¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    PruebaBMW Serie 4 Coupé 435i: Deportivo por dentro y por fuera (II)

    24

    Por su silueta afilada y unas proporciones visualmente atractivas pero cercanas al suelo, este BMW Serie 4 tiene muchas papeletas para ser uno de los deportivos definitivos de BMW. Es espacioso para cuatro personas, incluso en las plazas traseras, pero destaca porque sus altos niveles de deportividad se pueden percibir desde cualquier ángulo, tanto por dentro como por fuera.

    Las tendencias de consumo en España no dicen que un coche de estas características sea el que vaya a generar más volumen. Un precio base por encima de 55.000 euros y un motor de gasolina y 6 cilindros y más de 300 CV son niveles deseables pero poco alcanzables para muchos. Sin embargo, este BMW hace soñar con lo que un deportivo de alta gama representa, y poco a poco en España se están olvidando los atributos y las esencias de deportividad a favor del uso primario del coche, que es el transporte entre dos puntos. Precisamente por ese uso racional tenemos un mercado rico de segunda mano y coches de segmentos B y C liderando las ventas. Además, entre las preferencias de los conductores de hoy en día suelen aparecer términos de bajo consumo, seguridad, imagen o prestigio entre los primeros lugares y poco a poco la deportividad ha caído a puestos de menor representación.

    Presencia única con faros LED unidos a los riñones delanteros.

    Por fuera

    El BMW Serie 4 435i destila deportividad a golpe de vista. Las llantas son de enormes dimensiones con neumáticos 225/40 R19 delante y 255/35 R19 detrás. El BMW Serie 3 Gran Turismo estrenó el ‘Air Breather’ que es una branquia lateral cuya función es canalizar el paso del aire y evitar turbulencias en los neumáticos. Actualmente se incorpora en los nuevos modelos como el BMW X5, el BMW X6 y estéticamente es correcto. La caída del techo acentúa y afila el lateral del vehículo dotándole de una imponente presencia. Además,sus proporciones y unas medidas contenidas (4.638 mm de largo /1.825 mm de ancho /1.377 mm de alto/ 2.810 mm de batalla) le hacen ser habitable pero con un enfoque claro en realzar en las sensaciones al volante. Las puertas del vehículo son grandes superando los 140 centímetros de longitud. Esto puede complicar la vida en aparcamientos estrechos frente a un vehículo de 5 puertas, como el Gran Coupé (con puertas más cortas), pero la puerta de gran tamaño es un rasgo atractivo.

    Silueta muy deportiva. Llantas de 19 pulgadas y color exterior Estoril Blue.

    La puerta se puede bloquear en tres puntos a lo largo del recorrido de apertura. Para el primero necesitas una separación mínima de unos 64 centímetros. Para el segundo, aproximadamente de 1 metro y para el último, es prácticamente el recorrido de la puerta completa. Significa que en los sitios más estrechos es fácil tener que recurrir a apoyar la puerta con el coche vecino para poder salir. Aparcando en línea, sin embargo es el copiloto quien lo pasará peor ya que si no reservamos un espacio y aparcamos junto al bordillo, la altura libre al suelo es muy pequeña. Como decíamos al principio, es un deportivo.

    Por dentro

    Interior bien resuelto y ordenado. Orientado hacia el conductor.

    Las plazas traseras son cómodas, y salvo que seas una persona de talla L, no encontrarás problemas para acomodarte en el vehículo. Para poder acceder hay un botón que corre la banqueta delantera al máximo para ofrecer todo el espacio posible. Otro botón la hace retornar a su posición. Por supuesto, este Coupé no está habilitado para acoger a 5 pasajeros, y aunque lo estuviera, como en el caso del BMW Serie 4 Gran Coupé, recomendamos siempre ir 4 personas como máximo en el interior. En este coche no hay dudas: 4 como máximo con un hueco central para alojar objetos y un reposabrazos para mayor comodidad. Tras el módulo de reposabrazos delantero, hay salida de aire para los ocupantes traseros.

    Izquierda: Asientos deportivos de cuero. Derecha: Espacio para acceder al interior

    El espacio de la banqueta al techo en las plazas delanteras es de 1.011 mm y en las traseras de 917 mm y la diferencia es que las delanteras sí pueden regularse en altura mientras que las traseras son fijas. El cinturón del piloto y del copiloto queda muy retrasado pero un brazo mecánico se encarga de acercarlo a una posición cómoda. El BMW Serie 4 tiene muchas similitudes en cuanto a acabados, estética del salpicadero y cuadro de instrumentos con el BMW Serie 3 berlina. A decir verdad, casi todos los miembros de la Serie 3 y 4 de BMW comparten muchos elementos estéticos, pero no es un problema, porque si por algo se caracteriza BMW es por la deportividad independientemente del formato.

    Las levas giran con el volante y cada una realiza una función.

    El volante deportivo M es de tres radios y de diseño idéntico prácticamente a los de BMW M. Las levas giran de forma solidaria con el volante y cada una tiene una función independiente: subir o bajar de marcha. El cuero es de un tacto sensacional. La palanca de cambios es de diseño específico para las unidades con cambio automático deportivo y tiene un pequeño guarnecido de cuero. Hay 4 modos de conducción en este coche que acentúan el carácter que se quiera dar al vehículo: Sport +, Sport, Comfort y ECO PRO. En los próximos capítulos explicaremos las diferencias de comportamiento entre modos.

    El cuadro de instrumentos con contenido ampliado se lee correctamente. Hay una zona digital

    Y por último, el botón de arranque hará que nos olvidemos de la llave. A decir verdad, no hay que recurrir a ella para nada ya que gracias al acceso confort y a la apertura automática de la tapa del maletero introduciendo el pie por debajo del coche, podemos olvidarnos de ella para todas las funciones. El sonido que desprende desde el primer momento este 435i es imponente y promete un mundo de sensaciones en movimiento.

    BMW Serie 4 Coupé 435i: Deportivo por dentro y por fuera (II)