¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Volkswagen y Skoda reinician la producción del Golf y Octavia

    Nuevo Volkswagen Golf 2020Volkswagen

    Volkswagen vuelve a activar la cadena de producción de Wolfsburgo, la sede donde se fabrica la nueva generación del Golf. El compacto abandonó la línea de montaje tras descubrirse un fallo en el software de la llamada de emergencia, que ha sido ya solventado.

    Presentado por todo lo alto con el carácter de estrella que tiene en la marca alemana, y saltan las alarmas hace poco menos de un mes cuando las primeras unidades que llegan a los concesionarios. Se detecta un fallo en la unidad de control de la llamada de emergencia, el módulo responsable de que cuando se produzca un accidente, avise a los servicios de emergencia.

    La producción del Volkswagen Golf 8 se paró en seco como también la hizo la del Skoda Octavia, que detectó el mismo problema. Dos modelos desarrollados sobre la misma plataforma MQB Evo y que comparten todas las redes eléctricas y electrónicas, si bien por ahora no se tiene constancia del mismo fallo en los Audi A3 y nuevo SEAT León.

    La producción del nuevo Skoda Octavia Combi también se paralizó

    La firma alemana ha modificado el software y ya ha reiniciado la fabricación montando la revisada unidad de control, mientras que las unidades ya entregadas deberán pasar por los servicios oficiales a fin de determinar si están afectados o no, y en su caso proceder a la actualización del eCall. Dado que la marca debe de comunicar las incidencias a la Autoridad Federal, se sabe que el número de unidades afectadas en Alemania asciende a 15.000.

    Pero hay 15.000 más que ya han sido entregadas por toda Europa. Fuentes de la asociación alemana de concesionarios de Volkswagen y Audi señalaron al diario alemán «Handelsblatt» que el número de errores en el nuevo Golf no es comparable al de ningún modelo ni tampoco generaciones anteriores del compacto, incluso faltando piezas a pesar de que la factoría ha permanecido cerrada seis semanas por el coronavirus.

    Bernd Osterloh, jefe del comité de empresa de la planta de Wolfsburg ha reconocido que las unidades fabricadas y no enviadas a sus respectivos destinos comerciales serán actualizadas, al mismo tiempo que la cadena de producción vuelve a funcionar, deseando también que no haya más problemas en la planificación del modelo que se hizo con más prisas de las debidas.

    Fuente: Handelsblatt

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto