¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Ericsson: "Lo más probable es que me quede en Sauber"

    El piloto sueco, que rozó los puntos en México, ha sonado como posible opción de Force India en 2017.

    "No quiero descartar otros asientos".

    La mejoría de Sauber influirá en su decisión: "Es mucho mas atractivo que hace cinco meses".

    Con las incógnitas de la parrilla de Fórmula 1 resolviéndose paulatinamente, y la confirmación de que el canadiense Lance Stroll será el segundo piloto de Williams, todas las miradas están puestas en el asiento sin dueño más codiciado del momento: el segundo coche de Force India, para el que han sonado varios candidatos, siendo los rumores sobre los pilotos Mercedes (Esteban Ocon y Pascal Wehrlein) los más extendidos.

    Una de las opciones que ha sonado con más fuerza en las últimas semanas es la de Marcus Ericsson. El piloto sueco, que disputa este año su tercera temporada en Fórmula 1, y segunda en el equipo Sauber, ha desempeñado una notable segunda mitad de temporada, en especial desde que terminó la fase europea del calendario. Lleva ya dos clasificaciones consecutivas metiéndose en Q2, y ya acumula tres en las últimas cinco sesiones de clasificación, mientras su compañero Felipe Nasr no ha pasado de la primera eliminación desde el Gran Premio de Hungría.

    Sauber, primera opción... pero no la única

    Ericsson cuenta, además, con los mejores resultados de Sauber en carrera este año: obtuvo tres duodécimas posiciones en Bahréin, España y Malasia (por una de Nasr en Azerbaiyán), y en el pasado Gran Premio de México, se recuperó de un incidente inicial con un largo stint de 69 vueltas para terminar la prueba sin hacer ninguna parada más, acabando a las puertas del primer punto del equipo este año, en undécimo lugar.

    Dada esta progresión, la posibilidad de que Ericsson opte por dar un salto de nivel en cuanto a monoplaza ha sido objeto de especulación, pero este prefiere mantenerse cauto y considerar todas sus opciones. En declaraciones a Motorsport, el sueco mantiene que la opción más plausible es continuar un año más en Sauber, pero no descarta la posibilidad de buscar acomodo en otro sitio si se da la ocasión.

    "Me he convertido en un piloto mucho mejor en el último año y medio, y quiero estar en un coche con el que pueda demostrarlo. Quizá lo tenga Sauber el año que viene, pero también hay otros asientos y, si hay la oportunidad, tenemos que estar ahí y ver qué opciones hay. Lo más probable es que me quede, pero aún no quiero descartar otros asientos que están libres".

    "Creo que mi rendimiento desde la temporada europea ha sido extremadamente fuerte, y es una buena época del año para estar en buena forma. Ha reforzado mi posición en el equipo. Siempre quieres tenerlo todo atado tan pronto como sea posible, pero aún no hay prisa en ese sentido. Sería genial saberlo antes de Abu Dhabi, y empezar el invierno sabiendo qué tengo que hacer el año próximo".

    Ericsson puede tener buenas razones para permanecer en Sauber. Tras pasar por un durísimo periodo financiero y de rendimiento, en el que la continuidad del equipo estuvo en serio peligro, la entrada en acción de sus nuevos propietarios, Longbow Finance, el pasado mes de julio, ha insuflado aire al equipo de Monisha Kaltenborn, además de una notable inyección económica que ha permitido saldar las deudas contraídas y poner en marcha las mejoras aerodinámicas que habían quedado pendientes.

    Esto se ha notado en una mayor competitividad del equipo respecto a sus rivales directos (Renault, Manor), y no es descabellado concebir que Sauber pueda obtener el punto que le permitiría superar a Manor en la clasificación de constructores por el décimo y penúltimo lugar. Ericsson es consciente de ello, y destaca que el ambiente ha cambiado radicalmente en Hinwil.

    "Es mucho más atractivo que hace, digamos, cinco meses. Creo que el equipo está haciendo grandes progresos, está mostrando lo que puede hacer. Tienen algunos recursos para desarrollar el coche, y es lo que necesitan como equipo. El último par de años, han estado en modo supervivencia y, de repente, está en el modo de búsqueda de rendimiento. Eso cambia mucho las cosas, y obviamente la atmósfera en el equipo ha cambiado por completo".

    Fuente: Motorsport / Fotos: Sauber