¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El Tesla Model S ya puede aparcar por sí mismo, y salir a recogernos

    La última actualización del Tesla Model S permite al coche aparcar de forma autónoma en cualquier estacionamiento privado, así como salir de él bajo petición. Por otra parte, el sistema de conducción semiautónoma (Autopilot) ha sido modificado para mayor seguridad.

    Tesla ha liberado la versión 7.1 del software del Model S, que se aprovecha al máximo con los modelos fabricados a partir de octubre de 2014. A partir de esa fecha, el coche dispone de los componentes (hardware) necesarios para orientarse, como cámaras y sensores en los paragolpes.

    La principal novedad es la posibilidad de aparcamiento totalmente automático en un garaje particular o plaza de aparcamiento, sin necesidad de humanos a bordo, y sin tener que guiar al coche en el proceso. El BMW Serie 7, de un segmento más alto, no puede funcionar por sí mismo, necesita al conductor para aparcar.

    Funciona en batería y en línea

    En el caso de contar con una puerta de garaje con un sistema remoto, el coche es capaz de conectar con el sistema y solicitar la apertura de la puerta, y pedir su cierre una vez haya terminado la maniobra. Al ir el coche vacío, puede meterse el coche lugares mucho más estrechos.

    En este vídeo podemos ver cómo funciona el sistema, solo que es a la inversa. El sistema también permite que el coche se retire de su espacio de aparcamiento y salga al exterior. La distancia a la que debe detenerse desde el punto de partida es configurable.

    Esta función se denomina "Summon", que en inglés se puede traducir como "citación" en lenguaje jurídico, pero a los efectos es como "quedar con el coche".

    En esta primera fase, el coche sale a nuestro encuentro en una vivienda, pero la idea es que en el futuro podamos concertar una cita con el coche para que nos recoja "en cualquier punto del país" (sic) siempre y cuando se lo permita su autonomía, claro. Si eso no fuese posible, ¡se recargaría por su cuenta en el trayecto! Para eso harán falta puntos de recarga robotizados.

    Para establecer la cita, basta que el conductor haga uso de un calendario electrónico al que el coche tiene acceso. De momento, el fabricante anima a los propietarios a hacer pruebas con el sistema dentro de sus propiedades, ya que aún no es capaz de circular sin personas -legalmente- por vías públicas. Puede parecer ciencia ficción, pero es prácticamente una realidad.

    La actualización también mejora el sistema de piloto automático, que es de conducción semiautónoma. El análisis de las imágenes se ha mejorado, por lo que el coche es capaz de determinar el tipo de vehículo que tiene cerca, y analiza mejor las marcas viales que se va encontrando. Además, no permite superar el límite de velocidad en más de 5 millas/hora.

    Tesla sigue mejorando el software de sus coches, que los dueños reciben a través de actualizaciones a través de Internet, por lo que el coche siempre está actualizado. De aquí a dos años, Tesla promete conducción 100% autónoma en 2018, probablemente con mínimos cambios a los sensores que ya tienen los coches.

    Este fabricante sigue a la vanguardia de la industria en muchos sentidos, reduciendo la obsolescencia de sus coches al mínimo, y permitiendo mejoras retroactivas de los coches (aunque no es gratis). El futuro está un poco más cerca para los afortunados propietarios de los Model S.

    Fuente: Tesla Motors

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto