¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Prueba KIA Sorento 2021, generalista premium

    16

    La imparable ascensión y transformación de KIA sigue adelante. Cada vez que sacan un producto el mercado se revoluciona. El KIA Sorento 2021 llega a España, y lo hace con unos argumentos de mucho peso. Nosotros ya lo hemos probado.

    La transformación de KIA, y de Hyundai también, ha sido espectacular en las últimas dos décadas. En la última década sus productos no han dejado de sorprender. Han acabado convirtiéndose en referencia del segmento generalista por méritos propios. El KIA Sorento es, junto con el KIA Stinger, el buque insignia de la casa. Un D-SUV llamado a ser uno de los modelos más vendidos de su segmento. Al menos tiene todos los argumentos para ello.

    La nueva imagen del Sorento adelanta un producto muy atractivo

    La evolución del Sorento es viva imagen de la evolución de la marca. Lanzado originalmente en 2002, el gran SUV de KIA ha vivido una considerable conversión. Las primeras unidades se centraban en ser económico y en moverse bien por el campo. La anterior generación ya empezaba a dejar de lado la tierra para centrarse en el asfalto. Esta cuarta generación avanza por ese camino. Asfalto en grandes cantidades es lo que demanda.

    También demanda estética dominante. Un SUV no solo tiene que serlo, también parecerlo. En KIA tenían muy claro dónde inspirarse. Si hay un país en este mundo que sabe crear SUV/Todoterrenos impresionantes, ese es Estados Unidos. No se puede negar que el KIA Sorento parece un coche americano. Líneas poderosas e imagen completamente diferente a lo que acostumbramos a ver en el viejo continente.

    Los diseñadores han logrado crear una estética que convence incluso a través de una sencilla foto. Desde el morro a la trasera ha quedado un SUV muy vistoso y espectacular. Personalmente mi zona preferida es la zaga, con unos faros no demasiado grandes y con una presencia imponente. Estarás conmigo cuando te digo que parece un coche incluso más caro. Todo el conjunto se completa con una paleta de colores cortita y nada cantosa, y con juegos de llantas entre las 18 y las 20 pulgadas.

    Aunque el exterior ha quedado muy llamativo y potente, para mí la mejor parte es el interior. No parece un KIA. Lo digo pensando que hace unos años había modelos coreanos que, cómo decirlo, dejaban mucho que desear en muchos sentidos. El Sorento tiene una presencia interior increíble. Materiales bien elegidos, sin muchos alardes, pero con una presentación muy buena. Aunque siguen presentes plásticos duros, la calidad de estos y la atención a los detalles y a la producción, deja buena nota de qué camino han seguido las marcas del Grupo Hyundai.

    En el interior se combinan materiales de agradable tacto con una alta sensación de calidad

    Ya les gustaría a muchas marcas de referencia en Europa, de esas clásicas, tener el interior que luce el Sorento. Lo digo de verdad. Está más cerca de la categoría premium que del segmento generalista. Ese incremento en la calidad va acompañado de un importante despliegue tecnológico. La tecnología se está convirtiendo en un argumento de venta cada vez más importante, y sobre todo la forma de lucirla. En este caso se ha buscado una solución a medio camino entre lo tradicional y lo moderno.

    De serie, el Sorento llega con tres pantallas. La primera de ellas la tenemos en el cuadro de instrumentos. 12,3 pulgadas y una excelente calidad de visión. Intercambiando los modos de conducción podemos alterar el diseño, pero no hay mucha opción a la personalización. Muestra mucha información de una forma clara, y lo más llamativo de todo es la proyección del ángulo muerto en las esferas digitales. Una pequeña cámara en el retrovisor captura la imagen y el cuadro la presenta con mucha calidad. Esta presentación no se había visto nunca antes en ningún coche, y es realmente útil. Más adelante lo usarán más modelos de la casa, el primero el Stinger.

    La segunda de las pantallas aparece en medio de la consola central. Situada en la zona más alta posible, el panel táctil puede llegar a lucir un tamaño máximo de 10,25 pulgadas. Es un tamaño relativo porque el formato es muy ancho. Pero no se puede negar que tiene buena calidad y que la presentación del sistema es buena. Podría ser algo más intuitiva. Hay muchos menús, submenús, opciones y sistemas integrados, así que en un principio hay que dedicar un tiempo en aprenderse el funcionamiento. Como siempre digo, mejor tomarse unos minutos en parado para aprender y configurar que no tratar de gestionarlo en marcha, porque puede ser muy peligroso.

    La tercera fila de asientos queda oculta en el maletero. Plazas pequeñas de acceso complicado

    A los lados de la pantalla se han instalado unos accesos rápidos bastante prácticos, el único problema es que los de la derecha quedan un poco alejados del volante, y hay que estirar el brazo para llegar a ellos. El módulo de la climatización, justo debajo de la pantalla, queda muy bien integrado en la consola. Botones físicos camuflados de digitales y mandos de rápida acción. Es una evolución del clásico módulo y la realidad es que es no se le puede poner ninguna pega.

    En cuanto al resto de tecnología, podemos mencionar muchos más sistemas prácticos que hacen la vida más sencilla y cómoda. Cámara de 360 grados, Head-Up Display, asientos delanteros climatizados, conexión para dispositivos móviles, luz ambiental, techo solar, acceso y arranque sin llave, asientos traseros calefactables, volante calefactable, control de descenso, climatizador bizona, sistema de sonido BOSE con hasta 12 altavoces y mucho más. También hay que incluir un amplio equipo de elementos de seguridad y asistentes a la conducción que hacen del Sorento un coche con nivel 2 de conducción autónoma.

    La batalla ha crecido 35 milímetros, pero la ganancia para los ocupantes posteriores es de 93 milímetros gracias a un mejor aprovechamiento del espacio

    Se nota que hablamos del modelo más grande de la casa. KIA ha querido dotar de un ambiente de calidad y detalle al interior del Sorento. Solo hay que fijarse en los detalles como la iluminación ambiental, las costuras o los dibujos de las tapicerías para darse cuenta de ello. Son detalles que demuestran que se han invertido muchas horas en el desarrollo del modelo. Gracias a ello, todos los ocupantes consiguen viajar con una elevada sensación de calidad y confort.

    El aislamiento exterior es muy bueno. El ruido del motor apenas se filtra al habitáculo y solo cuando circulamos muy rápido el ruido de la rodadura es más evidente. Hay que dar gracias a un doble acristalamiento en las ventanillas delanteras y a mucho material aislante en el cortafuegos del vano motor. De lo que también van a disfrutar los ocupantes es de mucho espacio. La batalla del Sorento ha crecido más de nuevo centímetros, llegando hasta los 2,81 metros, aunque en total el coche solo es 1 centímetro más largo.

    Gracias a una plataforma bien pensada, el maletero no sufre ante mecánicas híbridas o PHEV

    Los voladizos se han acortado considerablemente y se ha tratado de alejar las ruedas lo más posible para así dejar todo el espacio posible a los ocupantes. Para España, el KIA Sorento solo está disponible en configuración de siete plazas. 2+3+2. La última fila queda oculta en el maletero. Se pliega y despliega fácilmente con la comodidad de poder abatir la segunda fila mediante unos tiradores hidráulicos que hay dentro del baúl.

    El acceso a esa última fila se realiza desde las plazas laterales de la segunda línea. El paso no es del todo malo, pero personas mayores o de movilidad reducida lo tendrán complicado tanto para entrar como para salir. Son plazas para gente menuda y/o ágil. El espacio para esos ocupantes no es malo, pero tampoco es excesivo. La postura no es cómoda porque las rodillas van mucho más altas que las caderas, y las piernas tendrán el hueco que se consiga robar a los pasajeros de la segunda fila.

    Todos estos problemas son los habituales en un SUV 5+2. No estoy contando nada nuevo. Las dos últimas plazas son ocasionales y preferiblemente para recorridos cortos. Pero en cambio, la segunda fila de asientos disfruta de un confort extraordinario. Ni siquiera pasajeros de más de 1,90 metros van a tener problemas de ansiedad. Hay mucha distancia con respecto a los asientos delanteros, y también para la cabeza. Cinco ocupantes van cómodos.

    El Sorento es un coche grande, pero tampoco gigante

    El maletero también dispone de unas proporciones considerables. Al poder disponer de varias configuraciones posibles, hay varias capacidades de carga. En el peor de los casos el volumen mínimo es de 187 litros, con las tres filas desplegadas. En disposición de cinco pasajeros los volúmenes varían entre 813 y 821 litros si es el Sorento híbrido el diésel, respectivamente. Finalmente, si echamos por tierra todos los asientos salvo los delanteros, el volumen máximo se dispara hasta los 2.011 litros.

    KIA ha conseguido minimizar las pérdidas de habitabilidad entre sus diferentes variantes mecánicas gracias a una plataforma cuidadosamente pensada. Se ha prestado mucha atención al peso. A pesar de que el Sorento es más grande y más rígido, la pérdida de peso alcanza los 90 kilogramos menos. Es un dato muy significativo. En su variante más liviana marca 1.832 kilogramos en báscula. Teniendo en cuenta que mide 4,8 metros de largo, 1,9 de ancho y 1,7 de alto, es dato me parece realmente bueno.

    Esa arquitectura denominada N3 SUV se ha diseñado para poder montar la nueva hornada de sistemas de propulsión, llamados motores SmartStream. En el porfolio de motores encontramos un diésel, un híbrido y un híbrido enchufable. Esas tres variantes serán las únicas disponibles en la gama. El último en llegar será el KIA Sorento PHEV. No lo hará hasta el Q1 del año que viene, con una autonomía eléctrica superior a los 60 kilómetros. Todavía está por determinar cómo será el conjunto que monte.

    Esquema híbrido de nueva generación para el Sorento

    Lo que sí se sabe es que el diésel es un bloque de cuatro cilindros y 2.151 centímetros cúbicos turboalimentado. Desarrolla 202 caballos de potencia a 3.800 revoluciones y 440 Nm de par motor entre las 1.750 y las 2.750 revoluciones. Siempre está asociado a un cambio de marchas automático de ocho velocidades de doble embrague. Gracias a su homologación Euro6d, certifica la etiqueta C de la DGT.

    La otra unidad que está presente actualmente en la gama es el híbrido con etiqueta ECO y autonomía eléctrica aproximada de dos kilómetros. En este caso se monta un bloque de gasolina de cuatro cilindros, turbo con 1.598 centímetros cúbicos. Desarrolla un máximo de 230 caballos y 350 Nm de par motor entre las 1.500 y las 4.500 vueltas. Al ser un híbrido, el motor térmico queda acompañado por un bloque eléctrico de 60 caballos y una batería de litio de 1,49 kWh de capacidad que pesa 55 kilogramos. La velocidad máxima en modo eléctrico es de 120 Km/h.

    Al igual que el diésel, el Sorento HEV queda a la gestión de una caja de cambios automática, pero en este caso hablamos de una transmisión de tipo convertidor de par con seis velocidades. En cuanto a los esquemas de tracción, de serie llega con tracción simple 4x2 que envía toda la fuerza al eje delantero. Opcionalmente todas las versiones pueden equipar un sistema de tracción total 4x4, aunque solo está disponible en la línea de equipamiento más alta de las dos que hay: Drive y Emotion.

    Prueba KIA Sorento 2021

    Llega el momento de emprender la marcha con el nuevo Sorento. Hasta ahora las sensaciones no podían haber sido mejores. Sobre el papel, y en la foto, el nuevo buque insignia parece tenerlo todo, pero al volante se confirman las sensaciones. Sí, lo hacen. Una vez más vuelto a utilizar la frase de: está más cerca del segmento premium que del generalista. La calidad de rodadura que transmite es muy elevada.

    A los pocos kilómetros te das cuenta que sin lugar a dudas el Sorento es el mejor coche que KIA ha puesto a la venta. Con el permiso del Stinger que me parece un cochazo infravalorado por el mercado. Tuve ocasión de probarlo hace tres de años y todavía estoy deseando volver a encontrarme con él. Pero a lo que iba, la comodidad que se desprende es muy alta. La suspensión está reglada principalmente para minimizar al máximo los obstáculos de la carretera. Sumando eso al aislamiento exterior, pues ya te puedes imaginar la sensación que se transmite a los ocupantes.

    Me quedo con la excelente puesta a punto del chasis. La plataforma N3 SUV se diseñado no solo para ser mecánicamente multidisciplinar, también para ser mejor en lo que a experiencia de conducción se refiere. La reducción de peso y el aumento de la rigidez permite ganar en agilidad. Sus 4,8 metros de largo se camuflan muy bien, los cambios de dirección son ágiles y el paso por curva es solvente. No estamos hablando de un SUV dinámico, pero al menos transmite mucha confianza y seguridad. Es algo que me ha sorprendido. El anterior no era así.

    En marcha transmite mucha calidad de rodadura. Parece un coche de segmento superior

    El KIA Sorento se ha ido alejando de los caminos por una tendencia lógica y natural del mercado. El comprador habitual de un SUV lo compra, en la mayoría de los casos, por su estética y su posición de conducción elevada. Pocos clientes van a aprovechar el Sorento para meterlo por el campo. Las cotas dejan una evidencia clara de esta falta de actitud campera. Ángulo de entrada de 16,8 grados, ángulo de salida de 21,3 grados y ángulo ventral de 16,3 grados. Es decir, si el morro pasa, casi seguro que va a pasar todo el coche. También hay que sumar una altura libre con respecto al suelo de 17,6 centímetros. Escasa para un terreno roto o complicado.

    Mejor no salir del asfalto, y las cosas como son, ahí es donde vas a encontrar todas las cualidades del Sorento. Hay varios modos de conducción: Eco, Confort, Sport y Smart. Además, hay modos específicos para el campo: Snow, Sand y Mud. Estos programas modifican la forma de entrega del par y la potencia para obtener el máximo agarre posible en función del terreno que pisemos. La tracción total del Sorento está más enfocada a mejorar la seguridad y el paso por curva que en hacerse valer en el campo.

    El Sorento PHEV será el más potente y eficiente de la gama. 265 caballos, autonomía eléctrica superior a los 60 kilómetros y etiqueta CERO de la DGT

    Los programas de carretera apenas varían el comportamiento del coche. Las diferencias son mínimas, así que lo más recomendable es circular en los modos ECO y Confort. Activar el modo Sport no implica mejoras considerables en prestaciones, así que está por estar. La entrega de potencia no es espectacular, pero en este caso, y tras haber probado las dos opciones posibles actualmente, diésel e híbrido, debo decir que el híbrido transmite mejores sensaciones.

    Cuenta con 90 Nm menos de par, pero el rango de revoluciones óptimo se mantiene durante más tiempo. Eso quiere decir que cuando el diésel pierde flaqueza, el híbrido mantiene el tipo. El 2.2 CRDi tiene buenos bajos. Al principio de cuentarrevoluciones la patada es correcta y mueve con solvencia al coche. Pero cuando pasamos de 3.000 rpm el motor desfallece y la entrega se reduce considerablemente. En autopistas a alta velocidad no hay mayor inconveniente, pero en carreteras secundarias obliga a preparar y calcular muy bien los adelantamientos.

    Los modos de conducción apenas varían el comportamiento general del coche

    Con el híbrido ese problema no es tan acusado. Al entregar el par en un rango de 3.000 rpm (entre las 1.500 y las 4.500 rpm), el Sorento HEV tiene menos pegada (aunque parece la misma) más tiempo. En síntesis, hablamos del mismo coche, con las mismas cualidades, pero si vamos a circular habitualmente en carreteras secundarias donde vamos a tener que adelantar, recomiendo mejor el híbrido que el diésel. Además, tienes la ventaja de que vas a ahorrar en gasolina.

    Oficialmente, la cifras que arroja KIA nos dicen que en ciclo de homologación WLTP el consumo combinado del Sorento 2.2 CRDi es de 6,2 litros para la versión 4x2 y 6,8 litros a los 100 kilómetros para el 4x4. El híbrido es oficialmente un poco más gastón. En ciclo combinado anuncia un consumo de 6,7 litros para mecánicas 4x2, y de 7,4 litros a los 100 kilómetros para unidades con tracción total. En un mundo real el consumo será prácticamente idéntico y dependerá muy mucho del uso que vayamos a dar al coche. No hay que olvidar que donde más partido sacamos a un híbrido es en entornos urbanos.

    El precio de venta es el que dicta sentencia dentro del segmento generalista. Los coches de ahora se están encareciendo rápidamente. Algunos fabricantes han disparado el precio de productos que en realidad no lo valen. KIA, por el contrario, ha optado por la receta de relación precio-producto. El precio de salida del KIA Sorento es de 38.500 euros, con promociones ya incluidas. Ese valor corresponde a un Sorento 2.2 CRDi 4x2 con acabado Drive. El híbrido arranca sus ventas en un precio de 40.400 euros, incluyendo promociones. Me parecen precios correctos o incluso baratos teniendo en cuenta lo que se ve hoy por ahí.

    Excelente producto el firmado por KIA. 7 años de garantía y gran relación precio-producto

    Conclusiones

    KIA sigue a lo suyo. Los fabricantes coreanos siguen mejorando a pasos agigantados, y a día de hoy poco o nada tienen que envidiar a marcas generalistas europeas. El KIA Sorento es buena muestra de ello. El segmento D-SUV no será el más popular de todos, pero gracias a este modelo sabemos que lo que está por venir será muy interesante. No tengo ninguna duda que hoy es una de las referencias del mercado, muchos aspectos y pocos defectos le avalan. Sus rivales; Peugeot 5008, Hyundai Santa Fe, Nissan X-Trail, Renault Koleos, SEAT Tarraco o Skoda Kodiaq tienen en el KIA un durísimo rival.

    Prueba KIA Sorento 2021, generalista premium
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto