¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    SuperCharge 2022: SUV eléctricos de 680 CV para competir en tu ciudad

    SuperCharge 2022: SUV eléctricos de 680 CV para competir en tu ciudad
    SuperCharge recoge el guante de Extreme E y lleva los SUV eléctricos a competir en las ciudades.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    SuperCharge une el concepto de competición urbana de la Fórmula E con el uso de SUV eléctricos, aunque no off road, de Extreme E.

    El antecedente de la Jaguar I-Pace eTrophy deja claro que el camino hacia el éxito no será fácil para esta nueva cataegoría.

    La movilidad eléctrica cada vez tiene un sitio más notable en el mundo del motorsport. Con la Fórmula E como máximo exponente y Extreme E como concepto exótico, el nacimiento de una nueva serie basada en la tecnología eléctrica no puede coger a nadie por sorpresa. Su nombre es SuperCharge y su apuesta unir los conceptos de competencia urbana de la Fórmula E y de la utilización de vehículos SUV eléctricos de Extreme E. El resultado es una competencia en la que los protagonistas serán crossovers compactos eléctricos de 680 CV y que tendrá lugar en parques o zonas industriales dentro o cerca de grandes ciudades.

    Detrás de SuperCharge hay dos nombres con una dilatada historia dentro del motorsport como son Rob Armstrong y Max Welti. Una pareja de notable experiencia que ha apostado por una competencia que pretende tener ocho eventos -tres en Europa, dos en Asia, uno en Estados Unidos y uno en Oriente Medio- en su primera temporada, en el año 2022, siendo todos ellos en parques o áreas industriales cercanas a las ciudades. Cada prueba tendrá 15 carreras en una pista de superficie mixta de un kilómetro, que contará con un salto, una vuelta comodín -'Superloop'- y un obstáculo de agua. Los eventos seguirán un formato tipo rallycross con eliminatorias, semifinal y final.

    La idea es contar con ocho equipos de dos coches, todos construidos sobre la base de un chasis tubular estándar construido por el fabricante alemán Holzer. El SC01 contará con una batería de 40 kWh que alimenta los dos motores eléctricos para genera una potencia final de 500 kW (680 CV). Los equipos tendrán la oportunidad de desarrollar su propia batería para el campeonato y adaptar la silueta de la carrocería al modelo de producción que mejor se ajuste a su estrategia comercial. Las ayudas a la conducción estarán prohibidas para unos SUV eléctricos que tendrán una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos.

    Fotos: SuperCharge