¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Prueba Volkswagen Passat 2019, porque sigue siendo el rey

    18

    La berlina generalista por antonomasia se actualiza una vez más. Llega el Volkswagen Passat 2019 al mercado español con mejoras por aquí y por allá para seguir siendo la referencia, el líder de las berlinas generalistas. Un segmento todavía de gran interés.

    Obviamente, y sin temor a jugarme demasiado el pellejo, diré que el mundo en 1972 no era exactamente igual que el mundo de 2019. Tras esta impresionante reflexión, de nada, hay que decir que esas dos fechas coinciden con dos momentos importantes en la vida del Volkswagen Passat. La primera de ellas fue el nacimiento de la berlina, y la segunda la fecha de lanzamiento del restyling de su octava generación. Y es que cada renovación que se presente en el Passat es importante ya que por algo es el líder de las berlinas generalistas. Ese restyling llega ahora al mercado y ya he tenido ocasión de probarlo.

    El Volkswagen Passat de 2019 recibe una ligera actualización estética

    Tampoco estamos hablando de la actualización más profunda que jamás haya visto el hombre, no. Más bien lo contrario. El mundo ya no es el mismo que hace 47 años y a día de hoy el peso de las ventas no lo llevan las berlinas si no los SUV. Eso tampoco quiere decir que Volkswagen se haya olvidado del resto de su gama por ahí están las novedades del Passat y sobre todo el lanzamiento de dos modelos de suma importancia dentro de la casa como son el Volkswagen Golf MkVIII y el primer 100% eléctrico, el Volkswagen ID.3.

    Pequeñas novedades estéticas y más importantes tecnológicas

    Pero no quiero desviarme del asunto y prefiero centrarme en el Passat que para eso estamos aquí. Bien, en cuanto a las novedades estéticas decir que hay unas pocas. Todas ellas siguen con la tradición de las marcas alemanas de no arriesgar. Parrilla modificada, nuevos faros principales con tecnología LED de serie, nuevos parachoques además de nuevos juegos de llantas y nueva paleta de colores extendida. Obviamente hablamos de un lavado de cara y eso implica no cambiar muchos paneles de la carrocería y el resto del coche sigue como estaba, lo mismo que el resto de carrocerías que se acogen a esta serie de cambios.

    ¿Y por qué no cambiarlo más? Pues muy sencillo. Las berlinas son un segmento clásico, un segmento bastante conservador en los tiempos que corren, y eso implica que el gusto es algo chapado a la antigua. También es un mercado donde prima principalmente lo funcional sobre lo estético, porque aquél que busque una berlina convencional no querrá otras opciones más estéticas pero menos funcionales como pasa con el Volkswagen Arteon. Así que por esos y muchos más motivos el Passat de 2019 no cambia en exceso.

    Tampoco lo hace en su interior que sigue presentando ese toque sobrio que ya conocíamos, algunos lo llamarán elegante. Pero en síntesis es el mismo habitáculo que hemos tenido hasta ahora pero con ligerísimas modificaciones a nivel estético. Nuevas molduras, nueva iluminación ambiental y decimos adiós al reloj analógico del salpicadero. Espacio que por cierto queda cubierto a medias por el interruptor de los intermitentes de emergencia y por una placa que nos indica en qué coche estamos por si acaso nos habíamos olvidado.

    El nuevo Passat no cambia su estructura interior pero incrementa la cantidad de tecnología

    El resto de elementos nuevos introducidos responden a una mejora en el apartado tecnológico, que bien podría ser lo más novedoso y principal que trae este lavado de cara. Eso nos deja con un cuadro de instrumentos con una pantalla de 11,7 pulgadas algo más pequeña que en el pasado pero con mejor resolución, y con una nueva pantalla del sistema de infoentretenimiento. A diferencia del cuadro esta sí que ha crecido en dos aspectos, tamaño pudiendo llegar a ser de hasta 9,2 pulgadas, y conectividad ya que puede unirse a dispositivos mediante Apple CarPlay que no Android Auto.

    Como ya es habitual ambos paneles muestran una gran calidad de imagen y mucha nitidez, por lo que son visibles incluso en circunstancias donde el sol incida directamente sobre ellas. Pero ahí no acaban las mejoras de la pantalla multimedia, también se han cambiado los gráficos, se han mejorado los comandos de voz también los de reconocimiento por gestos y solo en los acabados más altos el Passat podrá contar con una tarjeta eSIM integrada y que nos dará acceso a diversos servicios multimedia como el tráfico, el tiempo o las noticias.

    La seguridad, ese gran olvidado, ha sido objeto de especial atención dentro de esta renovación. Gracias a ello se suma ahora un paquete de asistentes y elementos de seguridad que hacen de él un coche con capacidad autónoma de nivel dos. Asistente de mantenimiento de carril, radar de proximidad, control de crucero adaptativo, indicador del ángulo muerto, alerta de tráfico trasero, asistente de frenada de emergencia... Ésta solo es una pequeña lista de todos los elementos que hay y que quedan unidos con el conductor mediante un volante capacitivo que reconoce la presencia del conductor con el simple acto de tocarlo.

    Las plazas traseras siguen disponiendo de mucho espacio para dos y tres pasajeros

    En cuanto a equipamiento hay que reconocer que Volkswagen sube la apuesta desde el acabado de serie, pero obviamente vamos a picar entre el largo listado de elementos opcionales como los faros IQ Light Matrix LED, el equipo multimedia con pantalla de hasta 9,2 pulgadas, navegador, asientos climatizados y eléctricos, techo solar, acceso y arranque sin llave, Travel Assist y un largo etcétera de elementos que no solo incrementarán la seguridad de los ocupantes también la comodidad en cada recorrido.

    El espacio y el aprovechamiento han sido siempre grandes bazas del Passat. Al tratarse de un lavado de cara no hay cambio de plataforma y eso nos deja con las mismas medidas que ya conocíamos y el mismo espacio interior que ya sabíamos. Mucho espacio en unas plazas traseras que permitirá que sus ocupantes viajen cómodamente. No hay problemas ni para las piernas ni para la cabeza, aunque el único perjudicado es una vez más el ocupante de la plaza central que estará limitado principalmente por un túnel de transmisión elevado y molesto.

    El Passat es el primer modelo de la casa en contar con conducción autónoma de nivel 2. El siguiente será el nuevo Golf

    Y ya que hablo de espacio que siempre viene bien hay que hablar lógicamente de maletero. En este apartado hay un pequeño batiburrillo de tamaños ya que hay diferentes tipos de carrocerías. La berlina de cuatro puertas presenta un tamaño mínimo de 586 litros, la versión GTE 402 litros ya que cede parte del maletero a las baterías del conjunto híbrido, y por último las versiones Variant que a su vez se dividen en dos; 639 litros para el Alltrack y 650 litros para la ranchera clásica.

    Esa variedad de tamaños de carga se debe como ya digo a la variedad de carrocerías y versiones mecánicas. El Passat sigue ofreciendo un amplio abanico de motores y versiones que incluyen unidades diésel, gasolina e híbridas enchufables. Para esta ocasión todas esas unidades se han sometido a mejoras de puesta a punto para ofrecer niveles de consumo y emisiones menores. Obviamente el GTE es la unidad más eficiente de toda la gama gracias a su equipo híbrido enchufable con batería de 13 kWh que le permite recorrer una distancia en modo 100% eléctrico de hasta 57 kilómetros.

    El puerto de carga del Passat GTE sigue estando en el morro

    Las unidades digamos "convencionales", es decir las unidades de combustión diésel y gasolina presentan potencias que oscilan entre los 150 y los 272 caballos. Esos motores pueden ser asociados, en función de la versión, a cajas de cambios manuales de seis velocidades o automáticas de siete que se encargarán de enviar la energía a las ruedas delanteras o a las cuatro ruedas si es que se opta por la tracción total 4MOTION típica de Volkswagen, aunque solo estará disponible en las unidades más prestacionales.

    Ya para rematar la parte no dinámica de esta prueba toca hablar de precios. A pesar de las mejoras en equipamiento de serie Volkswagen ha apostado por mantener un precio de salida razonable dentro de sus tres niveles de equipamiento: Estándar, Executive y R-Line. El precio de salida del Volkswagen Passat 2019 berlina se sitúa en los 33.245 euros, 34.370 para la carrocería Variant, 47.315 para el Variant Alltrack, 48.659 euros para el GTE berlina y finalmente 49.839 euros para el GTE Variant.

    Prueba Volkswagen Passat 2019

    Volkswagen está muy orgullosa de la gama que ha creado y mejorado para el Passat 2019. Y es que en realidad hay un Passat para cada tipo de cliente. Desde la típica berlina convencional, pasando por las prácticas versiones Variant y Alltrack hasta las más modernas y eficientes versiones GTE que también tienes las dos carrocerías posibles. Así que sí, hay un Passat para cada cliente en lo que a carrocerías se refiere, pero también lo hay en cuanto a motores como ya ha quedado demostrado. Ahora bien, ¿qué versión interesa más? Pues he ahí la duda.

    Dinámicamente el Passat sigue apostando por el confort, aunque hay versiones con mucho picante

    Vamos a empezar por los GTE, las versiones híbridas enchufables. Ideales para aquellos usuarios que cada día realicen recorridos de aproximadamente entre 40-50 kilómetros. La autonomía 100% eléctrica nos permitirá movernos hasta un máximo de 57 kilómetros, y de ahí que sean ideales para recorridos rutinarios de esa distancia. Llegar de trabajar, enchufar el coche a la red - he ahí el verdadero problema de esta versión - y despreocuparnos si en algún momento realizamos un viaje largo ya que contamos con un motor de gasolina y una autonomía combinada cercana a los 1.000 kilómetros.

    Además de estas peculiaridades hay que reconocer que el GTE se mueve muy bien. El empuje de las baterías es considerable aunque una vez agotadas estas la energía disminuye pero sigue siendo suficiente para poder viajar de forma tranquila. Al ser un híbrido enchufable certifica la etiqueta medioambiental CERO, lo que nos permitirá poder movernos sin importar de protocolos o espacios de bajas emisiones. Contamos con tres modos de propulsión: híbrido, eléctrico y GTE, además de varios modos de conducción que nos darán más o menos agresividad. Aunque pensándolo bien lo más sensato es alargar todo lo posible la vida de las baterías.

    El Passat estrena un mando fónico avanzado que responde al comando "Hey Volkswagen". A través de él podremos gestionar diferentes aspectos del coche

    El mix de diésel/gasolina dependerá mucho del destino final del coche. Las empresas, los renting, apuestan claramente por el diésel, mientras que en las ventas a particulares la balanza se equilibra un poco más aunque hay cierta predilección por las unidades de gasolina tal y como ocurre ahora en el mercado. Es por eso que siempre hay duda con respecto a qué versión escoger.

    Las unidades de gasolina son ideales para aquellos compradores que no hacen excesivos kilómetros al año y que por lo tanto no están tan agobiados por los consumos. Las potencias oscilan entre los 150 y los 272 caballos. Éste último es un Passat Variant R-Line Performance que además de ir de maravilla, solo será especialmente atractivo a compradores con mayor potencial económico. La verdad es que va como un tiro aunque teniendo en cuenta que usa el motor del Volkswagen Golf GTI TCR no hay duda del porqué.

    Si se busca capacidad de carga las versiones Variant alcanzan hasta los 1.780 litros de capacidad

    El 1.5 TSI EVO puede que sea la versión más equilibrada de la gama de los gasolina. Su comportamiento está de sobra probado y además de un rendimiento óptimo nos aporta unos consumos contenidos. Le sienta como un guante al coche. La unidad 2.0 TSI de 190 caballos eleva las prestaciones, el precio y los consumos, pero es ideal para aquellos que viajen siempre cargados o que vivan por zonas de montaña. Siempre llega asociado al cambio DSG por lo que aporta un extra de confort.

    Los diésel como ya hemos dicho son la opción preferida para flotas y es lógico teniendo en cuenta la gran cantidad de kilómetros que pueden llegar a contar en sus odómetros. En este caso la novedad es el 2.0 TDI EVO de 150 caballos, un motor de última generación que promete largos recorridos a bajos consumos. Oficializa 4,7 litros por cada 100 kilómetros y podrá ser asociado con una caja de cambios manual de seis velocidades o bien automática DSG de siete. Apenas supone 435 euros extra con respecto al 1.6 TDI de 120 caballos y a priori puede ser una de las versiones más recomendadas.

    Los 2.0 TDI de 190 y 240 caballos ya estaban en la gama y no cuentan con ninguna novedad. Son una buena apuesta aunque hay que tener en cuenta el aumento de precio y consumo que conllevan. Con ellos pasa lo mismo que con los gasolina más potentes, que son ideales para aquellos que busquen más prestaciones o que siempre vayan cargados o circulen por puertos de montaña de forma habitual. Sin lugar a dudas lo peor de las unidades diésel es la rumorosidad interior, que sigue siendo mucho más alta que en el caso de los gasolina.

    Tres tipos de carrocerías para una familia completa y extensa

    En líneas generales, y como ya es sabido, el Passat apuesta en líneas generales por una conducción claramente enfocada al confort, aunque no tiene porqué. Volkswagen pone a disposición del cliente una suspensión adaptativa que muestra diferentes tarados para la amortiguación. Tarados que además están muy bien diferenciados y que realmente se notan. Por ejemplo en modo Sport el coche se vuelve más seco de reacciones pero más equilibrado en el paso por curva, mientras que en modo ECO o Confort la suspensión relaja su comportamiento y aunque notamos más los balanceos de la carrocería ganamos mucha calidad de rodadura.

    Y es que esos modos de conducción nos permitirán jugar con el papel que represente el Passat. Hay que entender que si optamos por las versiones mecánicas más básicas no vamos a conseguir milagros, pero sí que se notarán en las opciones más prestacionales. La velocidad del cambio automático, la respuesta del acelerador y la dureza de la dirección también cambian en función del modo de conducción. De esa forma tenemos un coche muy relajado -puede que demasiado- en modo ECO a un coche más tenso en el modo Sport.

    Si optamos por el Alltrack hay que tener en cuenta que es el más particular de la familia. La carrocería se eleva ligeramente y eso hace que el centro de gravedad se desplace. Además de eso siempre llega asociado a una tracción total 4MOTION que nos permitirá salir del asfalto con mayor tranquilidad. No hay reductoras o bloqueos de diferencial por lo que tampoco podemos enfrentarlo a una conducción excesivamente campera, pero sí que nos dará más solvencia que el resto de sus hermanos. Eso sí, en carretera ganaremos más confort gracias a ese mayor recorrido de las suspensiones.

    El Passat sigue marcando el paso del segmento. Más de 30 millones de unidades vendidas abalan su experiencia

    Conclusiones

    En estos 47 años que el Volkswagen Passat lleva a la venta ha acumulado más de 30 millones de unidades vendidas en todo el mundo. Cada renovación y actualización es analizada a fondo porque gracias a ese historial ha conseguido situarse como la berlina generalista por referencia. Los rivales siguen apretando muy duro aunque todos sabemos que los SUV son la apuesta principal de las marcas. Sin embargo una buena berlina siempre es digna de apreciar y valorar.

    Los cambios aplicados al Passat en este 2019 han mejorado lo que había. Las pequeñas novedades estéticas van acompañadas de más importantes novedades tecnológicas y de equipamiento que hacen que esta berlina multifunción sea más moderna. Todo ello sin perder un ápice de las cualidades y ventajas que ya se le conocían. Eso nos deja con una nota media muy elevada y a la espera de saber qué hará Volkswagen para mejorar uno de sus productos estrella porque fácil no lo va a tener.

    Prueba Volkswagen Passat 2019, porque sigue siendo el rey
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto