¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El Alonso más autocrítico: «Llevará tiempo, pero mientras intentaré no decepcionar»

    Fernando Alonso sabe que tiene mucho que mejorar en su vuelta a la Fórmula 1.

    La primera carrera del año en Bahréin fue muy positiva para Fernando Alonso, pero la segunda evidenció que aún necesita adaptarse a su nuevo equipo y a la Fórmula 1 que dejó hace dos años. El asturiano ha sido muy sincero sobre su situación actual.

    Tras el Gran Premio de Emilia Romaña, pocos fueron los que se atrevieron a abordar el discreto rendimiento de Fernando Alonso durante el fin de semana, pero el propio piloto ha querido ser sincero con su situación actual, consciente de que en Imola no ofreció lo que se espera de él.

    La situación de Fernando Alonso no es diferente a la de Carlos Sainz, Sebastian Vettel o Daniel Ricciardo, todos ellos pilotos de renombre que están sufriendo para ofrecer su mejor versión en sus nuevos equipos y ante sus nuevos compañeros.

    «Las sensaciones después de Imola eran un poco bajas, no extraje el máximo del coche»

    Lo que ocurre es que Fernando Alonso, que regresa tras dos temporadas de ausencia en la Fórmula 1, tiene ante sí un reto incluso mayor, pero del mismo modo cuenta con menos margen de error a consecuencia de su bien ganado prestigio.

    Portimao

    Con todo ello en mente, Fernando Alonso admite que en el Gran Premio de Portugal espera volver a sufrir para ser competitivo, ya que se trata de un circuito en el que sólo rodó en unos test hace más de diez años y sobre asfalto mojado.

    «Va a ser difícil aquí, seguro», reconoce el bicampeón del mundo. «Es otro nuevo circuito. La mayor parte de la parrilla corrió aquí hace cinco meses, así que eso es algo con lo que tendré que ponerme al día rápidamente en los entrenamientos libres».

    Fernando Alonso ha preparado la carrera de Portimao a conciencia para minimizar su inexperiencia.

    «El cambio de elevación hace que las cosas sean un poco más complejas que en un circuito plano normal», recuerda Fernando Alonso. «Creo que el año pasado, viéndolo desde casa, fue muy diferente debido al nuevo asfalto y el agarre. Vamos a ver cuáles son las condiciones este año. Es uno de los mejores circuitos en términos de sensación mientras se conduce, preparamos aún más esta carrera en el simulador y con más análisis, así que vamos a intentarlo de nuevo».

    Imola

    Pero, volviendo la vista atrás, Fernando Alonso reflexiona sobre su estado de forma actual, admitiendo que el resultado de Imola no le satisfizo en absoluto.

    «Feliz de conseguir un punto y ver ambos coches en los puntos, pero las sensaciones después de Imola eran un poco bajas. Durante el fin de semana, en general, no extraje el máximo del coche, así que no fue fácil. Pero sigamos adelante», reflexiona Alonso.

    «Como dije antes de que comenzara la temporada, harán falta algunas carreras. Es lo mismo para los pilotos que cambiaron de equipo porque hay cosas que cada equipo hace de manera diferente en términos de retroalimentación del volante, retroalimentación del pedal, la forma en que el coche responde a diferentes cosas, pasos por los pianos, rendimiento de frenado, degradación de neumáticos, son cosas que se descubren con carreras y con experiencia», reitera el piloto español de Alpine.

    «No es diferente para mí, es aún más grande en mi caso porque no es que haya cambiado de equipo, cambié de deporte, básicamente. Llevará tiempo. No es una excusa. Sólo necesito trabajar más duro y preparar las cosas mejor durante el fin de semana. Cambié de equipo y cambié de categoría muchas veces en mi carrera y nunca fue un problema. Tampoco será un problema esta vez. Pronto estaremos al 100%», anticipa Alonso.

    «Va a llevar tiempo. Mientras tanto, me aseguraré de que soy lo suficientemente competitivo como para no decepcionar a nadie», sentencia un Fernando Alonso que pocas veces se ha mostrado más autocrítico.

    Alpine

    Finalmente, Alonso ha sido preguntado por el estado de forma de Alpine, admitiendo que «el rendimiento del coche no está donde queríamos que estuviera. Para luchar por pasar a Q3 no tenemos margen ahora, hay un grupo muy apretado en mitad de tabla. Dos o tres décimas pueden ponerte séptimo o 15º. Estamos en ese grupo y no tenemos margen en absoluto, por lo que si todo va bien, podemos luchar en la parte alta. Pero si algo va mal, caes para abajo rápidamente. Así va a ser todo el año».

    La de Imola fue una experiencia dura, pero de gran valor para el futuro.

    «Esta es una temporada, en cierto modo, para preparar 2022», recuerda Fernando Alonso. «Estamos trabajando en ello, pero también tenemos que competir cada dos semanas y hacerlo lo mejor que podamos con lo que tenemos. Es un reto, lo hemos aceptado y lo estamos disfrutando, pero tenemos que estar listos para aceptar los resultados con mentalidad positiva y confianza en que hay que mirar a largo plazo, no domingo a domingo».

    Tras dos Grandes Premios, Alpine es séptimo en el campeonato de constructores con tres puntos, mientras que McLaren es tercero con 41 y Ferrari quinto con 34.

    Fuente: FIA / Fotos: Alpine F1 Team