¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Toyota Gazoo Racing asume que los LMDh se van a retrasar hasta 2023

    Toyota está resignada a no tener competencia de otras marcas hasta 2023 a tenor de la situación actual.

    Toyota asume que la normativa LMDh no entrará en vigor en IMSA hasta 2023, lo que reducirá la competencia en el WEC.

    FIA y ACO no se resignan a que los LMDh compitan en 2022 en el WEC, pero los plazos de los fabricantes son los que deciden.

    La crisis económica derivada de la pandemia de COVID-19 ha generado un escenario de gran incertidumbre para los fabricantes. Esta situación ha llevado a los principales campeonatos del mundo a retrasar la introducción de sus nuevas normativas, situación que se puede repetir en el IMSA. De hecho, cada vez son más las voces que asegurar que la normativa LMDh no entrará en vigor en el IMSA hasta 2023, por lo que la convergencia de estos prototipos y los Le Mans Hypercar (LMH) en el WEC también se retrasaría por consiguiente, incluso si FIA y ACO deciden dar vía libre a su participación en el Mundial en 2022.

    En este aspecto, Toyota Gazoo Racing asume que no tendrá competencia de otro fabricante en la categoría reina del WEC el próximo año y muy probablemente en 2022, ya que las marcas se adaptarán a los plazos marcados por IMSA y dilatarían el estreno de sus LMDh hasta 2023. De esta forma, Toyota sólo tendría la oposición directa de Glickenhaus y ByKolles en el WEC, las únicas estructuras que se han comprometido con la normativa LMH del Mundial a la espera de qué sucede con los LMDh y el más que posible retraso de su llegada a los circuitos hasta 2023.

    Rob Leupen, director del equipo Toyota Gazoo Racing del WEC, ha asegurado que serán los propios fabricantes los que marquen los plazos de los LMDh: «Es una parte muy importante de la regulación, pero sigue retrasándose. Empezamos a hablar en 2018 y estamos en 2020. Vamos a correr en 2021 solos y los LMDh llegarán en 2022 o 2023. Parece que la decisión final está orientada a su retraso hasta 2023. Veremos qué sucede cuando IMSA, FIA y ACO hagan su anuncio final. Desde nuestro punto de vista hubiera sido bueno dar la bienvenida a las marcas que quieran tener un LMDh en 2022, es más competencia, pero existe este potencial retraso».

    Fuente: Sportscar365 / Fotos: Toyota Gazoo Racing