¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP AustraliaDesastre para Carlos Sainz, que tendrá que remontar en Melbourne

    Desastre para Carlos Sainz, que tendrá que remontar en Melbourne
    Carlos Sainz no ha podido refrendar sus buenas sensaciones de los entrenamientos.Scuderia Ferrari
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    El piloto español de Ferrari ha tenido que conformarse con una decepcionante novena posición en un fin de semana en el que parecía listo para luchar por la pole. Una bandera roja y un problema mecánico le han perjudicado en la Q3.

    No cabe duda de que Carlos Sainz está profundamente frustrado por el resultado de la tercera clasificación de la temporada 2022, pues el piloto español había conseguido por fin encontrar el máximo potencial de un Ferrari F1-75 con el que en las dos carreras anteriores no se había sentido cómodo.

    Esto cambió en Albert Park, pero una serie de infortunios le han condenado a la novena posición de parrilla, lo que en condiciones normales le descarta para la lucha por la victoria.

    La bandera roja

    Todo comenzó cuando Fernando Alonso sufrió un accidente que provocó la bandera roja justo cuando Carlos Sainz entraba en la recta de meta para terminar su primera vuelta lanzada.

    Según la normativa, toda vuelta registrada después de una bandera roja debe ser invalidada, por lo que su tiempo, que era similar al de Charles Leclerc (poleman provisional en ese momento), fue borrado.

    «La verdad es que la Q3 ha sido un absoluto desastre», ha lamentado Carlos Sainz. Primero con la bandera roja, que no nos ha permitido marcar una vuelta al principio de la sesión que hubiese sido ya un buen tiempo para ponernos ahí delante, nos ha salido justo cuando iba a cruzar la línea de meta».

    El coche no arranca

    A Carlos Sainz le quedaba un intento, pero las cosas también se torcieron. Un problema mecánico que impidió a los mecánicos de Ferrari arrancar el coche en el momento previsto quedó solucionado a tiempo para permitir al madrileño salir a pista, pero le impidió realizar su procedimiento habitual de una vuelta de preparación para llevar los neumáticos a su temperatura óptima.

    Ya en la única vuelta lanzada que tenía tiempo para hacer, y cuando iba con un tiempo lo suficientemente bueno como para unirse a Leclerc y los Red Bull en las primeras posiciones, perdió el control del Ferrari en la curva 10. Aunque lo pudo recuperar, perdió tanto tiempo que finalmente sólo pudo conseguir la novena posición de parrilla, superando únicamente a un Alonso que no había llegado a marcar tiempo.

    «El coche no arrancaba, teníamos los neumáticos preparados para hacer una vuelta de preparación y luego tirar, pero no hemos reaccionado con suficiente rapidez y hemos salido a pista tarde», ha explicado Sainz.

    «He hecho la vuelta con el neumático frío y sin poder calentarlo, por eso estamos tan atrás... no sé, hay que analizarlo, porque sobre todo la Q3 ha sido un desastre», reiteraba un frustrado Carlos Sainz.

    Carrera difícil

    Con este panorama, Carlos Sainz no tiene más remedio que ser agresivo en la carrera de este domingo, pues debe remontar para minimizar unos daños de cara al campeonato que, a no ser que situaciones imprevistas lo remedien, serán inevitables.

    «Encima nos han quitado la cuarta zona de DRS, con lo cual será mucho más complicado», apuntaba Sainz al pensar en la carrera. «Además este fin de semana parece que todos los coches estamos un poco más juntos, Red Bull y Ferrari no tenemos la ventaja de carreras anteriores, así que va a ser un día complicado mañana, pero intentaré remontar todo lo que pueda».

    Eso sí, Carlos Sainz no cree que Ferrari haya sido más perjudicado por la eliminación de la cuarta zona de DRS, por lo que el madrileño huye de excusas para la carrera. «Nos afecta a todos por igual, no es excusa, afectará a los adelantamientos», concluyó.

    Fuente: DAZN F1