¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Volkswagen ya sabe por qué se incendian sus Polo GTI R5

    Volkswagen Motorsport cree haber dado con la causa que ha provocado los incendios en cinco de las unidades del Polo GTI R5.

    El fallo está en la válvula de presión del tanque de combustible, provocando que el revestimiento del tanque se incendie.

    Volkswagen ya sabe por qué se incendian sus Polo GTI R5
    El Volkswagen Polo GTI R5 de Ole Christian Veiby ha sido una de las cinco unidades que se han incendiado.

    No han sido días demasiado fáciles para Volkswagen Motorsport. La 'epidemia' de incendios que han afectado a distintas unidades del Polo GTI R5 han dejado a la firma de Wolfsburgo contra las cuerdas, hasta tal punto de eclipsar el nuevo récord eléctrico del Volkswagen ID. R en Nürburgring Nordschleife. Sea como fuere, los técnicos de la firma ya han encontrado respuestas al problema y Volkswagen ha hallado la causa que provocada estos incendios en los Polo GTI R5. Según desvela el medio 'Rallye-Magazin', el problema estaría localizado en la válvula de presión del tanque de combustible y en su incorrecto funcionamiento.

    Esta válvula es la pieza encargada de evitar fugas de combustible del tanque en caso de vuelco o por las dinámicas del propio coche. Integrada en el respiradero del tanque, además también sirve para evacuar los gases propios del carburante que se generan dentro del depósito. Sin embargo, su funcionamiento no ha sido el correcto y el aumento de presión provocado por estos gases y el calor de la línea de escape ha terminado por deformar el tanque del depósito. El contacto del revestimiento de fibra de vidrio y kevlar del tanque de combustible con otros elementos provocaba estos incendios en los Volkswagen Polo GTI R5.

    El problema que se había encontrado Volkswagen hasta ahora es que los incendios calcinaban por completo la trasera de los Polo GTI R5, dejando sin opciones a los ingenieros de la marca para la causa. Por suerte, la unidad de Cédric Althaus (Sébastien Loeb Racing) no llegó a incendiarse por completo y ha servido para dar con el problema. Un fallo que la firma no achaca a un error de diseño y sí al nuevo combustible de TOTAL, aunque la firma ha confirmado que reforzará el revestimiento del depósito y se mejorará el aislamiento térmico. También revisará la válvula del depósito e intentará cambiar la posición del escape, aunque eso suponga gastar un 'Joker'.

    Fuente: Rallye-Magazin / Fotos: EVEN Management