Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba Mercedes Clase V: ¡mucho espacio en primera clase!

11

Pruebo el Mercedes Clase V 2019, un buque sobre cuatro ruedas donde lujo, espacio y practicidad se dan la mano con armonía. Un restyling que trae consigo un nuevo motor y ciertos toques estéticos y tecnológicos para lavar la cara del monovolumen de lujo por excelencia.

La prueba del Mercedes Clase V 2019 difícilmente puede llevar a error o malentendido. El monovolumen de lujo más grande disponible en la gama del fabricante alemán se renueva ligeramente para seguir siendo atractivo y lo hace manteniendo las claves que lo han convertido, con el paso del tiempo, en el vehículo de gran capacidad más lujoso del mercado. No es para todos, pero si lo que buscas es espacio y lujo, tiene que estar entre tus candidatos.

Hay que reconocer que desde que fuese lanzada la tercera generación del Mercedes Clase V en 2014, esta se ha convertido en una ineludible de eventos y fiestas a lo ancho y largo del planeta: es el taxi ideal cuando quieres combinar capacidad y refinamiento. Pero Mercedes quiere llegar también al publico privado, como tú o como yo, quien busque un coche confortable y con una extraordinaria habitabilidad interior y maletero.

Mercedes Clase V 2019

Y como la fórmula utilizada hasta ahora funciona a la perfección, ¿para qué cambiarla? Los cambios de esta versión 2019, lavado de cara en el ecuador de su vida comercial, se reducen a pequeños detalles estéticos, más tecnología y mejores acabados en el interior y una gama de motores rediseñada para adaptarse mejor a la realidad actual.

Cambios muy sutiles

Debo decir que frente a mi, los cambios son realmente escasos: el nuevo paragolpes delantero es probablemente lo más destacable. En las versiones orientadas al confort destaca la toma de aire inferior con los bordes cromados, mientras que la versión con el paquete AMG podemos encontrar grandes tomas de aire laterales con dos nervios cromados que la cruzan de punta a punta.

También puede incorporar la parrilla con efecto diamante visto en los Mercedes más modernos: básicamente se puede resumir en eso, han actualizado el frontal a los esquemas de diseño de los modelos actuales de la marca de la estrella. Tanto en el lateral como en la zaga tendrás que tener muy vista a la Clase V para encontrar los cambios. ¡Se sigue viendo actual, así que parece no necesitarlos!

Mercedes Clase V 2019

Puertas adentro, más de lo mismo. Cambios muy, muy justos, especialmente en cuanto a tecnología se refiere: habría sido de esperar la incorporación del fantástico sistema MBUX con doble pantalla e inteligencia artificial de la mayoría de modelos, que estrenó el Mercedes Clase A. Pero no: encontramos el mismo sistema multimedia y los cambios se reducen a unas tomas de aire que simulan una turbina de avión.

Una prueba con todo el refinamiento

Ahora bien, pese a que los cambios son prácticamente inexistentes, el lujo y refinamiento se sienten muy presentes desde el primer segundo en el que pones un pie en su habitáculo. De serie cuenta con seis asientos distribuidos en tres filas de dos asientos. Dado su tamaño, el espacio es gigantesco en las seis plazas e incluso deja espacio para un maletero más que utilizable.

Si quieres un coche para viajar con holgura y rodeado de lujo, deja de buscar: este es tu coche. Para los más sibaritas, Mercedes también ofrece unos asientos todavía más lujosos, con reclinación, aunque lamentablemente no los equipaba mi unidad de pruebas. Además, estos asientos se asientan sobre raíles por lo que la versatilidad en el interior es total: se puede adaptar a las necesidades para tener más o menos espacio en cada una de las áreas.

Mercedes Clase V 2019 - interior

En cuanto a motores, quizás la principal novedad sea la incorporación de la versión V300d con 239 CV y 500 Nm de par con un extraboost capaz de ofrecer hasta 39 Nm de par extra cuando se requiera. Todos los motores del nuevo Mercedes Clase V se enmarcan dentro de la familia de propulsores OM 654, los nuevos diésel de dos litros que también se encuentran en otros modelos de la gama. En el Clase V 2019 tendrán tres niveles de potencia: 160, 190 y 239 CV. Obviamente podéis imaginar cuál elegí para realizar la primera prueba del Mercedes Clase V 2019.

Así es: con 239 CV y un descomunal par no hay adelantamiento que se resista. En un coche de estas dimensiones y peso, creo sin duda que es la versión más recomendable: gracias a su gran par, se mueve con alegría en cualquier circunstancia y en este caso el nuevo cambio 9G-Tronic con convertidor de par es su aliado perfecto. Juntos ofrecen prestaciones y refinamiento a partes iguales. El consumo también es interesante: homologa 5,9 litros a los cien aunque en la práctica, a un ritmo entre normal y alegre, se mueve entre 8 y 9 litros.

Prueba Mercedes Clase V 2019: con 239 CV y cambio 9G-Tronic

El cambio tiene tres modos de uso: el Sport, el Confort y el modo manual para poder cambiar de marchas con las levas tras el volante: estas tienen un acabado metálico muy agradable. Ahora bien, en el modo confort es donde más se disfruta de este coche. Es un coche para conducir relajado pero capaz de mantener cruceros altos sin rechistar. Incluso en zonas de curva se defiende, aunque es cierto que las inercias y el peso terminan haciendo que balancee más de la cuenta. Si vas a viajar mucho por curvas te recomiendo la suspensión deportiva o la suspensión Agility Control con amortiguadores de dureza variable.

Mercedes Clase V 2019 - interior

Después de una carretera fantástica entre los viñedos del Penedés, vuelvo a la autopista, donde este Mercedes Clase V 2019 me muestra su cara más amable. Un tragamillas infatigable, rodeado del lujo y refinamiento propio de un Mercedes. Esto queda lejos, muy lejos de algunas de las furgonetas adaptadas a monovolúmenes que puedes comprar hoy en día. Esto es todo un Mercedes, de pies a cabeza.

Viajar a lomos de este Mercedes Clase V 2019 es una gozada. Me ha faltado comentar que está disponible con tres tipos de carrocería: compacta, de 4,9 metros de largo, la larga, de 5,14m, y la extra-larga, de 5,39 metros. En la jornada de pruebas he podido probar la opción más larga y debo decir que a veces tienes la sensación de conducir un camión. Súper lujoso, pero algo realmente grande.

Conclusión

Finalizo la primera prueba del Mercedes Clase V 2019 con varias conclusiones encima de la mesa. La primera es que cambia poco respecto al modelo actual: su comportamiento es prácticamente idéntico y quizás el salto más importante sea el del nuevo motor de 239 CV asociado a la fantástica transmisión 9G-Tronic que destaca por su suavidad y refinamiento.

Mercedes Clase V 2019 - posterior

La segunda conclusión es que si buscas un coche con mucho espacio interior y donde el factor lujo sea relevante, esta es la mejor opción, objetivamente. Sí, también te puedes ir a un Mercedes GLS, de hasta 7 plazas, pero no será ni tan refinado ni tan eficiente como este. Por último decirte que si tienes un Clase V actual, no tienes de qué preocuparte: yo no lo cambiaría por el nuevo sino que me esperaría a la llegada de la próxima generación en dos o tres años.

¡Salvo que te interese el Mercedes EQV! La versión 100% eléctrica del Mercedes Clase V que llegará, si todo va bien, el año que viene. Pocos cambios pero un mismo espíritu. El Mercedes Clase V 2019 seguirá siendo uno de los mejores coches fabricados en España (te recuerdo que se fabrica en Vitoria) y estos pequeños cambios no hacen sino fortalecer su posición como el rey del espacio y el lujo.

Fotos: Mercedes-Benz

Noticias relacionadas

Prueba Mercedes Clase V: ¡mucho espacio en primera clase!
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto