¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Toyota FCV Plus, el vehículo que comparte energía con la comunidad

Toyota ve a los vehículos de hidrógeno como una parte fundamental para las ciudades del futuro. Este prototipo tiene la peculiaridad de poder generar y compartir su energía para suministrar electricidad a otros vehículos o a un hogar mientras está estacionado.

El Toyota FCV Plus es capaz de generar y compartir su energía

El Toyota FCV Plus es la nueva apuesta por un futuro cuya movilidad urbana se basa en la tecnología de pila de hidrógeno. Tras lanzar al mercado al Toyota Mirai, el primer vehículo fabricado en serie propulsado por hidrógeno, el fabricante prosigue con la investigación de esta energía alternativa ofreciendo nuevas soluciones sin contaminación.

El prototipo de Toyota posee un diseño muy vanguardista que es además puramente funcional. De cuerpo compacto (3,8 metros de largo), resulta idóneo para su uso en ciudad. Pero que no nos engañen las medidas exteriores puesto que su plataforma posee una distancia entres ejes de tres metros, lo que le otorga un espacio interior digno de una gran berlina del segmento F.

Se debe a que apenas posee voladizos ya que las ruedas se encuentran en las esquinas de la carrocería, las traseras casi ocultas. El sistema motriz ha sido dividido entre la pila de combustible en el eje delantero y el depósito de hidrógeno en el eje trasero. Cada rueda posee un pequeño motor eléctrico suficiente para mover con soltura al vehículo ocupando muy poco espacio.

Este vehículo de hidrógeno formará parte de la ciudad sirviendo de generador de energía para la comunidad

Sus cuatro ocupantes disfrutarán de la ciudad gracias a la gran superficie acristalada que da mayor sensación de libertad. Desaparece por completo la instrumentación del salpicadero, en su lugar encontraremos toda la información proyectada sobre el parabrisas a modo de Head Up Display. El asiento del acompañante se pliega fácilmente para permitir el acceso a las plazas posteriores.

Además de su insólito espacio interior, la otra característica fundamental de este prototipo es la capacidad de generar energía y compartirla mientras está estacionado. Mediante el traspaso de electricidad por inducción electromagnética puede recargar las baterías de otros vehículos eléctricos, así como alimentar de energía un hogar. Un número suficiente de vehículos podrían hacer funcionar un edificio completo.

Toyota habla de un vehículo que se integra con la propia ciudad, siendo una parte útil para esta incluso cuando no está siendo usado para su principal propósito: transportar personas. En el futuro los vehículos no solo generarán su propia energía sino que podrán compartirla con todos.

A pesar de su tamaño compacto posee un habitáculo tan espacioso como el de una berlina

Fuente: Toyota

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto