¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Valentino Rossi, Ferrari, Iron Lynx y el WEC, actores de una nueva era

    Valentino Rossi parece tener bien atado el proyecto que le mantendrá activo tras abandonar MotoGP.

    Valentino Rossi apunta a correr el WEC y las 24 Horas de Le Mans a los mandos de un Ferrari de Iron Lynx.

    El piloto italiano se enfrenta así a un desafío mucho más complejo que los vividos en sus primeras incursiones en resistencia.

    Valentino Rossi abandonará MotoGP al final de la presente temporada. La única realidad por ahora tangible dentro del futuro de 'Il Doctore', aunque por todos es sabido que tiene la firme intención de seguir compitiendo sobre cuatro ruedas. La resistencia como foco, las 24 Horas de Le Mans como punto culmen y un proyecto de garantías eran los objetivos de Rossi a la hora de dar continuidad a su trayectoria deportiva. Y según señalan distintos rumores, Rossi ya tiene atado un programa de primer nivel en la clase LMGTE-Am del WEC al volante de un Ferrari 488 GTE Evo.

    A pesar de los cantos de sirena de categorías como el DTM, Valentino Rossi tiene totalmente decidido correr el WEC. Y tiene un proyecto encima de la mesa para hacerlo, según señalan desde Italia. La conjunción de actores pasa por Rossi, el equipo Iron Lynx, Ferrari y la clase LMGTE-Am del WEC. Un proyecto realmente sólido si se tiene en cuenta que Iron Lynx es el equipo de referencia de la marca de Maranello en el GT World Challenge Europe (GT3) y una de las estructuras de peso de Ferrari en el WEC, con dos Ferrari en la categoría LMGTE-Am, uno de ellos con una alineación 100% femenina.

    Por el momento no hay nada oficial, pero todo está listo para llevar a cabo este programa. Un proyecto que permitirá a Valentino Rossi desembarcar en el WEC a sus 43 años, dentro de una categoría LMGTE-Am en la que abundan los 'Gentleman Drivers', pero en la que el nivel cada vez es más alto. Teniendo en cuenta que las incursiones de Rossi en resistencia son reducidas y se limitan casi en exclusiva a las 12 Horas del Golfo, Rossi se enfrentará a un desafío notable y de mayor complejidad que los que ha vivido hasta ahora cuando se ha puesto al volante de un GT3.

    Fotos: 12 Horas del Golfo