¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Toyota GR010 Hybrid asoma la 'patita' en el cierre del Prólogo

    Los Toyota GR010 Hybrid han mostado una mejor cara, pero los LMP2 siguen siendo superiores.

    El Toyota #8 de Sébastien Buemi ha terminado con el mejor tiempo de la última sesión del Prólogo del WEC en Spa.

    Pese a todo, Nyck de Vries ha marcado el mejor tiempo del test con uno de los dos LMP2 del equipo G-Drive Racing.

    El Prólogo del WEC ha cerrado sus puertas con una jornada en la que los LMP2 han vuelto a ser los prototipos más rápidos, aunque Sébastien Buemi y el Toyota #8 han terminado al frente de la sesión verspertina. Con todo, las voces que piden un mayor control del rendimiento de los LMP2 son cada vez más fuertes. Por su parte, el dominio en GTE ha sido para Porsche, si bien no todo han sido buenas noticias para los clientes de la marca. De hecho, Project 1 ha retirado el Porsche #46 de las 6 Horas de Spa tras el fuerte accidente que tuvo ayer Anders Buchard en la sesión vespertina.

    La sesión matinal del segundo día de test trascurría bajo el guión de la primera jornada, con los LMP2 al frente. De hecho, Nyck de Vries firmaba el mejor tiempo de todo el test con el Aurus #26 de G-Drive Racing tras parar el crono en 2:04.168, mejorando así en seis décimas el registro de Filipe Alburquerque del lunes. En segunda posición terminaba precisamente el Oreca #22 de United Autosports con vuelta rápida del portugués. Por su parte, el Oreca #38 finalizaba tercero, mientras que el Toyota #7 con José María Pechito López a sus mandos acababa con el cuarto mejor registro de la mañana.

    El Toyota GR010 Hybrid asoma la 'patita' en el cierre del Prólogo
    Nyck de Vries ha firmado un tiempo de 2:04.168 para ser el piloto más rápido del Prólogo con el Aurus #26.

    Ya por la tarde, el Toyota #8 con Sébastien Buemi al volante terminaba al frente de la tabla de tiempos, aunque sin igualar los mejores cronos de los LMP2. De hecho, el 2:04.669 del suizo se quedaba a medio segundo del mejor crono, por mucho que le sirviera para superar por dos décimas al Oreca #22 y por casi siete al Alpine #36. Con todo, el papel de los hypercar en la última sesión ha sido bastante más aceptable, quizá destapando el tarro de las esencias que todavía muchos piensan que está por aparecer, aunque desde Toyota pidan un reajuste del potencial de los LMP2 ante los hypercar.

    Si en la matinal el mejor tiempo era para el Porsche #92, en la sesión vespertina el crono de referencia de los GTE era para Richard Lietz con el Porsche #91 tras superar por 69 milésimas al Ferrari #51 de James Calado. Por su parte, el Aston Martin #33 de TF Sport ha marcado la pauta dentro de la categoría LMGTE-Am, algo a tener en cuenta ya que fue uno de los dos coches de la firma británica accidentados en la jornada del lunes. Pese a este percance, Dylan Pereira ha firmado un crono de 2:14.969 que le permite igualarse a los pilotos Pro.

    Fotos: Toyota Gazoo Racing / G-Drive Racing