¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Toma de contacto Nissan Leaf. 100% eléctrico, 100% ecológico

62

Sin emisiones contaminantes, sin ruido. Es el Nissan Leaf, un vehículo de propulsión exclusivamente eléctrica que ya rueda por nuestras carreteras. La marca japonesa está promocionando este nuevo modelo, ganador del prestigioso galardón Coche Europeo del Año 2011, recorriendo diversas ciudades de la geografía española con el "Nissan Leaf Tour" y hemos aprovechado su paso por Madrid para probarlo.

Su motor eléctrico de 80 kW (109 CV) recibe la energía de una batería laminada de iones de litio y permite que el Leaf tenga unas buenas prestaciones y una autonomía suficiente para rodar por la ciudad y su periferia. Las baterías laminadas ofrecen más capacidad y potencia que las baterías de iones de litio tradicionales y se recargan mediante las tomas situadas en el frontal del Leaf.

Su suavidad de marcha y habitabilidad son destacables siendo su principal inconveniente el precio: 35.950 euros, de los que hay que restar la subvención de 6.000 euros que ofrece el Estado para este tipo de vehículos. ¿Rentable para un particular? Habría que echar números pero en la mayoría de los casos parece difícil.

Por fuera

Nissan Leaf

Su carrocería con forma de cuña y líneas redondeadas busca la menor resistencia al aire para conseguir un mayor ahorro de energía al desplazarse y reducir en lo posible el ruido aerodinámico. La toma de corriente para la recarga de las baterías está situada en un compartimento frontal bajo el logo azulado de la marca japonesa. Los faros delanteros disponen de tecnología led que proporciona una excelente visibilidad y son de gran tamaño, alargados y se elevan de forma notoria sobre el capó.

En la vista lateral se aprecian los cristales traseros tintados y unas llantas de aleación de 16 pulgadas calzadas con unos neumáticos de baja resistencia a la rodadura Bridgestone Ecopia en medida 205/55 R16. Las manetas de las puertas están cromadas haciendo un interesante contraste con el resto del vehículo y en la parte inferior de las puertas delanteras se sitúa el logo "Zero Emission", anagrama que también está presente en el portón trasero del Leaf.

En la zaga llama la atención los pilotos estrechos y curvados que, al igual que los faros delanteros, también están formados por leds luminosos. En la parte baja del paragolpes trasero no encontraremos una salida de escape sino un difusor que canaliza el flujo de aire. Opcionalmente se puede instalar un spoiler sobre el portón con un panel de células fotovoltaicas que ayudan en la recarga de la batería auxiliar de 12 V.

Por dentro

Nissan Leaf

El Nissan Leaf ha sido pensado desde el principio como un coche eléctrico a diferencia de otros modelos que parten de una versión convencional para ofrecer una variante eléctrica. Esto se aprecia en la ubicación de las baterías, bajo el habitáculo, que se traduce en una buena habitabilidad y un maletero con un volumen destacable para este tipo de vehículos.

Su interior está pensado para cinco ocupantes. Los asientos delanteros son cómodos, tienen un buen mullido y ofrecen espacio suficiente en todas las cotas para viajar con comodidad. Detrás caben tres personas aunque falta anchura para que quepan holgadamente y no hay espacio bajo los asientos delanteros para poner los pies.

Los asientos traseros tienen una banqueta con una inclinación acusada y los pasajeros de mayor estatura viajarán con las piernas muy flexionadas y las rodillas en una posición bastante alta. Durante el breve recorrido de nuestra toma de contacto me pareció cómodo pero habría que saber si esta posición lo sigue siendo en un trayecto largo.

La tapicería de tela de color claro presenta un tacto suave y es agradable a la vista, aunque por el contrario parece difícil de limpiar y cabe la duda de qué tal resistirá ante el desgaste en un uso continuado.

Al volante resulta fácil encontrar una posición adecuada a pesar de que el volante no ofrece regulación en profundidad, sólo en altura. Detrás del mismo, el cuadro de instrumentos se divide en dosy presenta la información de forma clara y sencilla. El panel superior de los indicadores nos informa de la velocidad con un indicador digital, la hora y la temperatura exterior y, a la izquierda, aparece un indicador con iconos en forma de árboles que muestran de forma gráfica el nivel de eficiencia ecológica del conductor. El panel inferior, visible tras el aro del volante, tiene un diseño futurista y ofrece la información del ordenador de a bordo, la autonomía estimada, la temperatura de la batería y, en la parte superior, un indicador con esferas que nos señala en tiempo real en qué medida estamos recargando o gastando la energía de la batería.

Nissan Leaf

Su equipamiento de serie es amplio ya que cuenta con navegador con pantalla táctil, climatizador, sensores de lluvia y luz, arranque por botón y cámara trasera de ayuda al estacionamiento entre otros elementos. La consola central tiene un acabado negro brillante que contrasta con los colores claros del resto del habitáculo. Los brazos del volante incluyen los mandos que manejan el control de crucero, el limitador de velocidad y diferentes funciones del sistema de audio y navegación. Sin embargo, para manejar el ordenador de a bordo hay que recurrir a los botones situados en la parte izquierda del salpicadero, quedando un poco alejados y poco visibles.

Un aspecto mejorable es el empleo masivo de plástico duro. Volante, salpicadero, botones e interruptores, consola central, tiradores de puerta -interiores y exteriores-, mando de cambio de marchas... todo es de plástico, no hay elementos mullidos o de tacto suave y deja una sensación de calidad que no cubre las expectativas de un modelo situado en este rango de precios.

La situación de la batería de iones de litio resta algo de espacio al maletero, quedando su volumen en 330 litros. No es un tamaño sobresaliente para un coche que mide casi 4,5 metros de largo, pero no está nada mal tratándose de este tipo de vehículos. Bajo el piso del maletero hay un kit de reparación de pinchazos en lugar de una rueda de repuesto.

100% eléctrico

La propulsión se realiza mediante un motor eléctrico de 80 kW (109 CV) que recibe la energía de una batería laminada de iones de litio de 345 voltios formada por 192 celdas (en 48 módulos de 4 celdas) y desarrollada conjuntamente entre Nissan y la empresa japonesa NEC. Esta batería se encarga de ofrecer energía para la movilidad del vehículo y para el sistema de climatización mientras que el resto de funciones eléctricas, como la iluminación interior o los elevalunas, toman la energía eléctrica de otra batería auxiliar de 12 V.

Nissan Leaf

A diferencia de un Opel Ampera o un Chevrolet Volt, carece de un motor térmico convencional -en estos su función es la de recargar el motor eléctrico, no desplazar el vehículo- pero también una autonomía menor. Con 4,44 metros de longitud, el Leaf es más grande y práctico que otros modelos puramente eléctricos como el Citroën C-Zero, el Peugeot iOn, el Mitsubishi i-MIEV o el Smart ForTwo Electric Drive.

La batería del Nissan Leaf, que goza de una vida media útil de 10 años, tiene un modo de recarga normal y otro rápido. Si se conecta de forma convencional a la red doméstica el tiempo de recarga estimado es de unas 8 horas mientras que si se enchufa a un poste trifásico de recarga rápida sólo serán necesarios 30 minutos para cargar la batería hasta un 80 por ciento. La batería no tiene "efecto memoria" así que no es perjudicial que no las recargas no sean completas. Ambas opciones de recarga se realizan desde las tomas frontales del Leaf, una a la izquierda de mayor tamaño -recarga rápida- y otra a la derecha más pequeña -recarga convencional-. Una carga completa de la batería suele tener un coste de unos 3 euros.

En la parte superior del salpicadero y visibles desde el exterior, el Leaf muestra tres luces que indican el estado del proceso de carga en función de cuántas de estas luces estén encendidas -algo similar a cuando recargamos un teléfono móvil-. La batería de iones de litio tiene una capacidad de 24 kWh, está situada bajo el piso del vehículo y su peso es de 270 kilogramos.

La autonomía es de 175 kilómetros, si bien la distancia puede variar enormemente según el tipo de recorrido, el ritmo de marcha, la temperatura exterior y el uso del aire acondicionado. Así, la carga puede permitirnos recorrer menos de 100 kilómetros o ser suficiente para superar los 200 si nos vamos a casos extremos de utilización.

Uno de los aspectos más llamativos es la posibilidad de intervenir en algunas configuraciones del Leaf de forma remota con un sistema telemático denominado CARWINGS. Por ejemplo, se puede iniciar y monitorizar la recarga del coche o programar el aire acondicionado desde un teléfono móvil smartphone o un ordenador personal.

Conducción

Nissan Leaf

En la práctica, movernos con un Nissan Leaf es igual que hacerlo con un coche con motor térmico convencional, al volante no hay que hacer nada diferente. Ofrece un buen confort de marcha, potencia suficiente para desplazarnos sin preocupaciones y una buena visibilidad gracias a su amplia superficie acristalada.

El modelo japonés presenta algunas peculiaridades, siendo la más evidente la ausencia total de ruido y vibraciones. No emitir sonido alguno repercute positivamente en el confort y la suavidad de marcha pero también cuenta con algunos problemas prácticos como el hecho de que resulta más difícil percibir a qué velocidad viajamos sin mirar el cuentakilómetros.

También habrá que tener especial cuidado con los viandantes ya que la ausencia de sonido no alerta de nuestra presencia a peatones despistados o personas visualmente disminuidas, por ejemplo. Es por este motivo que el Leaf cuenta con un altavoz que emite al exterior del coche un sonido artificial que se apaga automáticamente al circular por encima de 30 km/h, tratándose de un sistema desconectable mediante un botón y que en nuestro país no es obligatorio utilizar.

Nissan Leaf

La respuesta al acelerador es inmediata y los 280 Nm de par que ofrece el motor eléctrico del Leaf siempre están disponibles bajo el pie derecho. Ofrece una aceleración adecuada, incluso con cuatro o cinco ocupantes. La velocidad máxima es de 140 km/h, que alcanza con facilidad y permite realizar viajes largos sobradamente aunque ir rápido mermará nuestra autonomía considerablemente.

El pedal del freno tiene un tacto peculiar al que hay que acostumbrarse ya que cuenta con un sistema de recuperación de energía en frenadas y deceleraciones -la mayoría de modelos que he conducido con este sistema también tienen ese tacto-.

La dirección es suave y ofrece una buena asistencia para maniobrar en ciudad. El modelo de Nissan cuenta con un selector por control electrónico que ofrece las opciones de ir marcha atrás (R), punto muerto (N) o hacia delante (D). Además hay una posición ECO que puede ayudarnos a ganar un 10% más de autonomía en ciudad al limitar la potencia máxima a 50 kW (68 CV), rebajar la configuración del aire acondicionado y aumentar el efecto de la frenada regenerativa -se nota un mayor freno motor por lo que no es conveniente usarlo fuera del entorno urbano-. En el centro del selector hay un botón para accionar la posición de estacionamiento (P). El freno de mano es eléctrico y el interruptor que lo activa está colocado delante del reposabrazos situado entre los dos asientos delanteros.

El Leaf incorpora el sistema de Navegación EV Nissan con funciones especialmente pensadas para la condición de vehículo eléctrico del Leaf. Entre otras cosas, en su pantalla nos ofrece información sobre el área de alcance con autonomía restante, la situación de los puntos de recarga más cercanos y diferentes estadísticas sobre el consumo energético del coche.

Video

En resumen

El Leaf de Nissan es un coche pensado para la ciudad y sus alrededores pero permite realizar viajes largos siempre y cuando planifiquemos la ruta con antelación para evitar posibles sorpresas. Siendo conscientes de estas características, su planteamiento es muy bueno y es una opción perfectamente válida para las grandes ciudades, donde el Leaf ofrece autonomía suficiente para los trayectos diarios de la mayoría de conductores.

En general me he llevado una impresión muy positiva y el modelo de Nissan parece el más práctico de todos los modelos puramente eléctricos que se comercializan en nuestro mercado actualmente.

Nissan Leaf

El Nissan Leaf está a la venta por un precio de 35.950 euros, si bien el Estado ofrece una ayuda de 6.000 euros que rebaja a 29.950 euros el precio final del coche japonés. Aunque está muy equipado, es un precio elevado que sólo será rentable frente a un modelo híbrido o un turbodiésel similar si realizamos muchísimos kilómetros por ciudad anualmente.

Para un particular será difícilmente amortizable pero sí puede resultar muy interesante en el caso de empresas, que pueden desgravar el IVA, gracias a que los costes de repostaje y mantenimiento pueden ser notablemente más bajos que otros modelos similares con motor de combustión.

Datos técnicos

DATOS TÉCNICOS del Nissan Leaf:

MOTOR
Tipo: Eléctrico AC síncrono
Disposición: Delantera
Potencia máxima: 80 kW / 109 CV
Par máximo: 280 Nm

BATERÍA
Tipo: Iones de litio laminada
Voltaje: 345 V
Capacidad: 24 kWh
Número de celdas: 192, en 48 módulos de 4 celdas cada uno

CARGADOR
Cargador de a bordo: 3,3 kW
Cargador rápido: 50 kW

TRANSMISIÓN
Tracción: Delantera
Tipo de cambio: Por control electrónico "shift-by-wire"

FRENOS
Delanteros: Discos ventilados con sistema regenerativo
Traseros: Discos ventilados.

LLANTAS Y NEUMÁTICOS
Llantas: 6.5 JX16
Neumáticos: Bridgestone Ecopia EP150 205/55 R16

SUSPENSIÓN
Delantera: Independiente de tipo Mc Pherson y barra estabilizadora
Trasera: Barra de torsión

DIMENSIONES
Longitud: 4.450 mm
Anchura: 1.770 mm
Altura: 1.550 mm
Distancia entre ejes: 2.700 mm
Vía delantera: 1.540 mm
Vía trasera: 1.535 mm
Coeficiente aerodinámico: Cx 0,29
Peso en vacío: 1.525-1.595 Kg
Capacidad del maletero: 330 litros (680 litros con asientos traseros abatidos)

PRESTACIONES
Aceleración de 0 a 100 km/h: 11,9 segundos
Velocidad máxima: 140 km/h
Emisiones de CO2 (gr/km): 0

EQUIPAMIENTO del Nissan Leaf:

6 airbags (frontales, laterales y de cortina)
ABS, EBD con asistencia a la frenada, ESP
Faros LED delanteros con auto-nivelador
Faros LED traseros
Faros delanteros antiniebla
Cristales traseros oscurecidos
Retrovisores exteriores plegables eléctricamente
Llantas de aleación de 16 pulgadas
Climatizador automático con filtro anti-polen
Faros de activación automática
Sensor de lluvia
Control de crucero con limitador de velocidad
Llave inteligente (Intelligent Key)
Arranque sin llave (Botón Start/Stop)
Cambio marchas por control electrónico "shift-by-wire"
Elevalunas eléctricos delanteros (de un sólo toque para el conductor) y traseros
Asientos traseros abatibles (60/40)
Fijaciones ISOFIX
Pantalla táctil LCD de 7 pulgadas a color y Navegación EV Nissan
Radio/CD MP3 con conexiones USB, i-Pod y auxiliar y seis altavoces
Sistema manos libres por Bluetooth con activación por voz
Sistema telemático de conexión remota con el vehículo a través del teléfono móvil o PC
Cámara de visión trasera de ayuda al estacionamiento
Spoiler trasero de techo con células fotovoltaicas (único elemento opcional, 300 euros)

Noticias relacionadas

Toma de contacto Nissan Leaf. 100% eléctrico, 100% ecológico
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto