¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Prueba Skoda Enyaq iV, familiar y sostenible

    33

    El nuevo Skoda Enyaq iV llega a los concesionarios españoles y ya lo hemos conducido. El SUV 100% eléctrico apuesta por el confort, la practicidad, el espacio a bordo y una autonomía de hasta 510 kilómetros para convencer al público.

    El Enyaq es el único modelo con la plataforma eléctrica MEB del Grupo Volkswagen que se fabrica fuera de Alemania

    El Skoda Enyaq iV es la punta de lanza del fabricante checo en movilidad eléctrica. Es el primer modelo de Skoda con la arquitectura MEB, es decir, la Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica del Grupo Volkswagen y de hecho el modelo checo comparte muchas características con el Volkswagen ID.4.

    Exteriormente es rápidamente identificable como un Skoda ya que tiene muchos rasgos similares a los SUV de la marca con motores de combustión. Los principales detalles de diseño se centran en marcar un aspecto robusto y moderno para este SUV de 4,65 m de longitud, sólo 5 cm menos que un Skoda Kodiaq.

    La iluminación juega un papel relevante. El SUV eléctrico de Skoda ofrece faros delanteros LED Matrix con un sistema matricial que emplea 24 ledes por módulo que se encienden y apagan individualmente para proporcionar un haz de luz óptimo y preciso. En la zaga el Enyaq cuenta con pilotos traseros LED con intermitentes dinámicos. Además, la iluminación toma protagonismo en un elemento inesperado: la parrilla frontal.

    El Enyaq iV es el primer Skoda que puede equipar llantas de 21 pulgadas (las de la imagen son de 20 pulgadas)

    El rasgo exterior más destacado es una impresionante parrilla iluminada Crystal Face (opcional en algunas versiones) con un total de 130 ledes que iluminan los listones verticales y el embellecedor horizontal de una parrilla cubierta con una máscara trasparente. El efecto es espectacular pero, como no aporta más visibilidad, desde el punto de vista práctico sólo sirve para estar preocupado de cómo aguantará este elemento las embestidas de los que aparcan de oído.

    En lugar de los acabados tradicionales, Skoda procura los paquetes de diseño Loft, Lodge, Suite, EcoSuite, Lounge, Sportline y RS. Según la elección varían los materiales y colores del interior, los adornos decorativos, la tapicería, la iluminación ambiental, las alfombrillas o el aspecto de la consola central para ofrecer un carácter más juvenil, sostenible, exclusivo, deportivo o lujoso.

    El modelo checo goza de una gran calidad de realización interior

    También se disponen de algunas opciones individuales como el techo solar panorámico permitiendo así un cierto grado de personalización. Estas posibilidades de individualización incluye la elección entre una gama de llantas de aleación de 18 a 21 pulgadas y nueve colores exteriores. La gama también propuso la edición especial Founders Edition limitada a 1.895 unidades recordando el año de fundación de la marca checa.

    Como ocurre por fuera, dentro este Enyaq también guarda muchas similitudes con los SUV que ya tiene Skoda en su catálogo. Plantea un interior de líneas limpias que proporcionan una atmósfera agradable y espaciosa para los ocupantes y, en general, se aprecian ajustes y materiales de calidad.

    El sistema multimedia emplea una pantalla táctil de 13 pulgadas, más grande que en cualquier otro modelo de Skoda y de serie en todas las versiones. También se puede operar mediante el asistente de voz digital Laura y tiene conectividad inalámbrica con Android Auto, Apple CarPlay y MirrorLink. En la lista de extras se permite vincular el sistema de sonido Canton con un total de doce altavoces para obtener una gran experiencia sonora a bordo.

    La pantalla multimedia es enorme y su respuesta táctil es buena

    Lleva una eSIM incorporada que facilita actualizaciones inalámbricas para mapas y software, recibe datos online para la planificación de rutas del sistema de navegación y permite operaciones remotas como encender el aire acondicionado antes de iniciar un viaje o controlar la carga.

    Frente al conductor, el Enyaq cuenta con instrumentación digital Virtual Cockpit que se aleja de las modas actuales para ofrecer una pequeña pantalla de 5,3 pulgadas. Skoda ha preferido que el principal foco de información para el conductor sea un head-up display que recurre a un sistema de realidad aumentada para proyectar la información en el parabrisas.

    Por supuesto no faltan las características soluciones prácticas de Skoda, sus medidas simply clever. Por ejemplo, un compartimento para el cable de recarga debajo del piso del maletero, un limpiador para el cable de carga, una base de carga inalámbrica para smartphones, unos pequeños bolsillos tras los respaldos de los asientos delanteros, un paraguas alojado en la puerta del conductor o el clásico rascador de hielo integrado en el interior del portón trasero.

    Interior minimalista y cuidado

    Siendo un SUV de carácter familiar no es de extrañar encontrase con mucho espacio para dos adultos en la parte posterior. Incluso para tres el confort es razonable gracias a una notable cota de anchura y a la ausencia de un túnel de transmisión. Esta segunda fila de asientos también disfruta de bandejas plegables en los respaldos de los asientos delanteros y cortinillas enrollables en las ventanillas laterales traseras.

    No hay opción a tener una tercera fila de asientos, lo que deja un maletero de 585 litros. Es un espacio generoso al que se accede mediante un portón de apertura eléctrica que también cuenta con una función de pedal virtual. Bajo el piso hay un espacio de almacenamiento dividido que permite transportar objetos pequeños bien sujetos.

    La capacidad de carga es de 585 litros

    Espacioso, silencioso y familiar

    El principal atributo del Skoda Enyaq es, evidentemente, su sistema de propulsión. Por el perfil familiar y práctico de este modelo la marca checa ha tratado de que permite afrontar viajes largos sin complejos y por ello ha dotado a su SUV eléctrico de carga rápida de 50 kW y hasta 100 kW o 125 kW (según versión) y brinda variantes con más de 500 km de autonomía.

    El Enyaq llega a España con dos tamaños de batería y cuatro niveles de potencia. En el momento del lanzamiento se proponen el Enyaq 60 iV y el Enyaq 80 iV mientras que el resto de variantes se irán sumando próximamente. En otros mercados existirá una variante Enyaq 50 iV con 109 kW, 340 km de autonomía en ciclo WLTP y una batería con una capacidad bruta de 55 kWh (52 kW netos), pero no se comercializará en nuestro país.

    • Enyaq 60 iV con 132 kW (180 CV) y 390 km de autonomía en ciclo WLTP.
    • Enyaq 80 iV con 150 kW (204 CV) y 510 km de autonomía en ciclo WLTP.
    • Enyaq 80x iV con 195 kW (265 CV) y 460 km de autonomía en ciclo WLTP (a la venta en el tercer cuatrimestre de 2021).
    • Enyaq RS iV con 225 kW (306 CV) y 460 km de autonomía en ciclo WLTP (a la venta en el primer cuatrimestre de 2022).

    Los Enyaq 60 iV y Enyaq 80 iV son de propulsión trasera. Por su parte los Enyaq 80x iV y Enyaq RS iV disfrutan de tracción total gracias a la adición de un segundo motor eléctrico en el eje delantero que desarrolla una potencia de 195 kW y 225 kW respectivamente. La batería de iones de litio ubicada en el suelo del vehículo tiene una capacidad bruta de 62 kWh (58 kWh netos) en el Enyaq 60 iV y una capacidad bruta de 82 kWh (77 kWh netos) en el resto.

    Silencioso y agradable de conducir

    Dependiendo de la batería, en un punto de carga doméstico de 3,7 kW se necesitan entre 18 y 24 horas para recargar. En un cargador wall box de 7,4 kW se necesitan entre 8 y 12 horas, en un punto de carga rápida de 50 kW se necesitan de 64 a 76 minutos. Con velocidad de carga súper rápida a 100 / 125 kW se emplean poco más de media hora. El SUV de Skoda trae de serie el cable de carga doméstica 2,3 kW (AC) y el cable de carga pública 11 kW (DC).

    Durante nuestra toma de contacto en la presentación el consumo fue contenido para un modelos de este tamaño con datos en torno a los 16-17 kWh/100 km. Para ayudar a maximizar la autonomía eléctrica el Enyaq dispone de manera opcional de bomba de calor para la calefacción y el aire acondicionado. Resulta recomendable equiparlo ya que resulta más eficiente y por tanto su uso resta menos autonomía que los sistemas de climatización tradicionales.

    Además, en algunas versiones se equipan levas en el volante que sirven para seleccionar el grado de recuperación de energía. El SUV muestra una buena aceleración, en autopista mantiene velocidades altas sin problemas y la velocidad máxima está limitada a 160 km/h (180 en el RS). Es muy silencioso y agradable en todo momento.

    Por supuesto, el Enyaq iV disfruta de la etiqueta medioambiental Cero

    Su peso supera las dos toneladas y eso se nota en las inercias, mostrándose como un modelo poco amigo de los tramos de carretera con curvas. Para paliar un poco ese efecto Skoda ha recurrido a una suspensión de tarado ligeramente firme así que cuando se pasan por pequeñas irregularidades se transmiten al interior aunque no merma el confort. Los frenos traseros son de tambor, un controvertido recurso que también ha empleado el Grupo Volkswagen en otros eléctricos.

    El Skoda Enyaq está a la venta desde 29.900 euros en su variante Enyaq 60 iV, una factura que incluye los descuentos comerciales y por financiación de la marca y las ayudas del Plan Moves III, algo que en conjunto suponen hasta 10.600 euros de ahorro. Un precio muy competitivo para esta interesante apuesta de movilidad sostenible de Skoda.

    Prueba Skoda Enyaq iV, familiar y sostenible