¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Volkswagen en el CES 2015: Golf R Touch, evolución del Park Assist y la recarga por inducción

    Javier Gómara
    Javier Gómara

    Resulta curioso ver como cada compañía desembarca en el CES de Las Vegas con una idea diferente sobre la tecnología de consumo de un futuro. Mientras que algunas presentan modelos autónomos y soluciones a 30 años vista, otras se centran en mejorar aspectos que veremos en los coches de dentro de un par de años.

    El Golf R Touch ha sido la presentación más llamativa de Volkswagen en el CES 2015

    Volkswagen siempre se ha descartado de la competencia por ser una marca sensata y un tanto conservadora. Esa actitud, o forma de ser, ha quedado muy patente en el CES de Las Vegas de este año. Mientras que otras marcas llegan con modelos estrafalarios y futuristas, Volkswagen lo hace con tecnología que sí veremos en los próximos años. Estas han sido sus principales innovaciones tecnológicas.

    Volkswagen Golf R Touch

    Hace unos años lo analógico era el pan nuestro de cada día. Cada elemento, instrumento o función tenía su botón o rueda correspondiente. El desarrollo de la tecnología táctil ha provocado que poco a poco vayamos viendo una disminución de las botoneras en los coches. La última solución aplicable a esta tecnología es la capacidad de interactuar sin necesidad de tocar las pantallas.

    Esta es la idea que Volkswagen ha presentado en el CES de Las Vegas 2015. Conocedores de que las superficies táctiles son la tecnología más inmediata, han presentado un Golf R Touch que consigue lograr lo que hoy ya tenemos como habitual, pero sin necesidad de usar el tacto. Solo con el movimiento de la mano el sistema es capaz de reconocer las necesidades del conductor y los ocupantes.

    En la actualidad Volkswagen ya ha empleado un pequeño ápice de esta tecnología en las clases más altas del Passat. En él, con solo pasar la mano por delante de la pantalla del salpicadero, se consigue que aparezcan los menús de la consola. El Golf R Touch lleva ese concepto al extremo, ya que aún a pesar de contar con amplias superficies digitales, no será necesario tocarlas para interactuar.

    Las superficies digitales toman el control del interior, desde el salpicadero al cuadro de instrumentos

    La plataforma empleada para incorporar esta tecnología no ha sido otra que el Golf R. Volkswagen ha debido pensar que ya que lo hacemos lo hacemos a lo grande. Y así ha sido. No se nos ocurre otro modelo más juvenil y rompedor que el R para empezar a introducir la tecnología del futuro. Su deportividad y estilo son el envoltorio perfecto, el mejor coche posible para conseguir la conexión tecnología-piloto.

    Evolución del Park Assist

    Seguro que todos conocéis el Park Assist de Volkswagen. Este sistema permite que coche aparque por sí solo, tomando el control de la dirección, mientras que el conductor se encarga de los pedales y el cambio, además de supervisar la maniobra por sí algo sale mal. Esta tecnología ya es tan habitual que la podemos encontrar en otros modelos y marcas.

    Sin embargo el CES 2015 ha servido para que Volkswagen presente una evolución del mismo. Una verdadera mejora de sus capacidades. En realidad se trata de un aparcamiento entrenado. Sí disponemos de una plaza habitual y siempre aparcamos de la misma manera, este sistema promete ahorrarnos tiempo. El coche será capaz de almacenar datos y trayectorias para poder realizar la maniobra por sí mismo.

    El Park Assist presenta una notable evolución, pero por ahora no la veremos llegar a los coches de producción

    No será ni siquiera necesario que el conductor esté a bordo. De forma que cuando lleguemos a nuestro parking habitual, basta con bajarse del coche, que este ya aparcará y se cerrará por sí solo. Lo mismo pasa con la devolución, que mediante nuestro smartphone podremos avisar al coche que ya vamos, y este empezará a desaparcar por sí solo. Por ahora esta solución no la veremos en la realidad, pero tiempo al tiempo.

    Recarga sin cables

    La gama de coches eléctricos de Volkswagen está creciendo exponencialmente en los últimos tiempos. Los e-Golf y e-Up! han sido los primeros modelos de la compañía alemana en optar por la electrificación total. Actualmente el sistema de recargas de baterías siempre estaba ligado a un cable de corriente. Un dispositivo que a veces no resulta lo más cómodo del mundo.

    Por eso los ingenieros de Volkswagen acaban de presentar un sistema de recarga de las baterías mediante inducción. Este sistema es muy parecido al que ya os habíamos contado de BMW y el Grupo Daimler. Una placa situada en el suelo del aparcamiento era capaz de generar un campo electromagnético que sirve para recargar las baterías sin necesidad de cables y con la misma eficacia que ahora.

    Los proyectos presentados por Volkswagen en el CES de Las Vegas no los veremos en un futuro inmediato en sus coches, pero sí que muy probablemente que en un par de años estemos hablando de ellos con total normalidad.

    Los 300 CV del Golf R han sido la mejor plataforma donde presentar las soluciones digitales del futuro