¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Sainz ya ha iniciado la ‘McLarenización’ de Ferrari: «Estamos trabajando bien»

    Charles Leclerc y Carlos Sainz, una pareja que ha comenzado bien su relación.

    Una de las características principales de Carlos Sainz es que sabe forjar buenas relaciones y gran ambiente de trabajo en todos los equipos en los que está. Y quiere que ocurra lo mismo en Ferrari y con Charles Leclerc, su nuevo compañero.

    Carlos Sainz ha dejado siempre la puerta abierta en todos los equipos en los que ha militado. En Toro Rosso, forjó amistad con Marco Matassa, su ingeniero, y siempre tuvo buena relación con Daniil Kvyat.

    En Renault, Nico Hülkenberg aprendió pronto algunas palabras en español («cabrón» es su preferida) gracias a su buena relación con Sainz y en McLaren la huella que ha dejado es imborrable, siendo notoria su amistad con Lando Norris, ‘Tomasso’ Stallard, Andreas Seidl o el propio Zak Brown.

    «Carlos también está aportando experiencia de otros equipos, eso es muy interesante»

    Ahora, en Ferrari, Carlos Sainz busca hacer lo mismo y convertir su entorno de trabajo en una pequeña familia con un objetivo común: conseguir lo máximo para Ferrari y que todos sus integrantes obtengan beneficio personal de ello.

    Charles Leclerc, que en 2019 y 2020 tuvo muchos problemas en pista con Sebastian Vettel, parece haber iniciado una relación muy distinta con Carlos Sainz, como él mismo admite.

    «Estamos trabajando bien, he pasado más tiempo con Carlos este invierno que con cualquier otro piloto», admite el piloto monegasco. «Es muy talentoso y es interesante ver los datos que tiene en el coche y compararlos, aunque sea bastante difícil porque las condiciones cambian bastante de la mañana a la tarde. Hay cosas interesantes que ver y estoy deseando estar en el coche al mismo tiempo para compararlo correctamente».

    Charles Leclerc ejerce como líder de Ferrari, pero Carlos Sainz ya está dejando huella.

    Según Leclerc, ambos comparten estilos de pilotaje y eso está contribuyendo a una buena relación profesional. «Una cosa buena es que tenemos una sensación muy similar del coche, comentarios muy similares, así que vamos en la misma dirección. Carlos también está aportando experiencia de otros equipos, eso es muy interesante. Eso también nos está brindando nuevos caminos para explorar».

    Leclerc admite que el año pasado, el ambiente del equipo fue algo sombrío, pero que eso no hizo que sus integrantes bajaran los brazos. «Hubo una atmósfera extraña al principio en 2020, cuando nos dimos cuenta de que la realidad de las cosas era mucho peor de lo que esperábamos. Pero muy rápidamente la mentalidad cambió y hubo una gran motivación para tratar de volver donde queremos estar».

    Carlos Sainz, dispuesto a «abrir el libro»

    Charles Leclerc cuenta ya con dos temporadas a sus espaldas vestido de rojo, por lo que Carlos Sainz es consciente de que debe apoyarse en su compañero para acelerar su adaptación y progresión en la pista.

    «A Ferrari he traído la filosofía que tenía con Lando (Norris) de ayudarnos mutuamente«, comienza diciendo el español. «Obviamente, yo tengo mucho más que aprender que Charles y utilizaré más sus datos que él los míos para intentar entender lo que él es capaz de sacar del coche. Por tanto, voy a trabajar tanto como pueda con él y confío en que él también tenga el libro abierto», concluye Sainz.

    De momento, la relación entre ambos es óptima. La pista nos ayudará a determinar si dicha colaboración continúa por el buen camino en el futuro.

    Fuente: FIA | Motor.es / Fotos: Scuderia Ferrari