¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Toma de contacto Jeep Wrangler. Auténtico

56

A principios de octubre tuvimos oportunidad de disfrutar de un test drive organizado por Jeep en tierras segovianas donde pudimos probar los modelos que componen la gama de la icónica marca en diferentes circunstancias offroad. No faltó el modelo más distintivo y aventurero de la firma americana, el Jeep Wrangler.

25 años han pasado desde que el Wrangler se presentó por primera vez al público y desde entonces tres generaciones le han dado vida -YJ, TJ y la actual JK-. Todas ellas se caracterizan por su inconfundible diseño exterior y sus extraordinarias capacidades fuera del asfalto, una personalidad que le identifica como un todoterreno puro y duro.

El Wrangler se comercializa con una carrocería de dos puertas y otra de mayor longitud con cuatro puertas -denominada Unlimited-, con tres niveles de equipamiento: Sport -sólo en dos puertas-, Sahara y el radical Rubicon. Hay dos opciones de transmisión consistentes en un cambio manual de seis velocidades o uno automático de cinco, asociados a un motor turbodiésel 2.8 CRD de 200 CV. La excepción la pone el Rubicon de dos puertas, que presenta una configuración muy diferente ya que opta por un propulsor de gasolina 3.8 V6 SMPI de 199 CV y transmisión automática de cuatro relaciones.

Por supuesto, el Wrangler sigue el espíritu de sus predecesores y ofrece todo lo necesario para superar cualquier obstáculo partiendo de un efectivo sistema se tracción total con reductora, un resistente chasis de acero y una suspensión de gran recorrido. Con todo ello el modelo americano es capaz de avanzar en condiciones extremas sin olvidar una cierta comodidad y practicidad contando con elementos como un equipo de sonido con siete altavoces firmado por Infiniti, un sistema Stop/Start, los retrovisores eléctricos calefactados o el climatizador automático.

Prueba

Diseño exterior

Jeep Wrangler

El Wrangler es inconfundible. Su diseño exterior se mantiene fiel con el paso de los años, con una imagen sencilla pero robusta. El frontal con faros redondos a ambos lados de la parrilla de siete ranuras es típica de Jeep y tampoco faltan otros elementos ya tradicionales como el parabrisas de forma rectangular y en posición casi totalmente vertical, los anclajes de goma del capó, las puertas desmontables con las bisagras a la vista y el parabrisas abatible.

Los faros antiniebla se integran en el paragolpes delantero y los marcados pasos de rueda pueden estar pintados del color de la carrocería dependiendo de la versión escogida. En cuanto al techo podemos decantarnos por diferentes configuraciones: Capota de lona, techo rígido modular de tres piezas de color negro o un techo rígido del color de la carrocería.

El inconveniente de poder quitar puertas y techo viene a la hora de guardar las partes desmontadas ya que el coche no cuenta con huecos específicos para este menester. Algunas pueden ponerse en las plazas traseras o el maletero -si no están ocupados- pero habrá que dejar en casa las partes de mayor tamaño. Además algunas piezas tiene un peso considerable que dificulta ser montadas o desmontadas por una sola persona.

La parte trasera muestra la rueda de repuesto situada sobre el portón trasero. Éste puede abrirse en dos partes: La portezuela metálica se abre en compás y el cristal del maletero se sube una vez que está abierta la portezuela. Los pilotos son rectangulares y opcionalmente puede protegerse de posibles golpes con unas rejillas.

Diseño interior & habitabilidad

Jeep Wrangler

Sin duda, el diseño y calidad interior ha sido el salto más grande que ha dado el Wrangler frente a sus generaciones anteriores. No es lujoso pero los plásticos presentan un buen aspecto si bien el modelo americano sigue manteniendo algunas de sus características habituales como los tornillos de acero inoxidable a la vista o el icono en el parabrisas delantero. La insonorización y la suavidad de marcha también se ha incrementado con respecto a la generación pasada.

El conductor encuentra la regulación óptima del asiento y del volante con facilidad, siempre sentado en una posición elevada que ayuda a controlar el entorno. El espacio disponible en las plazas delanteras es más que suficiente para ir a gusto pero no ocurre lo mismo en la parte trasera, donde falta anchura para que tres personas vayan con comodidad en el Wrangler Unlimited -la versión de dos puertas está homologada para cuatro ocupantes-. El umbral de las puertas es elevado debido a la gran altura libre al suelo del Wrangler, lo que obliga a levantar mucho más la pierna que en otros modelos para poder acceder a su interior.

La versión Unlimited es más práctica al ofrecer cinco plazas y un maletero con un volumen mucho mayor, aunque la carrocería de dos puertas tiene el beneficio de contar con mayor ángulo ventral y menos radio de giro, ventajas que se agradecen en conducción offroad.

Conducción

Jeep Wrangler

Al volante vamos sentados en una posición alta y con una buena visibilidad en todas direcciones salvo por el cristal trasero. El sonido del motor llega con claridad al habitáculo pero sin llegar a ser molesto y todos los mandos son de generoso tamaño y están a mano del conductor. La dirección muestra un buen punto de asistencia por lo que se realizan las maniobras con facilidad pero sin dejar de sentir dónde estamos pisando.

El motor del Wrangler es un turbodiésel de cuatro cilindros, 2.777 centímetros cúbicos de capacidad, turbo de geometría variable e inyección directa common-rail a 1600 bares de presión -con inyectores piezoeléctricos- que desarrolla 200 CV de potencia a 3.600 rpm y un par máximo de 410 Nm en un régimen constante de 2.000 a 3.200 rpm en las versiones con cambio manual y 460 Nm entre las 1.600 y las 2.600 rpm para las que equipan transmisión automática. Se muestra más que suficiente para un uso en campo y su buena cifra de par motor le permite sortear obstáculos y subir pendientes pronunciadas sin dificultad y entrega su potencia de forma progresiva evitando que una "patada" del motor nos sorprenda mientras realizamos maniobras delicadas.

La variante con cambio manual incorpora además un sistema Stop/Start de parada y arranque automáticos de serie y que permite ahorrar algo de combustible. El sistema de tracción es conectable automáticamente mediante una palanca -que a veces se muestra un poco dura- que permite enviar la tracción a las ruedas traseras, conectar la tracción total o disponer de la tracción con reductora.

En un test drive anterior, en Madrid, pudimos circular con el Wrangler por pistas y un pequeño tramo de carretera. En esta ocasión la ruta fue siempre fuera del asfalto y con una zona de grandes subidas y bajadas, zanjas de diferentes profundidades y zonas donde se ponía a prueba la inclinación lateral del vehículo.

Jeep Wrangler

En carretera se muestra razonablemente cómodo aunque la suspensión con eje rígido en ambos ejes hace que otros todoterrenos con un enfoque más urbano y suspensión independiente sean mejor opción en este aspecto. Sin embargo, quien se decanta por un Wrangler busca efectividad total al salir de las vías asfaltadas y el modelo de Jeep cumple a la perfección: En pistas rápidas se mueve con total soltura mientras que en situaciones más complicadas sorprende al sortear obstáculos con sencillez gracias a su eficaz sistema de tracción.

Todo es tan simple que basta conectar la reductora y regular el gas con el acelerador para superar cualquier circunstancia sin esfuerzo, incluso para aquellos conductores que no están familiarizados con la conducción offroad. Los ángulos de entrada y salida son excelentes cifrándose en 37,8º y 31,3º respectivamente para la versión de dos puertas -en el Unlimited cambian ligeramente, 37,9º y 31,4-. El ángulo ventral es el principal hándicap de la versión de cuatro puertas Unlimited, con 20,9º -en la carrocería de dos puertas es de 25,5º- debido a su mayor batalla.

Las versiones Rubicon son las más adecuadas para un uso offroad intensivo y extremo. Estas variantes cuentan, entre otras cosas, con una altura libre al suelo de 259 mm, bloqueo electrónico de los diferenciales (ELD) delantero y trasero, transmisión Rock-Trac con relaciones de cambio acortadas y un sistema de desconexión de la barra estabilizadora delantera que aumenta la articulación de las ruedas delanteras hasta un 25%.

En resumen

Jeep Wrangler

Hay que alabar el saber hacer de Jeep para conseguir que el mítico Wrangler sea un coche más civilizado y cómodo que en sus generaciones anteriores pero sin perder ni un ápice de sus excelentes facultades offroad. Un motor que ofrece una respuesta suave y suficiente, un equipamiento moderno -aunque sin lujos-, un confort de marcha destacable y la posibilidad de circular por cualquier terreno sin preocupaciones: Un todoterreno "de verdad".

Pero ojo, aunque es claramente mejor que sus predecesores hay que ser conscientes del tipo de vehículo del que se trata y de nuestras necesidades de movilidad. Si nos movemos principalmente por carretera con alguna salida ocasional fuera del asfalto por rutas sin excesivas complicaciones será mejor echar un ojo a los catálogos de otros todoterrenos y SUVs con un enfoque más urbano, más cómodos y prácticos. Sin embargo, si estamos seguros de que vamos a realizar frecuentes viajes por el campo y queremos diversión, aventura y efectividad ante cualquier tipo de obstáculo pocos modelos serán tan adecuados y capaces como el Jeep Wrangler.

Datos y Equipamiento

DATOS TÉCNICOS del Jeep Wrangler:

MOTORES

- Motor 2.8 CRD (turbodiésel)

Potencia máxima: 200 CV a 3.600 rpm
Par máximo: 410 Nm a 2.000-3.200 rpm (manual) / 460 Nm a 1.600-2.600 rpm (automático)

- Motor 3.8 V6 (gasolina)

Potencia máxima: 199 CV a 5.000 rpm
Par máximo: 315 Nm a 4.000 rpm

PRESTACIONES Y CONSUMOS (con motor 2.8 CRD y cambio manual)
Velocidad máxima: 172 km/h (4 puertas)
Aceleración 0-100 km/h: 10,6 segundos (2 puertas) / 11,1 segundos (4 puertas)
Consumo urbano: 8,3 l/100 km (2 puertas) / 8,6 l/100 km (4 puertas)
Consumo extraurbano: 6,5 l/100 km(2 puertas) / 6,7 l/100 km (4 puertas)
Consumo combinado: 7,1 l/100 km (2 puertas) / 7,4 l/100 km (4 puertas)
Emisiones de CO2: 187 g/km (2 puertas) / 194 g/km (4 puertas)

PRESTACIONES Y CONSUMOS (con motor 2.8 CRD y cambio automático)
Velocidad máxima: 173 km/h
Aceleración 0-100 km/h: 10,6 segundos (2 puertas) / 10,7 segundos (4 puertas)
Consumo urbano: 9,7 l/100 km (2 puertas) / 10,0 l/100 km (4 puertas)
Consumo extraurbano: 7,1 l/100 km(2 puertas) / 7,3 l/100 km (4 puertas)
Consumo combinado: 8,1 l/100 km (2 puertas) / 8,3 l/100 km (4 puertas)
Emisiones de CO2: 213 g/km (2 puertas) / 217 g/km (4 puertas)

TRANSMISIÓN
- Manual de 6 velocidades (de serie con motor 2.8 CRD)
- Automática de 5 velocidades, regulador electrónico, embrague de convertidor
controlado electrónicamente (opcional con motor 2.8 CRD)
- Automática de 4 velocidades, embrague hidráulico con sistema de volante
de inercia de doble masa, regulador electrónico, embrague de convertidor controlado
electrónicamente (de serie con motor 3.8 V6)

SISTEMAS DE TRACCIÓN
- Command-Trac con reductora (relación 2,72:1)en acabados Sport y Sahara
- Rock-Trac con reductora (relación 4,0:1) en acabado Rubicon

DIMENSIONES
Longitud total: 4.223 mm (2 puertas) / 4.751 (4 puertas)
Anchura total: 1.873 mm (2 puertas) / 1.877 (4 puertas)
Altura total: 1.800 mm
Distancia entre ejes : 2.424 mm (2 puertas) / 2.947 mm (4 puertas)
Capacidad del maletero: 141,6 litros (2 puertas) / 498,0 litros (4 puertas)
Depósito de combustible:
- 2 puertas / 4 puertas (3.8 V6): 70,4 litros / 85,1 litros
- 2 puertas / 4 puertas (2.8 CRD): 66,6 litros / 85,1 litros
Peso en vacío:
- 2 puertas (3.8 V6 y transmisión manual): 1.741 kg
- 2 puertas (2.8 CRD y transmisión manual): 1.858 kg
- 4 puertas (3.8 V6 y transmisión manual): 1.908 kg
- 4 puertas (2.8 CRD y transmisión manual): 1.998 kg

OTROS DATOS
Chasis: de acero con refuerzos delanteros hidroformados
Suspensión: Ejes rígidos, muelles helicoidales, barras estabilizadoras
Dirección: Asistida, de bolas recirculantes con asistencia hidráulica
Sistema de frenos: De disco, ventilados delante de 302 mm y sólidos detrás de 316 mm (Sport) / De disco de alta resistencia, ventilados delante de 332 mm y ventilados detrás de 316 (Sahara y Rubicon)
Ángulos de entrada/ventral/salida (neumáticos P245/75R17): 37,8º/25,5º/31,3º (2 puertas) / 37,9º/20,9º/31,4º (4 puertas)

NIVELES DE EQUIPAMIENTO del Jeep Wrangler

SPORT
Eje trasero macizo de alta resistencia Dana 44
Eje delantero macizo Dana 30
Sistema de tracción a las cuatro ruedas Command-Trac
Pasos de rueda de color negro
Llantas de aleación de 16 pulgadas con neumáticos 245/75 R16
Capota de lona Sunrider
Radio CD con MP3 con 6 altavoces

SAHARA. Añade al acabado Sport:
Puertas desmontables
Lunas traseras tintadas
Airbags laterales delanteros
Estribos laterales
Llantas de aleación de 18 pulgadas con neumáticos 255/70 R18
Techo rígido de tres piezas Freedom Top
Radio DVD con MP3, cargador de 6 CD, conector USB y 7 altavoces Infinity con subwoofer y amplificador de 368W
Uconnect Phone (manos libres Bluetooth)

RUBICON. Añade al acabado Sahara:
Eje delantero macizo de alta resistencia Dana 44
Diferenciales Tru-Lok delantero y trasero
Sistema de tracción a las cuatro ruedas Rock-Trac
Protecciones laterales de acero pintado en color negro
Placas inferiores de protección del depósito de combustible, caja de reenvío y transmisión automática (si la lleva)
Barra estabilizadora delantera desconectable
Pasos de rueda del color de la carrocería
Llantas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos 245/75 R17

PRECIOS del Jeep Wrangler

Jeep Wrangler 2.8 CRD 2p Sport - 31.269 euros

Jeep Wrangler 2.8 CRD 2p Sahara- 36.098 euros

Jeep Wrangler 2.8 CRD 2p Sahara Auto - 38.838 euros

Jeep Wrangler 2.8 CRD 2p Rubicon Auto - 40.770 euros

Jeep Wrangler 3.8 CRD 2p Rubicon Auto - 39.668 euros

Jeep Wrangler 2.8 CRD Unlimited Sahara - 38.399 euros

Jeep Wrangler 2.8 CRD Unlimited Sahara Auto - 41.229 euros

Jeep Wrangler 2.8 CRD Unlimited Rubicon Auto - 43.161 euros

Rivales

El Jeep Wrangler pertenece a la estirpe de todoterrenos puros pensados para un intenso uso offroad y su principal rival es el Land Rover Defender. Sin embargo, aunque comparten el hecho de pertenecer a una especie casi extinta entre los todoterrenos ambos tienen grandes diferencias.

El Wrangler es unos 6.000 euros más costoso -dependiendo de la versión- pero también ofrece más calidad, un motor mucho más potente y unos consumos más ajustados. El Defender dispone de un planteamiento más extremo que el del Jeep y cuenta con mejores aptitudes offroad aunque en asfalto muestra mayores carencias.

Noticias relacionadas

Toma de contacto Jeep Wrangler. Auténtico
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto