¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Volkswagen quiere un millón de eléctricos e híbridos Plug-in para 2025

Volkswagen quiere un millón de eléctricos e híbridos Plug-in para 2025

El Grupo Volkswagen está motivado para convertirse en un líder en electromovilidad, y planea para cuando llegue esa fecha haber puesto en las carreteras de todo el mundo un millón de vehículos enchufables, tanto eléctricos puros como híbridos enchufables. Veamos cómo planean hacerlo.

Plataforma MEB

Si hay algo que caracteriza al Grupo VAG cuando hace planes, es la ambición. En la década pasada se propuso ser el fabricante líder mundial para 2018, lo cual tiene relativamente cerca, y ahora el objetivo es fabricar un millón de eléctricos e híbridos enchufables para la mitad de la próxima década.

Para ello contarán con una gama de 20 nuevos modelos para 2020, a lo largo de sus múltiples marcas

Ahora mismo Volkswagen produce y vende dos modelos eléctricos, e-Up! y e-Golf, basados en versiones convencionales. En el caso del Golf, la plataforma MQB está preparada para múltiples tipos de motorización, pero no está lo más optimizada posible para un vehículo eléctrico.

Además, estará el Audi R8 e-tron, básicamente un juguete para millonarios. En cuanto a híbridos enchufables, por orden de importancia, están los Volkswagen Golf GTE y Passat GTE, los Audi A3 Sportback e-tron y Q7 e-tron quattro, y los Porsche Panamera S e-Hybrid y Cayenne S e-Hybrid. Este año todos esos modelos acumularán un volumen superior a las 100.000 unidades desde que salieron al mercado.

Audi e-tron quattro Concept

Los siguientes pasos consisten en ampliar la gama, y dar al consumidor más modelos para elegir. Anunciados están el Porsche Mission E, que será totalmente eléctrico, como el SUV Audi e-tron quattro. Los siguientes modelos pequeños y medianos estarán basados en la próxima plataforma MEB, diseñada específicamente para modelos 100% eléctricos.

La ubicación óptima para las baterías se encuentra bajo el piso, utilizando una estructura que los ingenieros llaman "tableta de chocolate". De esta forma se pueden colocar baterías enormes. Nos acordamos del prototipo BUDD-e, mostrado en el CES de Las Vegas, con unas baterías de 101 kWh, más del triple de lo que tiene el último Nissan Leaf, y más que un Tesla Model S P90D. Eso permitiría autonomías de 500 kilómetros por carga.

Esta nueva plataforma tiene mucha más flexibilidad, y permite a los ingenieros estirarla más para crear modelos pequeños y grandes. Para el sucesor espiritual del Phaeton se está evaluando si la MEB se puede estirar tanto, o si hará falta una segunda plataforma global en VAG para coches grandes. De momento la MEB servirá para coches desde el Up! hasta el Passat, o sus equivalentes.

Porsche Mission e Concept

Los ingenieros se plantean que, dado que la MEB no va a necesitar túnel central, puede ser posible crear un coche tan grande por dentro como el Phaeton en unas dimensiones típicas de modelos más pequeños. En otras palabras, se trata de aprovechar el espacio en un modo extremo, como hizo el Morris Mini en los años 50.

Tanto el futuro Porsche como el futuro Audi, 100% eléctricos, no se están desarrollando con plataforma MEB, ya que se empezaron a diseñar antes de tomar la decisión de usar una plataforma dedicada para coches eléctricos. Por ejemplo, BMW ha hecho eso con el i3 y el i8, plataforma propia, con cadena de producción propia, con unos costes fijos muy elevados por su enfoque rígido.

Ahora mismo VAG tiene un sistema de producción flexible

Los eléctricos e híbridos enchufables de VAG, al no ser modelos exclusivos, se montan en el mismo sitio que sus parientes de combustión interna. El tiempo de montaje por unidad se incrementa un poco, pero se puede adaptar la cadena de producción a un volumen superior, en función de la demanda.

El tope de producción de VAG es de 75.000 enchufables al año a día de hoy.

Volkswagen BUDD-e Concept

Resulta obvio que, aunque se alcanzase el máximo volumen de producción, para 2025 no se habría llegado al millón de unidades. De ahí que hagan falta más modelos. Está bien que VAG se preocupe en sacar modelos para competir con Tesla, pero pierden de vista los modelos de mayor volumen, que deben ser asequibles y tener una buena autonomía para convencer al gran público.

Nissan ha vendido desde 2010 más de 200.000 Leaf, el coche eléctrico más vendido de la Historia. Aunque no destaca por una autonomía espectacular, sí ha conseguido convencer a un público masivo. Volkswagen no solo tiene una espina clavada por ello, también tiene que mejorar mucho su imagen pública a raíz del escándalo del Dieselgate, y tiene que cumplir con las normativas de emisiones actuales y en fase de borrador.

El grupo alemán quiere que sus modelos eléctricos le acaben dando más fama que sus motores diésel TDI, ahora mismo con una reputación muy negativa. Sin embargo, el objetivo de un millón se queda corto comparado con el número de Tesla que circularán en 2025 por el mundo, siempre y cuando a Elon Musk le sagan todos sus planes bien.

Fuente: Automotive News

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto