que entra en la carrera buscando línea de producción.

Las palabras del presidente de la junta directiva, Jaroslav Povšík, no dejan mucho a la duda, al apuntar que "Está claro que ŠKODA está amenazada principalmente de envidia".El máximos responsable apunta a este mes para conocer la decisión final de la marca matriz que resuelva la sede de producción de los tres modelos, lo que permitirá a Skoda continuar con el éxito del pasado mes de marzo, que fabricó tres millones de unidades en Kvasin.

Fuente: Kovo

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto