Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Parlamento Europeo aprueba dos nuevos asistentes de seguridad obligatorios en 2022

El Parlamento Europeo continúa con la extensión obligatoria de asistentes a la conducción. A partir de 2022, todos los nuevos modelos deberán equipar dos sistemas, el de frenado de emergencia y el de advertencia de exceso de velocidad, una medida que afecta a turismos, comerciales y vehículos pesados como autobuses y camiones.

El sistema de frenada de emergencia será obligatorio a partir de 2022

El Parlamento Europeo continúa con su ofensiva de extender los diferentes asistentes a la conducción a todos los tipos de vehículos, sean turismos convencionales, comerciales ligeros y pesados, autocares y camiones, con el objetivo de ir reduciendo cada vez más la larga lista de fallecidos en las carreteras del Viejo Continente.

La última medida aprobada por Europa afecta a todos los vehículos mencionados y será obligatoria para todos los modelos nuevos desde mayo de 2022; el resto de vehículos deberán ser adaptados, aunque para ellos el plazo de entrada en vigor se pospone hasta mayo de 2024, con lo que los fabricantes incluirán en el equipamiento de serie el asistente de frenado de emergencia y el de advertencia de exceso de velocidad.

Con la nueva medida, que se ha comprobado su utilidad, se pretende que contribuya a reducir en un 20 por ciento el número de víctimas mortales en las carreteras, a pesar de que las europeas son consideradas como de las más seguras del mundo. La comisión Europea del Transporte apunta que, el pasado año 2018, los accidentes de tráfico en Europa se cobraron 25.100 vidas.

El nuevo Ford Focus cuenta con el Limitador activo de velocidad de serie

Los diputados de la Unión Europea no se quedan aquí, cuentan con todo un arsenal de tecnología que se votarán para que formen parte del equipamiento estándar en los próximos años como el frenado de emergencia avanzado, el detector de distracciones e intoxicaciones del conductor -ya anunciado que Volvo lo incluirá de serie en todos sus modelos- el sistema de emergencia de mantenimiento de carril, la detección de tráfico cruzado, la señal de frenado de emergencia o una caja negra de registro de datos en accidentes.

Y uno de los que más "polémica" suscita es una evolución más avanzada de la advertencia por exceso de velocidad: el Control de Velocidad Inteligente (ISA). Este sistema utiliza la cámara frontal de reconocimiento de señales y los sensores delanteros para, junto con el sistema de navegación, limitar la velocidad del vehículo en tramos que lo requieran.

Una solución que funcionará automáticamente al activarse el control de crucero adaptativo, y que en sí no limitará la velocidad del vehículo pudiendo los conductores desconectarlo después de que cada arranque del vehículo, ya que el sistema se encenderá automáticamente. Pero si de lo que se trata es de limitar la velocidad para mejorar la seguridad vial, surge la pregunta de cómo lo hará si no se activa.

Algunos miembros del Parlamento apuestan por una vibración en el pedal del acelerador al superar la velocidad máxima permitida a modo de aviso, opción considerada como un peligro, mientras que otros piden una función autónoma, que el vehículo reduzca la velocidad autónomamentesin posibilidad de desconexión, la única solución posible si de lo que se trata es obligar a los conductores a ajustarse a las velocidades de las vías, como hace el nuevo Ford Focus.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto