¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Stellantis quiere traer a Europa furgonetas desde Rusia para cubrir la demanda, ¿podrá hacerlo?

    Stellantis quiere traer a Europa furgonetas desde Rusia para cubrir la demanda, ¿podrá hacerlo?
    Fábrica de Kaluga (Rusia)Stellantis
    Javier Costas
    Javier Costas5 min. lectura

    En un momento muy delicado de relaciones entre la Unión Europea, Estados Unidos y Rusia, el gigante automovilístico Stellantis sigue centrado en los negocios. Dada la incapacidad de las fábricas europeas para asumir la demanda de furgonetas, la factoría de Kaluga puede echar un cable.

    Actualmente Stellantis produce en el Viejo Continente sus furgonetas «mellizas» de tamaño medio en dos fábricas. Por un lado está Luton (Reino Unido), por otro está Valenciennes (Francia), donde antaño se fundó la sociedad Sevel Nord entre Fiat y PSA.

    Entre las dos se fabrican Citroën Jumpy/Dispatch, Peugeot Expert, Opel/Vauxhall Vivaro y Toyota Proace, y sus respectivas versiones de pasajeros. Estas furgonetas están disponibles con motorizaciones diésel, eléctricas y de pila de combustible de hidrógeno. Estas últimas se transforman en Alemania, en la fábrica de Rüsselsheim, para integrar los componentes para funcionar con hidrógeno.

    Estas dos fábricas no dan abasto para satisfacer la demanda de las furgonetas con la plataforma eK0

    Pero si tenemos también en cuenta a la fábrica de Kaluga (Rusia), a una distancia de 180 km de Moscú, hay más capacidad de producción. Las furgonetas Jumpy y Expert se fabrican allí desde el primer trimestre de 2018, es decir, hace cuatro años. En su momento se anunció un 50% de componentes de proveedores rusos, el resto se importa.

    Fábrica de Stellantis en Kaluga (Rusia)

    Stellantis ha anunciado que a partir de febrero habrá exportaciones desde la fábrica de Kaluga hasta el mercado europeo, y solo se podrían diferenciar de las furgonetas de Luton o Valenciennes mirando el número de bastidor. La fábrica rusa tiene una capacidad anual de 125.000 unidades.

    ¿Y qué pasa con la nueva Fiat Scudo? Que todavía no se está fabricando. A finales de 2022 la planta rusa comenzará a fabricar la versión Fiat de la furgoneta, así como motores diésel y cajas de cambio manuales. Kaluga también acogerá la producción de furgonetas pequeñas (Berlingo, Partner, Combo...) al igual que Ellesmere Port en el Reino Unido, aparte de Vigo en España.

    En su momento el mercado ruso fue muy prometedor, especialmente en la década pasada, pero hubo varios problemas que estancaron su crecimiento. Kaluga, abierta inicialmente por Mitsubishi y PSA en 2017, ha duplicado en 2021 la producción del año pasado.

    Fábrica de Stellantis en Luton (Reino Unido)

    Un plan en peligro

    Como podemos ver en los telediarios, redes sociales, prensa... Rusia y Ucrania están con el ambiente muy caldeado. A ambos lados de la frontera se están preparando miles de hombres, blindados y equipamiento militar. Suenan tambores de guerra.

    Mientras tanto, la diplomacia trata de evitar un conflicto bélico en el patio trasero del continente por las regiones rusoparlantes de Ucrania. Tanto la Unión Europea como Estados Unidos están contemplando aplicar sanciones sobre Rusia en el caso de que se viole la frontera ucraniana.

    Eso puede implicar dos problemas para Stellantis. Uno de ellos es que las fábricas de automoción rusas tengan un embargo de materias primas, componentes o bienes terminados. Basta con que haya problemas a nivel de componentes para que su actividad se vea perjudicada. Por otro lado, si hay penalizaciones a la exportación, el plan del fabricante se va al garete.

    Fábrica de Stellantis en Valenciennes (Francia)

    La asociación de fabricantes europeos, ACEA, todavía no ha revelado los datos de matriculaciones de vehículos comerciales de diciembre -y 2021 entero-, pero tenemos datos hasta noviembre. El mercado creció en los 11 primeros meses del año un 10,8% respecto a 2020, 1,4 millones de unidades. Aquí no cuentan las versiones de pasajeros de estas furgonetas, solo versiones industriales.

    Mientras el mercado de turismos tuvo un mal año, no fue así el de las furgonetas. En casi todo 2021 el mercado italiano creció un 17,1% y el francés un 9,7%, mientras que Alemania y España permanecieron casi planos, +0,4% y -0,4%, respectivamente. El auge del comercio electrónico tras la pandemia está detrás del aumento de la demanda de comerciales ligeros.

    En el lamentable caso de que haya hostilidades en suelo ucraniano el fabricante italoamericano tendrá que buscar un plan B. Antes de ser Stellantis, PSA ya tuvo algunos problemas relanzando su actividad en mercados como el iraní, debido también a sanciones internacionales. En 2018 tuvo que interrumpir sus planes en otro mercado emergente con visos de mejorar.