¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Toyota vuelve a la victoria en el WEC con un doblete en las 8 horas de Bahrein

    Un accidente del Rebellion #1 en la primera curva de la carrera dejó expédita la victoria al Toyota #7 de López, Conway y Kobayashi.

    En LMGTE-Pro, el Ferrari de Miguel Molina tuvo opciones de victoria, pero acabó cediendo con el Aston Martin #95.

    Toyota
    El Toyota #7, durante las 8 hroas de Bahrein.

    Pese al hándicap de más de dos segundos por vuelta que tenían los Toyota frente a sus rivales, los LMP1 no híbridos, un incidente nada más arrancar las 8 horas de Bahrein determinó el resultado final. El número #7 pilotado por José María López (que fue el encargado de llevarlo a meta), Mike Conway y Kamui Kobayashi lideró el doblete de la escuadra nipona, por delante del #8 de Brendon Hartley, Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima.

    Todo se definió en los primeros metros. El Rebellion #1, que salía desde la pole, tuvo un accidente con uno de los Ginetta. Sólo le dio tiempo a dar dos curvas y media, ya que en la tercera se salió de pista. Bruno Senna, que iba al volante, no se lo podía creer.

    A partir de ese momento, en el muro de Toyota dieron una orden muy simple: llevar los coches a meta. En la carrera más larga de lo que va de año, los nipones empezaron a gestionar el déficit de rendimiento que tenían con respecto a sus rivales.

    En la carrera número 60 de la escuadra en el Mundial de Resistencia, 'Pechito' López dio el do de pecho en la carrera, especialmente en un momento crítico gestionando el tráfico en la zona media de la carrera. El temor por la lluvia no se materializó, por lo que los Toyota tuvieron una carrera razonablemente cómoda.

    Zak Brown se estrena en el WEC, Molina roza la victoria en GT

    En la categoría LMP2, el poleman sí pudo transformar el resultado inicial en una victoria. El Oreca #22 de United Autosports pilotado por Paul di Resta, Phil Hanson y Filipe Albuquerque aguantó a la perfección la presión del Oreca #38 de Jota Sport para conseguir su primera victoria en el WEC, algo que hizo estallar de júbilo a Zak Brown y el resto de responsables del equipo, entre los que estaban algunos miembros de McLaren de Fórmula 1. United Autosports se aúpa así a la segunda posición del Mundial, con lo que afrontan la segunda parte del campeonato con mucho optimismo.

    En la categoría LMGTE-Pro, el Ferrari #71 en el que compite el español Miguel Molina estuvo cerca de conseguir la victoria. De hecho, llegó a liderar la carrera durante unos instantes, hasta que el empuje del Aston Martin #95 de Nicki Thim y Marco Sorensen fue imposible de sostener, cuando apenas restaban 40 minutos para el final. El español y Davide Rigon se tuvieron que conformar con el segundo puesto.

    Buena parte de culpa de este resultado la tuvo el descalabro de los Porsche dentro de la categoría LMGTE-Pro, pese a que durante disintas fases del fin de semana parecían tener la competitividad suficiente.

    En la siempre divertida y apretada categoría LMGTE-Am, la victoria sí fue para Porsche, en este caso para el #57 del equipo alemán Project 1 que pilotan Jeroen Bleekemolen, Ben Keating y Larry ten Voorde.

    Fotos: Toyota Gazoo Racing