¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Nacen las dudas en torno a los plazos del proyecto LMH de Glickenhaus

    Nacen las dudas en torno a los plazos del proyecto LMH de Glickenhaus
    Glickenhaus todavía está en una fase inicial de la construcción de su prototipo LMH.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    Scuderia Cameron Glickenhaus ha publicado las fotos de la recepción del chasis que servirá de base para su prototipo LMH.

    A tenor de la evolución del proyecto, parece difícil que Glickenhaus pueda estar en el inicio de la temporada 2021 en Sebring.

    La cuenta atrás para el debut de los prototipos hypercar (LMH) en la temporada 2021 del WEC ha comenzado. Con el cierre del año 2020, el nuevo concepto de prototipos está más cerca de ser protagonista de la categoría reina del Mundial, primero en convivencia con los LMP1 para luego competir contra los prototipos LMDh. Sin embargo, el ritmo de evolución de los distintos proyectos LMH confirmados es muy dispar y mientras que Toyota Gazoo Racing ha realizado ya dos test con su nuevo hypercar, el equipo ByKolles no ha dado ningún tipo de señal y Glickenhaus acumula importantes retrasos.

    De hecho, Scuderia Cameron Glickenhaus acaba de recibir el chasis que servirá de base para su prototipo hypercar, lo que despierta muchas dudas sobre los plazos del proyecto de la firma americana. Si la entrega del chasis se ha producido el 30 de diciembre, fecha con la que se han publicado las fotos y vídeos del momento, la estructura apenas cuenta con un periodo de tres meses para ensamblar el motor, chasis y todos los componentes del vehículo para luego iniciar los test en pista. Plazo que se antoja insuficiente, más si cabe cuando la previsión inicial era arrancar las pruebas en circuito a principios de enero.

    Aunque Glickenhaus consiga ensamblar el prototipo en un espacio pequeño de tiempo y la firma pueda hacer un shakedown cerca de sus instalaciones en la primera quincena de enero, la evolución del proyecto está lejos de la que puede acreditar Toyota Gazoo Racing. De hecho, la estructura nipona ya tiene su LMH ensamblado y ha podido completar dos test de tres días cada uno en Paul Ricard y en Portimao. Si bien en el test celebrado en la pista situada en el Algarve no hubo pruebas de larga duración y se evitó la conducción nocturna, Toyota está varios pasos por delante de Glickenhaus.

    Fotos: Scuderia Cameron Glickenhaus