¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Prueba KIA Niro Híbrido 2020, el precio justo (con vídeo)

    12

    La apuesta por la electrificación de KIA sienta sus bases sobre el Niro HEV, uno de los híbridos más interesantes del mercado. Tras su restyling el SUV coreano apuesta por un equipamiento abundante, una mayor dosis de conectividad y un precio realmente atractivo.

    El KIA Niro es el único SUV del mercado que se presenta con tres opciones de electrificación: híbrido, híbrido enchufable y eléctrico. Una propuesta que parece haber sido todo un acierto puesto que desde que se lanzó este modelo a finales de 2016 se han comercializado unas 370.000 unidades en todo el mundo, de las cuales 20.000 se han vendido en España.

    En el Salón de Ginebra de 2019 se presentó una actualización en cuanto a diseño, tecnología y equipamiento así que ya iba siendo hora de que analizáramos con detenimiento la versión más popular, el Niro Híbrido, del cual ya tuvimos un primer contacto. Esta renovación también fue acogida por el Niro PHEV mientras que el e-Niro ha ido por su lado ya que su presencia en el mercado es más reciente.

    El Niro híbrido no enchufable, o Niro HEV, no es un coche que nos vaya a enamorar por su aspecto pero tiene muchos rasgos interesantes como la parrilla con la silueta de nariz de tigre característica de KIA y una llamativa trama tridimensional. Los faros son de led y están acompañados de cuatro puntos de luz con forma de flecha que conforman las luces diurnas.

    Las formas cuadradas exteriores tienen su impacto positivo en la habitabilidad interior

    Siguiendo con la iluminación hay que señalar que se incluyen unos faros antinieblas, un elemento del que muchos fabricantes prescinden si montan ópticas led, y están integradas en el paragolpes. Esta pieza presenta en su parte inferior una moldura en acabado de cromo satinado para dar un toque más SUV a este coche aunque es simple estética, no ofrecen una protección adicional porque es de plástico.

    El mismo elemento aparece en la parte trasera aunque el protagonismo principal de la zaga es para los pilotos led de tamaño generoso. El Niro está pensado para un uso polivalente así que tiene unas dimensiones contenidas con 4,35 m de longitud, está a medio camino entre el Stonic y el Sportage. Un tamaño compacto pero muy espacioso por dentro gracias a una silueta bastante cuadrada.

    Para la carrocería se proponen nueve colores exteriores, todos bastante discretos, y los niveles de equipamiento se dividen en tres acabados: Concept, Drive y Emotion. Los dos primeros acabados llevan llantas de 16 pulgadas y el Emotion, que es el viste nuestra unidad de prensa, emplea llantas de 18 pulgadas. Además del aspecto estético hay que tener en cuenta que esa diferencia en el tamaño de las llantas también afecta al consumo del coche ya que las llantas de 18 supone calzar unos neumáticos más anchos que incrementan ligeramente el consumo de combustible.

    Una gran sección en plástico negro brillante domina el salpicadero

    Mucho equipamiento y mucho espacio

    En el interior resulta evidente que tras el restyling el Niro se ha vuelto más tecnológico. En el tope de gama se puede equipar un cuadro de instrumentos digital que proporciona mucha información y la muestra de manera sencilla y fácil de leer. No se ofrece un head-up display ni en opción.

    Al lado está presente la pantalla del sistema multimedia que tiene un tamaño de 8,0 o 10,25 pulgadas en formato panorámico dependiendo de la versión. Es compatible con Apple CarPlay y Android Auto, cuenta con un amplio abanico de funcionalidades y además integra el sistema telemático UVO Connect que sirve para conectar el coche con el smartphone y realizar algunas operaciones de forma remota.

    De esta manera se puede planificar una ruta con el móvil y enviarla después al coche, controlar la climatización para que cuando lleguemos al coche tengamos una temperatura agradable o comprobar a distancia si nos hemos dejado las luces puestas o las puertas abiertas, por ejemplo.

    El sistema multimedia del Niro, con pantalla panorámica, está permanentemente conectado

    Además, este sistema de infoentretenimiento lleva una tarjeta SIM integrada en el vehículo para obtener datos en tiempo real para saber el tráfico a la hora de crear una ruta en el navegador, para conocer los precios actualizados del combustible o para obtener previsiones meteorológicas.

    La pantalla está muy bien integrada en un salpicadero que muestra unas enormes superficies de plástico negro brillante, un material que también está presente en la consola central y las puertas. El equipamiento disponible es muy generoso e incluye freno de estacionamiento eléctrico, arranque por botón, múltiples asistentes de conducción. En el tope de gama se puede disfrutar de unas plazas delanteras con calefacción y ventilación, un asiento del conductor tiene reglajes eléctricos con memoria y volante calefactado. No puede equipar techo solar.

    Incluso tres adultos pueden viajar en estas plazas con razonable comodidad en comparación con otros SUV de este segmento. Además la amplia superficie acristalada da muy buena visibilidad y luminosidad, hay un reposabrazos integrado, redes tras los respaldos, salidas de ventilación e incluso existe la posibilidad de que las plazas laterales están calefactadas. Sólo falta alguna toma USB para recargar dispositivos móviles pero definitivamente son unas plazas traseras muy bien pensadas.

    La segunda fila de asientos es uno de los grandes valores del modelo de KIA. Es un coche de sólo 4,3 m de largo pero en las plazas traseras hay un espacio muy abundante tanto en anchura como en altura pero sobre todo en longitud. No recuerdo ningún otro coche de este segmento con este tamaño que ofrezca tanto sitio para las rodillas.

    En las plazas traseras el espacio es muy abundante

    Los acabados Concept y Drive tienen un equipamiento cerrado, es decir, no podemos añadir extras más allá del color de la carrocería. El acabado Emotion sí que propone un paquete opcional, se llama Pack Luxury y cuesta 2.300 euros, un precio justificable porque incluye mucho equipamiento adicional:

    • Instrumentación Supervisión
    • Sistema de audio JBL
    • Tapicería de piel
    • Asiento del conductor eléctrico
    • Asientos delanteros climatizados
    • Asientos traseros calefactados
    • Volante calefactado

    El espacio de carga aporta su granito de arena a la versatilidad y enfoque familiar del modelo coreano. El maletero tiene 410 litros de capacidad y propone un espacio muy aprovechable, sobre todo en altura, pero no puede contar con soluciones de sujeción de la carga, una toma de 12V o un portón eléctrico. Debajo del piso hay un compartimento que aloja la rueda de repuesto. Abatiendo los asientos traseros se consiguen hasta 1.408 litros de volumen.

    Maletero de buena capacidad donde faltan soluciones para organizar y sujetar la carga

    Versatilidad de uso

    La batería híbrida se encuentra colocada bajo los asientos traseros, evitando restar habitabilidad o maletero. Tiene una capacidad de 1,56 kWh y forma parte de un sistema híbrido que combina un motor de gasolina de 1.6 GDI con un motor eléctrico que desarrollan en total 141 CV. Pasa de 0 a 100 km/h en unos poco meritorios 11,5 segundos y la velocidad máxima es de 164 km/h, no hace falta más.

    Con semejante caballería el Niro híbrido tiene prestaciones de sobra pero la entrega de potencia es muy lineal buscando la suavidad así que no muestra un gran brío. No hace falta recorrer muchos kilómetros para darse cuenta que está enfocado a la comodidad. La suspensión también es muy confortable pero no me gusta tanto la insonorización porque resulta un coche más ruidoso de lo esperado, filtrándose en especial el ruido de rodadura.

    Una de las características que sobresalen de este Niro Híbrido es la transmisión que recurre a una caja automática de doble embrague y seis marchas, una solución poco habitual ya que la mayoría de híbridos emplean una caja de tipo CVT. Con el cambio DCT no se sufre el ruido constante y molesto del motor en aceleraciones fuertes que es característico en un CVT y también se gana en rapidez de respuesta pero por otro lado la durabilidad y la suavidad de una caja CVT son mayores.

    La rumorosidad en marcha es más elevada de lo esperado

    En el restyling se han incorporado levas tras el volante lo que nos facilita la gestión en momentos puntuales y que curiosamente tienen funciones diferentes según el modo de conducción que tengamos seleccionado: en modo Eco permiten cambiar el nivel de retención y en modo Sport permiten cambiar de marcha. El programa de conducción sólo afecta a la transmisión y se selecciona pasando la palanca al carril del modo secuencial.

    Vamos a lo que nos preocupa de un híbrido ¿Cuánto gasta? Hay que tener en cuenta que cuando hablamos de híbridos la variabilidad puede ser muy grande dependiendo del uso y tipo de recorrido. Con el Niro Hybrid lo más habitual, haciendo recorridos variados, será estar entre los 5,0 y los 5,5 l/100 km. En recorridos totalmente urbanos será posible estar por debajo de los 4 litros. Lo único que se echa en falta es un botón EV que obligue al sistema a ir en modo eléctrico en ocasiones puntuales, algo que sí tienen otros híbridos del mercado.

    La versión Emotion, con las llantas de 18 pulgadas, supone un incremento en el consumo en torno a unas tres décimas más que con las llantas de 16 pulgadas porque los neumáticos son más anchos (225/45 R18 frente a 205/60 R16). Por supuesto cualquiera de sus tres acabados viene con la etiqueta medioambiental Eco.

    En modo Sport las respuesta dinámica es más viva

    El precio de venta del KIA Niro híbrido comienza en los 27.600 euros y si te parece mucho, tranquilo. Esa tarifa se rebaja a los 19.900 euros con las promociones de KIA y financiando la compra, un valor mucho más atractivo. Si nos vamos al otro extremo de la gama el Niro HEV Emotion tiene un precio de 32.100 euros pero se queda en 26.201 euros con las ofertas actuales lo que supone una relación precio/equipamiento realmente interesante.

    Los modelos electrificados ya suponen la quinta parte de las ventas totales de KIA en Europa y esa proporción no parará de crecer ya que KIA tiene previsto lanzar 11 modelos más con electrificación. En este contexto el Niro juega un papel fundamental. Es un coche que tiene muy claro qué es lo que quiere ser y gracias a ello se muestra como un coche práctico y muy bien pensado que además goza de una garantía de 7 años o 150.000 km.

    Prueba KIA Niro Híbrido 2020, el precio justo (con vídeo)
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto