Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Detienen a 32 personas por el célebre proyecto del autobús elevado chino

Las autoridades chinas han arrestado a un total de 32 personas relacionadas con la compañia de inversiones que respaldaba financieramente el proyecto del TEB, el autobús elevado eléctrico que se presentó el verano pasado como una gran alternativa para la movilidad en las grandes ciudades.

El prototipo del TEB.

A finales de otoño del pasado año os comentábamos el extraño desarrollo que estaba teniendo el espectacular proyecto del Transit Elevated Bus o TEB, señalando además que algunos medios en China lo calificaban ya de elaborada estafa, y que no solo presentaba numerosos problemas e incógnitas a nivel técnico que tenían difícil solución (por no decir imposible) sino que el proyecto parecía haber sido diseñado con un solo propósito, levantar mucha expectación para atraer inversores.

Poco más de medio año después, según medios chinos, las autoridades de ese país han arrestado a un total de 32 personas relacionadas con la firma de inversiones que respaldaba el proyecto, y aunque por el momento parece que no ha habido detenciones en la propia compañía que lo presentaba, muchos dan por acabado el extraño proyecto. Aunque un portavoz del proyecto (aún no identificado) aseguraba a los medios que esta no tenía relación con las detenciones, afirmando además que ellos son simplemente una empresa tecnológica privada y que no están relacionados con el posible fraude de la compañía de inversiones.

Este mismo portavoz declaraba que a pesar de toda la polémica que ha surgido alrededor del proyecto en los últimos meses, tienen firmados acuerdos con varias ciudades chinas, e incluso algunas fuera de su país, para programas piloto con el TEB-1.

El prototipo estuvo cerca de un año abandonado.

El único prototipo funcional del TEB-1 fue precisamente desmontado el mes pasado, tras permanecer cerca de un año abandonado en la misma pista de pruebas de la ciudad de Qinhuangdao. Esta pista de pruebas improvisada fue el resultado de cortar una calle al completo, que ha estado cerrada al tránsito desde el verano de 2016, mientras el prototipo permanecía en estado de abandono en un improvisado hangar, sin que nadie le prestara cuidados o atención.

Desde los inicios del proyecto, que se remonta realmente al año 2010, ha estado plagado de dudas e incertidumbres. En aquel primer momento, las autoridades chinas no lo autorizaron porque la tecnología se encontraba aún sin desarrollar, por lo que todas las presentaciones del proyecto se realizaron con modelos a escala.

Los primeros escándalos del proyecto procedían de los centros de investigación que la compañía presentaba como entidades colaboradoras, aunque realmente no lo eran, como fue el caso del Instituto de ingeniería de la Universidad Jiao Tong de Shanghai, que rápidamente confirmó que no tenía nada que ver con el proyecto, aunque sí era cierto que algunos de sus miembros habían participado pero solo de manera particular.

No fue hasta verano de 2016 que se produjo la célebre prueba en la ciudad de Qinhuangdao, a 300 kilómetros de Beijing, tras la cual, se abandonó tanto el prototipo como la propia pista de pruebas. Esto fue lo primero que llamó la atención de los medios locales, ya que la ciudad ha tenido que prescindir de un buen tramo de una de las calles de la ciudad, precisamente en la zona más cercana a la costa.

Entre los problemas más acuciantes y de más difícil respuesta encontrábamos la falta de explicaciones de la empresa ante la capacidad del TEB de tomar curvas, o rotondas, a la misma vez que no permitía que pasaran bajo el vehículos de poco más de 2.1 metros. Cuando en el tráfico rodado de cualquier ciudad encontramos vehículos que superan ampliamente esas cifras.

Por otra parte, el funcionamiento del TEB, al menos en el caso del único prototipo probado, requería la instalación de raíles por lo que no era realmente un autobús, sino un tren. Por lo que de aplicarlo en una ciudad real no solo habría que fabricar la infraestructura necesaria para las estaciones elevadas para los usuarios, además tendrían que instalar los raíles necesarios como en cualquier tranvía.

Fuente: Carscoops

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto