¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Los defectos del SF1000 han hecho «un mejor piloto» a Charles Leclerc

    El SF1000 y Leclerc son uno cuando el monegasco se baja la visera.Ferrari

    Si bien todo parece apuntar a que Ferrari empieza a ver la luz al final del túnel, el bólido rojo de 2020 representó un gran paso atrás en comparación con el SF90, el cuál permitía pelear por las posiciones delanteras.

    De los 130 puntos que tiene Ferrari a día de hoy en el campeonato de constructores, 97 de ellos han llegado gracias a Charles Leclerc, con apenas tres Grandes Premios para que concluya la temporada 2020. La madurez que ha mostrado el joven piloto monegasco a sus 23 años le ha servido en etapas previas para atraer las miradas de personalidades del paddock y llegar hasta donde está hoy, además de un talento descomunal según los que confiaron en él en los momentos cruciales de su carrera deportiva.

    «Estoy contento, satisfecho con la forma en la que he mejorado como piloto desde el principio de la temporada», relató el propio Leclerc. Su año en Sauber, cuando un sexto puesto en Azerbaiyán fue su mejor resultado del 2018, le sirvió para habituarse rápidamente a la categoría reina del automovilismo y dar el salto a la escudería de Maranello, un movimiento que muchos consideraron arriesgado y que podría llegar incluso a truncar su futuro por una combustión fugaz.

    Leclerc perdió el podio en Turquía por un exceso de optimismo al intentar ganar una posición más en el podio.

    Una pole position en su segunda carrera con Ferrari, así como las victorias de Bélgica o Italia, las únicas en su haber por ahora, le permitieron demostrar cuán equivocados estaban dichos críticos: con un monoplaza competitivo, el #16 ha probado que puede dar la talla y estar a la altura. Sin embargo, ¿qué ocurre cuando Leclerc compite con un coche que no está para pelear por las posiciones de arriba? Él mismo reflexiona sobre su adaptación al SF1000.

    «Especialmente en lo relativo a la gestión del neumático en carrera, creo que fue uno de mis puntos débiles el año pasado. He puesto mucho esfuerzo en ello, y ahora parece ir mejor, así que es positivo. En los momentos más duros es cuando te acercas aún más a la gente que trabaja contigo, y me parece que eso es exactamente lo que está pasando. Estamos intentando ayudar al equipo todo lo posible para volver a estar donde queremos, y creo que estamos generando vínculos fuertes para el futuro del equipo. Esto es bueno, espero que esta difícil situación dure lo menos posible», agregó.

    «En tiempos difíciles he encontrado la determinación de otras formas, centrándome en mí mismo, intentando mejorar»

    Tras reconocer que «que el coche es más lento este año es un hecho», Leclerc admitió que no todo es negativo. «De todos modos, creo que me ha hecho un mejor piloto, eso seguro, porque en tiempos difíciles he encontrado la determinación de otras formas, centrándome en mí mismo, intentando mejorar, aunque no estemos para luchar por podios o victorias, pero estamos peleando por posiciones inferiores», explicó.

    «Al final importa lo mismo para mí, y también, en términos de paciencia, creo que no era un tipo muy paciente en el pasado, pero ahora tengo que estar en la situación en la que estoy, siento que he mejorado en eso también. Seguramente sea un piloto más fuerte que al principio de la temporada, si es por la situación que atravesamos en estos momentos no estoy seguro, pero mi enfoque realmente no ha cambiado, al final siempre trato de analizar mis puntos débiles y mejorarlos», terminó.

    «Mi enfoque realmente no ha cambiado, al final siempre trato de analizar mis puntos débiles y mejorarlos»

    Por su parte, Sebastian Vettel aseguró que «probablemente no sea tan fácil de comparar» la mejoría de su compañero de equipo de un año a otro, debido especialmente a la diferencia tan grande en rendimiento que separa al SF90 del SF1000, un monoplaza que tan sólo ha podido subir al podio tras carreras realmente exitosas de los pilotos de la estructura italiana.

    «Obviamente yo he tenido prácticamente un año contrario al suyo hasta ahora, así que no puedo estar contento. Charles está haciendo un buen trabajo y parece que extrae regularmente el máximo del coche, así que creo que hay un par de áreas en las que ha mejorado. Creo que ya dejó una buena impresión en su primer año con Sauber, al igual que el año pasado, por lo que no creo que haya pilotado de forma muy madura sólo este año», cerró Vettel.

    Fotos: Scuderia Ferrari

    Fuente: Motorsport.com