¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Los coches R5 no montarán cambio por levas en 2018

    La FIA ha rechazado el cambio en el reglamento técnico que pretendía instaurar los cambios automáticos con levas en los vehículos R5.

    La decisión se tomó en la última reunión de la Comisión WRC de la FIA celebrada en el Rally de Alemania con el objetivo de contener lo gastos.

    Los vehículos R5 son por derecho propio los protagonistas de la segunda categoría del WRC, de los certámenes continentales y de los mejores campeonatos nacionales. El concepto ha sido un gran éxito y como tal se han convertido en una gran fuente de ingresos para los fabricantes y preparadores que han desarrollado su propio R5. Con unos costes de producción un 10% por encima de las primeras previsiones, uno de los objetivos es aplicar la 'tijera' y así reducir la nómina de costes. Una de las primeras medidas tomadas por la FIA ha sido desechar la opción de usar un cambio automático por levas.

    Distintos fabricantes habían entablado conversaciones con la FIA para promover que los vehículos R5 incluyeran una transmisión secuencial semiautomática con activación por sistema de levas en el volante de cara a la temporada 2018. Sin embargo, este cambio propuesto en el reglamento técnico no se llevará a cabo ya que la FIA ha cancelado su aprobación durante la última reunión que celebró la Comisión WRC de la FIA el pasado mes de agosto con motivo del Rally de Alemania. Una primera medida para controlar el techo de gasto de los vehículos R5 y que se verá de alguna forma complementada con otras actuaciones.

    Según filtran miembros de uno de los fabricantes implicados en la clase R5 y que tienen su propio vehículo en la categoría, los costos de producción de un R5 están un 10% por encima de lo que se expresó en el reglamento técnico en su momento. Aunque se ha intentado redactar un nuevo reglamento que permita un tope de gastos un 5% superior al tope inicial, parece que la FIA no quiere dar cancha a los fabricantes que compiten o tienen un proyecto 'carreras-cliente', porque más tecnología implican mayores gastos. Aún así, la categoría vive un momento dulce con el desarrollo de los nuevos Citroën C3 y Volkswagen Polo R5.

    Fotos: Red Bull Content Pool

    Fuente: RallySport Magazine