¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Volkswagen Budd-e Concept, el espíritu Bulli del siglo XXI

    Volkswagen Budd-e Concept, el espíritu Bulli del siglo XXI
    21
    Javier Gómara
    Javier Gómara

    Todos la estábamos esperando, y finalmente ya se ha hecho realidad. La Volkswagen Budd-e Concept se ha presentado para demostrarnos lo que el microbus del siglo XXI puede dar de sí. Un estilo rompedor y una tecnología de última generación.

    Tal y como estábamos esperando se ha presentado el Volkswagen Budd-e Concept en el CES de Las Vegas 2016. Este prototipo, a medio camino entre furgoneta y monovolumen, nos presenta el espíritu del siempre recordado Bulli ante traído al siglo XXI. Un gran trabajo creativo y tecnológico.

    Estilo clásico traído al presente. Nos gusta el diseño del Budd-e Concept

    Descrito por la propia Volkswagen como un microbús, el Budd-e Concept presenta un diseño exterior muy futurista. Un frontal bastante cuadrado, con una parrilla de generosas proporciones, unos faros de LED y las ya habituales iluminaciones diurnas en forma de C típicas de las unidades GTE de la marca alemana.

    Más allá del frontal se nos descubren superficies muy escasas en detalles, superficies que por no presentar no presentan ni tiradores, aunque eso sí, realzan la estética general y aportan un punto de robustez al diseño. Por último la parte trasera es igual de limpia que el resto del coche, con unos faros tremendamente llamativos eso sí.

    Pero es el interior el que realmente tiene que sorprendernos. Volviendo a hacer mención de la vieja Bulli, el Budd-e Concept nos presenta un habitáculo bastante libertino en cuanto al concepto clásico de un interior. Asientos giratorios, bancos corridos, y mucha superficie digital, pues en realidad estamos ante una plataforma del futuro.

    El interior será un salón, donde la comunicación será el principal objetivo

    Así es como Volkswagen concibe la movilidad del mañana. Cabe destacar la ausencia casi completa de botones. Todo se realizará de forma gestual o táctil, desde la apertura de las puertas, al manejo de los equipos de sonido y conectividad. Pues ésta última es una de las características principales del Budd-e.

    Para impulsarse, Volkswagen ha decidido seguir aprovechando el tirón de sus unidades GTE. Debajo de la carrocería aséptica y del interior minimalista se esconde una plataforma completamente nueva, especialmente diseñada para los vehículos eléctricos y denominada MEB, además de un propulsor completamente eléctrico.

    Volkswagen afirma que esta nueva configuración no solo será capaz de mejorar el rendimiento de las futuras unidades eléctricas, sino que también obrará milagros en cuanto a habitabilidad. Por el momento sabemos que el Budd-e Concept sería capaz de recorrer 600 kilómetros con una sola carga de batería. No está mal.

    Un motor eléctrico se encarga de impulsar al Budd-e Concept

    Volkswagen Budd-e Concept, el espíritu Bulli del siglo XXI