¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Comparativa Skoda Fabia vs KIA Rio, la elección más difícil (con vídeo)

Comparativa Skoda Fabia vs KIA Rio, la elección más difícil (con vídeo)
19
Oscar Magro
Oscar Magro15 min. lectura

El KIA Rio y el Skoda Fabia se han ganado por derecho propio ser considerados dos de las opciones de compra más lógicas dentro del segmento B. Examinamos todas sus características al detalle para comprobar cuál es la mejor elección.

Skoda Fabia y el KIA Rio, frente a frente

El Skoda Fabia y el KIA Rio son dos modelos muy exitosos en ventas que rivalizan en el mismo segmento y además cuentan con la curiosidad de que los dos nacieron en 1999 y los dos se encuentran en su cuarta generación. Son dos urbanitas asequibles y racionales pero ¿qué propone cada uno de ellos?

El nuevo Skoda Fabia ha sido el último en llegar a los concesionarios. Debutó en el mercado a finales de 2021 con una estética que ha ganado en modernidad y madurez e incluso se asemeja a la de modelos de segmentos superiores como el Scala o el Octavia. Por su parte, el actualizado KIA Rio aterrizó en el mercado unos meses antes que su oponente, en su caso no como una generación completamente nueva sino como un restyling de su cuarta generación y presenta una imagen algo más juvenil.

Rio y Fabia, dos de los utilitarios con mejor relación precio/producto

Ambos pueden tener características como faros de led o llantas de aleación de hasta 17 pulgadas y también algunas características propias. En el Fabia destaca que puede tener una carrocería bitono con techo en color de contraste y en el Rio hay un detalle de diseño que casi pasa desapercibido: la forma de nariz de tigre de la parrilla se traslada a la parte superior del parabrisas, que no tiene un corte recto.

Militan en el segmento B y tienen una longitud que supera ligeramente la barrera de los 4 metros. Curiosamente en cuanto de dimensiones exteriores el Fabia es ligeramente más grande en todas las cotas que el Rio y eso tiene una implicación directa con el espacio interior que vamos a encontrar en estos dos coches. Vamos a echar un vistazo.

Espaciosos y versátiles

Si por fuera tiene un diseño que recuerda al del Octavia, dentro del Fabia se observa inmediatamente que ocurre lo mismo. Este utilitario hereda los rasgos generales del popular sedán de Skoda con líneas muy horizontales. La calidad visual es mayor en este coche que en el Rio y se nota más en el tope de gama con la moldura textil del salpicadero.

El pequeño Skoda tiene algunas cosas que no puede montar el coreano como el cuadro de instrumentos digital que permite personalizar la visualización de la información o el respaldo totalmente abatible del asiento del pasajero. No faltan los pequeños detalles útiles que facilitan la vida a bordo como el paraguas integrado en la puerta del conductor, un módulo de posavasos extraíble o sujeciones para bolígrafos y tarjetas y tickets.

El interior del Fabia está lleno de soluciones prácticas
La notable solidez y la buena ergonomía caracterizan al habitáculo del Rio

Por su parte, en el habitáculo del KIA Rio absolutamente todo está realizado en plástico duro y da una sensación de más sencillez pero destaca por su gran solidez. Está muy bien ensamblado, no hay grillos, algo que sí se aprecia en algunas zonas del urbanita checo cuando se hace presión sobre ellas.

KIA ha apostado por ofrecer una instrumentación clásica con dos diales analógicos y una pantalla TFT de 4,2 pulgadas, una fórmula muy tradicional. Todo es muy fácil de usar y resulta intuitivo, con botones grandes situados en ubicaciones lógicas debido a una cuidada ergonomía. Es fácil sentirse a gusto en esta cabina.

En cuanto al sistema de infoentretenimiento, el coreano propone una pantalla táctil de 8 pulgadas con una calidad de imagen normal. El sistema es compatible con Apple Carplay y Android Auto y ofrece muchas funciones online y remotas. En la parte inferior tiene varios botones físicos, muy útiles, que sirven de accesos directos a las funciones principales.

Skoda también propone varios accesos a su sistema multimedia, en este caso con botones táctiles. La pantalla es más grande que la del Rio alcanzando las 9,2 pulgadas de manera opcional, aunque la de nuestra unidad de pruebas es la de 8 pulgadas que viene de serie. Por supuesto también disfruta de conexiones con dispositivos iOS y Android.

El utilitario de Skoda puede llevar una pantalla multimedia de 9,2 pulgadas opcionalmente, de serie tiene 8 pulgadas como se ve en la imagen
El sistema de infoentretenimiento del coreano es sencillo de utilizar

En el KIA Rio los pasajeros de los asientos posteriores tienen un buen espacio en el que ocupantes de más de 1,80 m de estatura irán cómodos. Eso sí, este espacio está pensado para dos porque la plaza central es estrecha así que solo es usable para trayectos cortos. En cuanto a equipamiento de confort únicamente vamos a encontrar asideros en el techo, una toma USB y un bolsillo tras el respaldo delantero derecho.

No está nada mal la amplitud propuesta por el utilitario de KIA pero no hay ningún fabricante que aproveche tan bien el espacio interior como Skoda. En todos sus modelos siempre maximizan la habitabilidad interior y el espacio de carga, de manera casi milagrosa, y eso se ve también en el pequeño Fabia.

El modelo coreano ofrecía un buen espacio para las plazas traseras pero es que el el europeo va más allá. El hueco que hay para las rodillas es similar a su rival pero tenemos un poco más de sitio para la cabeza y sobre todo una mayor anchura. Con lo cual, si tres adultos quieren viajar detrás en el Fabia, van a ir apretados pero mucho mejor que en el Rio.

El maletero del Skoda Fabia es fantástico para un coche de este tamaño
El KIA Rio cumple bien en cuanto a espacio de carga disponible

En el Skoda no tenemos un único bolsillo tras el respaldo sino dos, además con huecos adicionales para poner un teléfono móvil, por ejemplo. Opcionalmente se pueden instalar dos tomas USB que no lleva nuestra unidad. Además, hay un detalle que me ha parecido muy llamativo y es la presencia de salidas de aire para esta segunda fila de asientos, algo muy infrecuente en este segmento. Sin duda las plazas traseras del Fabia son fantásticas.

Hablaba antes de que el espacio en las plazas traseras del Skoda Fabia es muy grande y lo mismo podemos decir del maletero. El modelo checo propone 380 litros de capacidad de carga y es con mucho el mejor modelo de la categoría. Puede tener un doble fondo y bajo el piso hay un espacio de almacenamiento grande.

El KIA Rio se queda con un volumen de maletero de 325 litros que tampoco está nada mal, aunque se hubiesen agradecido más soluciones para sujetar la carga. En ambos coches se pueden reclinar los respaldos traseros para obtener más de 1.100 litros de capacidad. Urbanitas pero prácticos.

El comportamiento dinámico del checo es satisfactorio con un buen compromiso entre agilidad y confort
Las versiones MHEV del coreano pueden ser un buen aliado ante las restricciones de movilidad urbana

El Fabia 2022 carece de versiones Eco

La gama de motores de estos dos vehículos está compuesta íntegramente por motores de gasolina. KIA propone tres opciones con 84, 100 y 120 CV que encuentran su réplica en la gama de Skoda con versiones de 80, 95 y 110 CV. Además, el Fabia añade una cuarta motorización con 150 CV y no hay una variante equivalente en su rival siendo, por tanto, la opción más prestacional que vamos a encontrar en estos dos modelos.

Todos los propulsores son de tres cilindros salvo dos y curiosamente son opuestos en estos dos modelos. En el KIA Rio el motor de cuatro cilindros es el de acceso con 84 CV porque es un motor 1.2 atmosférico. Sin embargo en el Fabia la versión de cuatro cilindros es justo la opuesta, la más potente que corresponde a un 1.5 con turbo. Pero ya está bien de teoría, vamos a pasar a la práctica.

Hay una característica clave que es importante destacar y es que la oferta mecánica del Fabia está compuesta íntegramente por propulsores con etiqueta medioambiental C mientras que el KIA Rio sí propone versiones con etiqueta Eco, que pueden tener una importancia notable en grandes ciudades donde las restricciones por contaminación están más presentes. Son las versiones 1.0 T-GDI de 100 y 120 CV que cuentan con un sistema de hibridación ligera de 48 voltios.

El Fabia propone una suspensión deportiva en la lista de extras
El Rio es cómodo aunque ruidoso

Una de esas versiones T-GDI MHEV es la que hemos disfrutado durante esta comparativa y va muy bien. Es especialmente sugerente si va asociada al cambio manual, una transmisión bautizada como iMT y que permite un modo vela para que el coche se desplace por inercia y gaste menos. Funciona muy bien llaneando.

Si cogemos motorizaciones equivalentes, tanto el Rio como el Fabia consiguen un consumo de combustible similar, los dos van a estar en torno a los 5,5 y los 6 l/100 km haciendo trayectos variados de manera despreocupada. Si tratamos de hacer una conducción eficiente es posible conseguir registros ligeramente más bajos en el Rio.

Me parecen dos modelos que son muy agradables de conducir. Tanto el uno como el otro están configurados para proponer un buen confort de marcha pero no por ello son torpes a la hora de hacer una conducción más dinámica así que en líneas generales son muy satisfactorios y polivalentes.

De todos modos, si queremos hacer una conducción alegre el Fabia convence más. El Rio es más ruidoso pero aísla más de la conducción con una suspensión más blanda y una dirección menos comunicativa, en general transmite poco. Pero en el Skoda la dirección tiene un buen tacto, es ágil y puede montarse una suspensión deportiva con un tarado un poco más duro. Las prestaciones son parecidas pero traslada más sensaciones.

En una época donde los precios de los coches se han disparado, es buena noticia ver que algunos modelos todavía exponen tarifas contenidas. El Kia Rio puede conseguirse desde 12.500 euros y el Skoda Fabia está a la venta desde 13.400 euros, unas tarifas que incluyen ofertas y descuentos por financiación. Generalmente vamos a encontrar precios muy parecidos entre ambos pero en algunos casos, dependiendo de la versión, ligeramente más bajos en el coreano.

Quien quiera tener un coche de este segmento, un utilitario versátil a buen precio, debe tener en cuenta obligatoriamente estos dos modelos porque son de los más completos y equilibrados que hay en esta categoría. Más allá de los gustos personales, escoger uno u otro va a depender de lo que necesitemos.

Por un lado el Skoda Fabia tiene su punto fuerte en el espacio porque tiene el maletero más capaz y las plazas traseras más grandes y además ofrece algunos detalles prácticos que siempre se agradecen. Por su parte su oponente coreano se muestra como un coche sencillo de usar, confortable en general y, sobre todo, el KIA Rio presume de tener en su gama motores con etiqueta Eco y ésa es una característica cada vez más importante en coches destinados a un uso en ciudad ¿Cuál sería tu elección?

Las mejores ofertas para Skoda Fabia de ocasión

Skoda Fabia de segunda mano / Skoda Fabia de Km 0
Comparativa Skoda Fabia vs KIA Rio, la elección más difícil (con vídeo)