Prueba Hyundai Santa Fe 2018, el ascenso a primera división

Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5
  • Foto 6
(20 fotos)

Nos desplazamos hasta la ciudad andaluza de Granada para conocer el nuevo buque insignia de la marca coreana. Para la cuarta generación de este gran SUV del segmento D, Hyundai ha puesto toda la carne en el asador dejándonos con un exterior muy conseguido y un interior que te dejará con ganas de no salir de él jamás.

La nueva imagen del Hyundai Santa Fe es imponente

Granada. Ciudad muy vinculada a Hyundai, y más concretamente al modelo que hoy nos ocupa, el Santa Fe. Será por que este modelo comparte nombre con el colindante municipio de dicha capital andaluza, también, aquí mismo, se llevó a cabo la presentación de la primera generación de este SUV en el año 2001. Desde entonces han pasado 17 años, 4 generaciones y más de 400.000 unidades vendidas en toda Europa, 1,6 millones de unidades si contamos entre los 3 modelos SUV que la marca comercializa actualmente. Datos más que justificantes de una sobrada experiencia en el sector de estas carrocerías elevadas.

Desde Hyundai han realizado un cambio espectacular en la renovación de este vehículo del segmento D-SUV. Su exterior apenas guarda relación con la generación predecesora, y podríamos decir que el interior incluso menos. Los coreanos han querido dar un golpe sobre la mesa con el Santa Fe, y sin lugar a dudas puedo decir que lo han conseguido, posicionando su modelo un peldaño por encima en cuanto a calidad, diseño y tecnología, llegando al punto de coquetear con modelos que hace años sería impensable. 

Un exterior imponente

Exteriormente las diferencias saltan a la vista. Probablemente si pusiésemos una unidad de esta cuarta generación junto a una de la predecesora, ni si quiera pensaríamos que estamos ante el mismo modelo. Sus cambios han sido tan profundos y drásticos que prácticamente no cabe relación entre ambos.

En su frontal destaca la enorme parrilla unida a unos estilizados faros superiores

Su vista general se ha hecho mucho más agresiva e imponente. La zona frontal se caracteriza por una enorme parrilla con las ya clásicas molduras en forma de cascada y con el logo de Hyundai en el centro visual de la misma. Coronando sendos extremos de dicha parrilla encontramos unos estilizados faros con tecnología LED, claramente inspirados en el diseño ya estrenado previamente por su hermano pequeño, el Kona.  

La iluminación del Santa Fe se denomina Composite Light, debido a la composición de los faros. Arriba pegados a la gran parrilla, las estilizadas luces LED para la iluminación diurna y colocados a mitad de su zona frontal encontramos los faros, también con tecnología LED. Como forma de unión o nexo entre las finas luces superiores y la parrilla, encontramos un guarnecido con acabado aluminio pulido que realza la robustez de su vista frontal. 

Continuando a su vista lateral vemos que su tamaño es realmente grande. Su longitud se ha incrementado con respecto a la generación anterior en 70mm, alcanzando ahora una cota total de 4.770mm. Este aumento no ha sido en vano, ya que además de su longitud su distancia entre ejes también ha incrementado, esto aumenta la habitabilidad interior considerablemente.

Su perfil ha aumentado 70mm

Necesario, por otra parte, ya que para nuestro mercado, la nueva generación ha prescindido de comercializar una variante de 5 plazas, solo podremos encontrar la alternativa para 7 ocupantes, y tiene su lógica. Me explico. En la generación anterior existió una variante denominada Grand Santa Fe que aportaba esos 2 asientos extra y aumentaba el tamaño del conjunto. Para su sucesor se planteó la misma base, hacer una que tuviese las 5 plazas y otra con 7, cosa que se ha hecho, pero que no podremos disfrutar en nuestro país por la sencilla razón de que la diferencia de precio sería irrisoria, además de que, al contrario que sucedía en la 3º generación, en esta no alteraría sus cotas exteriores. Por lo que, la previsión de venta, lógicamente se decantó por el 7 plazas. Una 3º fila perfectamente oculta bajo el piso del maletero, que tendremos disponible siempre que las necesitemos.

Volviendo atrás, seguimos con el diseño de su perfil, y además del mencionado aumento de su longitud, también encontramos un nuevo diseño de llantas, 4 concretamente, 3 con acabado de aluminio y 1 antracita, con medidas de 17, 18 y 2 de 19 pulgadas. Para rematar, se ha retrasado el pilar A para proporcionar un morro más largo, y toda la zona inferior ha sido decorada con una moldura de plástico que rodea todo el vehículo, culminando el conjunto con una poderosa silueta. 

Rematamos el repaso a su exterior echando la vista a su enorme trasero. Decorado en su parte inferior por el mencionado embellecedor en su prominente parachoques que también incluye una decoración acabada en aluminio, la cual acoge a ambas salidas de escape situadas a la derecha del vehículo. En la zona baja encontramos situadas también las luces antiniebla o las de marcha atrás, mientras que en los faros principales, por supuesto tipo LED, encontramos las luces de posición, freno e intermitencia, con un diseño muy personal que da una sensación de 3 dimensiones.

Su trasera ahora tiene una mayor personalidad 

En esta nueva generación del Santa Fe podremos escoger entre 10 colores distintos para la enorme carrocería: Horizon Red, Magma Red, White Cream, Typhoon Silver, Wild Explorer, Earthy Bronze, Rain Forest, Magnetic Force, Phantom Black y Stormy Sea.

Con un interior que quita el hipo

Más que probablemente, recordaréis los antiguos interiores de los modelos de la marca coreana, eran toscos y poco detallistas. Pues bien, olvidad todo aquello y pensad que Hyundai ha elevado el nivel del Santa Fe hasta pretender situarlo entre el Volvo XC60 y el Audi Q5, ¿qué dices?” os preguntaréis, y yo os respondería con un rotundo “y bien merecido. Sus acabados y los materiales utilizados, son de una calidad encomiable, los plásticos duros brillan por su ausencia y su habitabilidad posee una comodidad soberbia.

El puesto de conducción se ha puesto al día y ahora la instrumentación incluye una pantalla digital de 7 pulgadas, situada en el centro, en la que podremos ver la velocidad a la que circulamos, así como numerosa información en tiempo real sobre nuestra conducción, esta cambia de color según el tipo de conducción que escojamos, más adelante os daré detalles sobre cada modo. En los extremos de esta pantalla encontraremos de manera analógica los marcadores de las revoluciones del motor, nivel de gasolina o temperatura del aceite del motor.

El interior ha aumentado la calidad hasta niveles inesperados 

El volante forrado también en cuero, así como paneles de las puertas, zona superior del salpicadero y demás zonas visibles, da gusto tocarlo, y junto a este material también podremos encontrar en la zona del techo un tipo de tela muy agradable con un curioso tramado o incluso Alcántara, ya veis en que tipo de terrenos nos estamos metiendo. 

Hace años nadie podía imaginar que un Hyundai le plantase cara a los grandes premium europeos

Y es que todo el interior de este coche rezuma calidad, buenos ensamblados y saber hacer. Por supuesto, los asientos de la primera fila (hay 3 filas de asientos) no iban a ser menos, su comodidad es enorme, buenos ajustes electrónicos, y con una gran sujeción del cuerpo para el momento en el que queramos hacer algo más radical que ir por una mera autopista o carretera convencional.

Su sistema multimedia tiene una buena respuesta, es muy fluido e intuitivo, no cabe la posibilidad de perderse entre sus submenús o no encontrar lo que estemos buscando. La pantalla de 8 pulgadas ya es una vieja conocida, es la misma que conocimos en el i30 o en el Kona, aunque con una revisión de sus menús para ponerla al día.

El sistema multimedia con pantalla de 8 pulgadas va realmente bien

Este sistema multimedia es el más alto de gama, ya que además de este, también tendremos disponibles otros dos, uno de 7 pulgadas que únicamente se diferenciará en el tamaño y que no equipa el sistema de navegación que si integra el de 8 pulgadas, aunque mantiene la conectividad a Apple CarPlay y Android Auto en caso de que precisemos de un sistema de navegación. Por último, y como opción básica, encontramos una pantalla TFT de 5 pulgadas monocromática, con la conectividad Bluetooth, radio, entrada AUX y conexión USB. 

Pero ya que nos metemos en el terreno de las pantallas de este vehículo y su tecnología, tenemos que hacer mención especial al nuevo sistema de Head-Up display. Ahora prescinde de la clásica pantalla de plástico en la que se proyectaban los datos, para proyectarse directamente en la luna delantera, detalle que le da mucha más sensación de calidad. Os dije que este coche jugaba en ligas superiores. Desde Hyundai han aumentado la capacidad lumínica de esta pequeña pantalla para mejorar su visibilidad en cualquier momento. Como curiosidad debo deciros que en muchas marcas premium, de día y utilizando gafas de sol polarizadas el reflejo del Head-up desaparece por completo, aquí, aún utilizando dicho tipo lentes, seguiremos viéndolo perfectamente.  

En cuanto a tecnología de seguridad este vehículo incorpora todos los medios ya conocidos que incorpora el paquete Hyundai SmartSense 2018. Como novedad también incluye de serie el Asistente de Salida segura, para que al abrir la puerta para bajarnos del coche no nos llevemos un susto si viene un coche muy pegado al nuestro; Asistente contra colisiones traseras, para cuando estemos saliendo de un aparcamiento; y como extra, podremos incluir la alerta de plazas traseras ocupadas, para los que tienen mala memoria y pueden dejarse a cualquier ser vivo (tanto niños como animales) en los asientos traseros del coche en el momento de cerrar el vehículo, en cuanto detecta movimiento en las plazas traseras, sonará el claxon, así como se accionarán las luces.

La segunda fila más bien parece una prolongación de la primera, por su habitabilidad y comodidad

Pasamos a su fila de asientos central. La comodidad que vimos en los asientos delanteros se traslada casi por completo a esta segunda fila. Los asientos son realmente cómodos y sujetan el cuerpo a la perfección, el asiento central se convierte en apoya brazos con el que dicha comodidad se vuelve estelar. Con los asientos delanteros colocados para personas de más de 1’80, en los asientos traseros seguiremos teniendo un espacio para las piernas, realmente grande, incluso aprovechando el espacio que queda entre el asiento delantero y el piso del vehículo, podremos estirar levemente las piernas. A todo esto, sumamos unas cortinillas opcionales para las ventanas.

Hyundai ha puesto toda la carne en el asador y con ello han conseguido un conjunto que sobre pasa barreras.

Esta fila es reclinable, tanto para facilitar el acceso a la tercera fila como para aumentar la comodidad de sus ocupantes. Retomando el tamaño interior, personas de una gran estatura no tendrán ningún problema en viajar en esta fila, tanto por el espacio hasta el techo como por el ya mencionado espacio para las piernas, y dadas las grandes dimensiones de este coche, tres personas podrán viajar cómodamente en la fila trasera, si es cierto que el del asiento central irá algo más incómodo debido a su mayor rigidez para situar el apoya brazos como por no tener las características de los otros dos asientos colindantes. 

Pasemos a la tercera fila de asientos. Aquí mi sorpresa fue mayúscula, ya que al mirar esta fila a simple vista, da la sensación de que su utilidad únicamente se limitará para niños, pero no, os digo por experiencia propia que personas de hasta 1’70 podrán viajar cómodamente, con el espacio justo para las piernas y nuevamente el espacio para la cabeza vuelve a no ser un inconveniente ya que hay de sobra. Aquí también encontramos controles de la ventilación para sus ocupantes, así como un regulador de potencia y unos espacios porta objetos situados en los que serán los pasos de rueda traseros.

La tercera fila es buena para casos de necesidad y podrán viajar adultos de hasta 1'70 metros

La posición natural de estos asientos será escondidos bajo el piso del maletero, completamente a ras del suelo para que podamos tener un suelo completamente plano. Podremos levantarlos tirando de una agarradera situada en la espalda de cada uno de estos. Su colocación es rápida y no comprenderá apenas esfuerzo. 

Mirando ahora su espacio de carga, este es realmente generoso. Tendremos disponible un total de 625 litros cuando viajemos con una configuración de 5 asientos, una mejora de 40 litros extra con respecto a su generación saliente. En caso de quedarnos cortos con dicha capacidad, siempre podremos abatir la segunda fila de asientos quedándonos con un total de 1.625 litros. Más que suficiente para la práctica totalidad de situaciones. 

Su accionamiento es automático, tanto para abrir como para cerrar. Debido a que este coche únicamente se venderá con una distribución de 7 asientos no será posible acoger la rueda de repuesto bajo el suelodel maletero, a cambio equipa el ya clásico kit reparador de neumáticos que nos ayudará a llegar hasta el taller más cercano en el que hacer un cambio de gomas. Personalmente, pienso que un 4x4 de estas características siempre debe llevar rueda de repuesto por si nos apetece hacer un poco el loco fuera del asfalto.

El maletero tiene 625 litros llegando hasta los 1625 en caso de abatir la segunda fila de asientos

Veamos como se desenvuelve este gigante

Llega el momento de probar que tal se mueve este gigante asiático, y es que una vez miras sus dimensiones exteriores no esperas que sea precisamente un amante de las curvas y de las carreteras reviradas.

La llegada al evento de presentación que Hyundai nos tenía preparado, nos citaba a las 15.30pm en la estación de AVE de Santa Ana, situada en la población Malagueña de Antequera. Aquí nos esperaban varias unidades del modelo que protagonizaría nuestras jornadas venideras. 

Aproximadamente una decena de ejemplares con los colores Magma Red (rojo anaranjado), Phantom Black (negro), White Cream (blanco), Typhoon Silver (gris oscuro) y Earthy Bronze (bronce), nos esperan en el parking general de la estación. Me decanto por el negro y me parece que es un color que le sienta como anillo al dedo. Precioso.

Diversos colores en el Santa Fe nos esperaban en la estación del AVE de Antequera

Abro la enorme puerta del copiloto y me fijo que el interior posee la tonalidad Burgundy, este interior es en color vino tinto, un rojizo oscuro que contrasta con otras zonas en color negro y rematado con el techo con cuero Alcántara. Creo que no podría haber escogido una mejor. Además de este, tendremos como opción otros 2 acabados interiores: beige y negro. 

Me sitúo en el lado del conductor y posiciono mi asiento con los controles electrónicos. La posición natural de conducción de este coche es bastante alta. A través de sus enormes retrovisores exteriores no se te escapará ni un solo detalle que pase detrás de ti. Su visibilidad al exterior es notable, quizás algo más escasa a través de un pilar A algo intrusivo pero nada especialmente molesto. 

Pongo la D en la caja de cambios automática de 8 velocidades y salimos rumbo hasta la antigua ciudad nazarí de Granada. Son aproximadamente unos 120 kilómetros de ruta en los que tendré tiempo de ver y probar de primera mano todo lo que es capaz de proporcionar este coche. 

Sus asientos delanteros son de los más cómodos que he probado últimamente 

El confort de marcha es supremo, los asientos que más bien parecen grandes butacones que perfectamente encajarían en cualquier salón, nos hacen el viaje mucho más cómodo, entre otras cosas gracias a la posibilidad de equipar refrigeración en estos, y es que fuera hace 32 grados. Siempre se agradece un poco de frescor. 

Las rutas por autopista son idóneas para probar ciertos parámetros que en carreteras reviradas es imposible. Entre otras cosas empecemos por el asistente de mantenimiento de carril, va de fábula. Ya, hace unos meses, pudimos probarlo en el nuevo i30 Fastback y me pareció que su eficacia era notable, además de poco intrusivo en una conducción normal. Y así es también en el nuevo Santa Fe. Hay modelos de otras marcas que llevándolo activado te encuentras en una pelea constante con el sistema para ver quien lleva el coche mejor situado en el carril. Aquí sin embargo va de fábula. Cero discusiones entre un servidor y el asistente. Nos llevaremos bien. 

Otra cosa que me sorprende es el nuevo Head-Up display, ahora reflejado en la luna delantera y que se ve de fábula aunque llevemos puestas unas gafas polarizadas, algo que no es para nada normal entre otros fabricantes. Y precisamente gracias a que se ve perfectamente, pocas veces bajo la mirada hasta el cuadro de mandos digital, únicamente para establecer los modos de conducción, y poco más. Por defecto el vehículo nos coloca el modo Confort, ideal para trayectos largos, y la verdad es que su respuesta es buena además de una comodidad enorme.

Encontramos el selector de modos de conducción, control de descenso, sensores de parking o cámaras 360º

Su suspensión absorbe todos los pequeños baches que se nos presentan, haciendo de nuestra ruta un viaje en una alfombra mágica. Esto unido a un tacto de la dirección muy bueno, suave pero dejando un leve margen de dureza para que nuestra comunicación con el terreno sea el necesario. Y ya que hablamos del tacto de conducción, culminamos con unos pedales con una sensibilidad muy buena, aunque he de decir que la situación del acelerador se hace algo extraña, ya que es un pedal bastante grande y al tener apoyado el pie en el piso del coche, se siente como intentar mover una puerta tirando de la parte de las bisagras. Es extraño, pero nada a lo que no podamos adaptarnos. 

Llegamos a Granada y aún tenemos alrededor de 2 horas y media para “tiempo libre”, por lo que hablo con la organización y decido que mi tiempo libre será para aprovecharlo probando más en profundidad el coche, y ya que estoy en este ciudad, qué mejor sitio para probar un coche, que subiendo a la preciosa Sierra Nevada. Son aproximadamente 35 kilómetros por una carretera bastante revirada. Veamos de qué es capaz este mastodonte. 

Se que no es el mejor lugar para probar un vehículo de estas características, pero también quiero poner a prueba la nueva tecnología que equipa este modelo 4x4, denominada HTRAC, la cual variará el par que transmite a cada rueda dependiendo del apoyo que reciba cada una, para así, en una carretera sinuosa, poder ser más ágil y eficaz. Esta tecnología unida al modo Sport, que por supuesto inserto para encarar esta bonita ruta, hacen que la aceleración y el agarre sea mucho mayor.

El Hyundai Santa Fe, junto a la tracción 4x4 HTRAC, llegará allá donde desees

Comenzamos la subida hasta la sierra más alta de la península ibérica a un ritmo más que decente, pero dentro de la legalidad. Y conforme más conduzco este enorme vehículo por esta zona, más me sorprendo. Parece que se siente muy cómodo en estas carreteras, en las zonas con estrechamiento de carriles y curvas muy cerradas, se aploma para trazarlas como se esperaría de un coche que pesa, mínimamente 500 kilos menos, aunque es lógico que a la larga se resienta el alto peso del conjunto, pero ni mucho menos tanto como cabría esperar. 

Los balanceos no son tan notorios, pero las fuerzas a las que se somete este coche en una carretera de estas características si que son más perceptibles cuando llevas varios kilómetros intentando sacar todo el jugo a este pastel. Pero algo que no perderás en ningún momento será la inmensa comodidad, siempre estará ahí para sonreírte en cada tramo, ya sea recto o curvo. 

La caja de cambios automática es una delicia, sube y baja marchas bastante rápido, y si queremos darnos el gusto de cambiar nosotros mismos, tendremos disponibles las levas tras el volante, que si es de mencionar, se siente más lento que si dejamos que actúe por sí solo. El modo Sport mantiene las revoluciones en el rango correcto para que en cuanto necesitemos el par máximo, lo tengamos disponible casi al instante.

El cambio automático de 8 velocidades es, probablemente, la mejor opción 

Llegamos al final de la ruta, las vistas son espectaculares. Aprovecho para hacer unas cuantas fotos e inmortalizar el momento, cosa que hace que se pase el tiempo rápidamente, por lo que hay que iniciar el camino de vuelta. 

Para esta ruta a la inversa decido probar el modo de conducción Smart, que une los otros 3 modos (Confort, Eco y Sport), utilizando cada uno de ellos según la necesidad en cada momento. Y se desenvuelve bastante bien, voy tranquilo en esta vuelta, por lo que el modo Sport entró en pocos momentos, generalmente se movió en el modo Eco, ya que al ir descendiendo, casi continuamente, el pedal del acelerador lo pisas poco, y es un momento fantástico para bajar la media de consumo, la cual me sorprendió gratamente, después de hacer el desplazamiento por la autopista hasta Granada y la subida hasta Sierra Nevada, marcaba un consumo medio de 7,1 litros, un registro bastante bueno para un coche que recordemos tiene 200 CV y un peso cercano a las 2 toneladas. 

Después de unos 45 minutos de ruta descendente llego de nuevo a Granada donde entrego el coche a la organización. Me preguntan sobre mis impresiones con el coche y no tengo más remedio que darle buenos cumplidos. El coche me ha gustado muchísimo. Recojo mis cosas y me despido del Santa Fe hasta el día siguiente. 

El volante forrado en cuero tampoco deja atrás la calidad de acabados

Amanece un nuevo día frente a La Alhambra, obra con más de 8 siglos de historia y patrimonio Mundial de la UNESCO. Después de cargar las pilas con un estimulante desayuno, salimos de nuevo dirección Antequera, a la misma estación donde 24 horas antes habíamos iniciado la prueba de este buque. 

De nuevo, la ruta mayoritariamente es a través de la autopista A-92, donde ya puse a prueba el día anterior la mayoría de las novedades de este coche. El ruido del motor apenas perceptible y un silencio de rodadura hacen que me relaje y piense acerca del resto de propulsores que ofrece el Santa Fe. Además del 2.2 litros que llevamos entre manos, el 2.0 litros también movido por diesel con 150 CV, es el motor que encontraremos de base y el cual, a falta de poder probarlo, quizás puede resultar algo menos dinámico que este con 200 CV. El otro motor disponible es el 2.4 litros de gasolina con 184 CV, el cual tampoco he podido probar, y me habría gustado saber como se mueve con él y sobre todo con qué cifras de consumo se codea. Pero creo que el 2.2 litros diesel es el motor más adecuado para este coche. 200 CV y 440 NM, con un consumo de solo 7 litros, es bastante bueno. 

Llegamos de nuevo a la estación de Antequera y donde el día anterior recogía el coche, ahora lo dejo. Y bajándome del mismo con una buenísima sensación,al mismo tiempo, me desilusiona la idea de que la organización no haya propuesto ninguna prueba Off-road para saber más sobre lo que es capaz este vehículo, pero obviando esto último, Hyundai, una vez más, ha conseguido extraer todo el jugo posible a un conjunto ya de por si muy bueno.

El Hyundai Santa Fe con su nuevo y acertadísimo diseño exterior

Precio y disponibilidad

Los pedidos de este modelo ya están abiertos en cualquier concesionario de la marca y las entregas comenzarán en breve, se prevé que a finales de este mismo mes de Septiembre podamos ver por la calle las primeras unidades de este gran SUV, aunque ello no quita que si tenéis curiosidad por verlo al detalle, os paséis por la sucursal más cercana de Hyundai donde ya tendrán las unidades de exposición. 

Su precio comenzará en 36.900€ para el motor diesel 2.0 litros con 150 CV, tracción 4x2 y acabado Essence y caja de cambios manual de 6 relaciones, que nos dejará con un acabado básico y un motor suficiente para mover eficientemente sus casi 2 toneladas de peso. Como ya comenté anteriormente, su gama se centra principalmente en los motores diesel, teniendo un rango de precios que van desde los mencionados 36.900€ hasta los 55.500€ para el acabado Limited y el motor 2.2 litros con 200 CV de potencia y tracción a las 4 ruedas. 

Para la motorización de gasolina, su precio comenzará en 45.100€ hasta los 51.400€, ambos con el único propulsor disponible con este combustible, un 2.4 litros con 184 CV, tracción total y cambio automático de 6 relaciones. 

Podremos montar llantas de 17 a 19 pulgadas con distintos acabados tonales 

Para finales del próximo año 2019, el Santa Fe, introducirá a su gama de motorizaciones, las opciones de motor híbrido e híbrido enchufable. Nada más podemos adelantaros sobre dichas motorizaciones, solo que estaremos atentos a lo que los coreanos nos ofrecerán. 

Pero no ocuparemos más tiempo, ya que si queréis saber con más detalles los precios o equipamiento de cada acabado del nuevo Santa Fe, en Motor.es ya explicamos detalladamente todo en este artículo muy completo de mi compañero Antonio Fernández. 

Por último, todas las motorizaciones podrán gozar de un descuento de hasta 7.200€ sobre el precio base del coche si acumulas tanto la oferta de lanzamiento, como optar por la financiera que la marca ofrece y entregando un coche, sea cual sea la marca de este. 

La nueva instrumentación digital es una delicia

Conclusión

Como conclusión, creo que durante todo este artículo habéis podido adivinar que el coche me ha gustado mucho. Me ha parecido un coche muy completo y muy evolucionado en todos los sentidos. Realmente es lo que debería ser un coche con estas miras, las de ser el buque insignia de una marca que está poniendo grandísimos empeños en mejorar en todo, cosa que ya hace tiempo consiguió, pero aún así siempre luchan por mejorar dentro de cada segmento.

Lo que nos da Hyundai con este coche es calidad, tecnología e imagen a un precio muy competitivo si miramos los precios de los vehículos con los que el Santa Fe está dispuesto a luchar cara a cara. Lo único que podría decir que encuentro mejorable en este coche, sería la escasa oferta de propulsores, ya que únicamente tendremos 3 disponibles, aunque, como ya he mencionado, para el año próximo aumentarán las opciones, como mínimo, en dos más, por lo que este punto a mejorar quedaría subsanado. 

Como recomendación personal, me decantaría por la motorización diesel 2.2 litros de 200 CV y la caja automática de 8 velocidades que es un gustazo. Para el acabado, el Tecno creo que es más que suficiente con todo lo que nos ofrece. Si eres de lo que suelen salir del asfalto el sistema de tracción total con HTRAC es el tuyo, y si por el contrario, generalmente utilizarás este vehículo para moverte por asfalto con la tracción delantera irás más que sobrado.

Hyundai Santa Fe 2018

Nota: 9.0

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto