¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Alonso y Renault, un tercer matrimonio que apunta a confirmación inminente

    Alonso y Renault, un tercer matrimonio que apunta a confirmación inminente
    Fernando Alonso y Renault, una historia que volverá a repetirse.
    David Plaza
    David Plaza4 min. lectura

    El fichaje de Fernando Alonso por Renault parece cada vez más real y diversas fuentes apuntan a que la confirmación del acuerdo se producirá el miércoles 8 de julio. De ser así, se consumará la tercera etapa del piloto español junto a la marca gala.

    La posible alianza entre Fernando Alonso y Renault lleva gestándose varias semanas y, a tenor de lo informado en diversos medios, el anuncio oficial del acuerdo se producirá en unas horas, durante la jornada del miércoles 8 de julio.

    El piloto español ya reconoció hace un tiempo que se sentía preparado para volver a la Fórmula 1 tras un periodo de descanso y que, incluso, tenía claro lo que haría en 2021. Desde ese momento, Fernando Alonso ha sido vinculado a diferentes proyectos, incluido el de Ferrari, pero hasta el momento lo único oficial es que estará en Indianápolis en el mes de agosto intentando consumar la Triple Corona que tanto anhela.

    «Alonso afirmó que no volvería a la categoría reina sin opciones de victoria»

    Sin embargo, cuando llegue ese momento, Alonso podría estar ya confirmado como piloto de Fórmula 1 para 2021, reeditando un matrimonio que le ha reportado dos títulos mundiales, pero también varios sinsabores. El propio piloto afirmó que no volvería a la categoría reina sin opciones de victoria y es evidente que Renault, en este momento, está muy lejos de ello. Así pues, ¿por qué volvería?

    Luca de Meo, ¿clave en la vuelta de Alonso?

    Afirman quienes conocen al nuevo presidente del Grupo Renault, que ha sido el gran artífice del ascenso de SEAT en los últimos años, que siente un gran interés por la competición y que está firmemente decidido a devolver a la marca francesa a la cima de la Fórmula 1.

    Renault siempre ha tenido una gran tradición automovilística y, tras acometer una reestructuración empresarial y estratégica semanas atrás, ya ha confirmado su compromiso con la categoría reina, que en 2021 recibirá un límite presupuestario de 145 millones de dólares y que en 2022 dará la bienvenida a un nuevo reglamento técnico.

    Ese es el momento que Renault espera para asomar la cabeza definitivamente, partiendo de una hoja en blanco a nivel técnico y en igualdad de condiciones a nivel financiero. Obviamente, no es garantía de éxito, pero quizá haya sido suficiente para que Luca de Meo y Cyril Abiteboul -director de Renault F1- hayan convencido a Alonso de capitanear el proyecto.

    Sea como fuere, las opciones del piloto español son limitadas, pues no tiene pensado volver al WEC a corto plazo y la IndyCar no es una opción por la peligrosidad de los óvalos -Indy 500 aparte, que por su fama merece el sacrificio-. Alonso se siente en plena forma y hacer unas 500 Millas y/o un Dakar al año le sabe a poco, a muy poco. ¿Qué queda? La Fórmula 1. Si tiene que ser con Renault… que así sea.