¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Por qué la nueva factoría de 232 millones de euros de Aston Martin supone el comienzo de una nueva era en la Fórmula 1

Por qué la nueva factoría de 232 millones de euros de Aston Martin supone el comienzo de una nueva era en la Fórmula 1
La sede de Aston Martin se encuentra ya en plena remodelación para poder optar a todo en el futuro.
David Plaza
David Plaza8 min. lectura

Aston Martin lucha por huir de las posiciones de mitad de parrilla y convertirse en uno de los equipos punteros de la Fórmula 1. Para lograr dicha misión, la formación británica construye un arma que espera marque la diferencia en un futuro cercano.

A los equipos de la Fórmula 1 se les puede medir por muchos parámetros distintos. Obviamente, el que salta a simple vista y es el más llamativo es el de los resultados deportivos. En ese aspecto, Aston Martin está muy lejos de alcanzar una posición predominante.

Sin embargo, el proyecto de la marca británica -o de Lawrence Stroll más bien- ha sido trazado a largo plazo. Y prueba de ello es la monumental obra arquitectónica en la que se embarcó el pasado mes de septiembre de 2021.

«Estoy totalmente de acuerdo con el uso de la palabra 'cambio de juego' para la dinámica y la logística del equipo»

Si bien Aston Martin quiere liderar ya el grupo perseguidor de los mejores equipos en 2023 (es decir, ocupar el cuarto puesto de Alpine), para comenzar a ganar y optar a títulos mundiales hará falta mucho más que un fichaje de renombre como el de Fernando Alonso. Por ejemplo, una factoría de 232 millones de euros.

La factoría de los 232 millones de Aston Martin ya toma forma

Aston Martin opera actualmente en lo que en su día fue la sede del equipo Jordan, fundado en los años 90, y que ha pertenecido a formaciones modestas como Midland, Spyker, Force India y Racing Point desde entonces.

Mucho ha llovido desde entonces, por lo que el complejo se ha quedado pequeño y obsoleto en relación a los estándares actuales de la Fórmula 1, que han llegado a cuadruplicar su capital humano.

Por dicha razón, cuando Lawrence Stroll compró Force India para convertirlo en Racing Point (y posteriormente en Aston Martin), tuvo claro que no podría ganar sin una profunda renovación de la factoría.

Así las cosas, en septiembre de 2021 se iniciaron las obras de una factoría inteligente de 37.000 metros cuadrados compuesta por tres edificios. El primero de ellos, el que se está construyendo en este momento, albergará el equipo de diseño e ingeniería, básicamente todo lo relacionado con la concepción y fabricación del coche.

Este quedará terminado en mayo de 2023, mientras que el segundo, que albergará un nuevo túnel de viento, se estrenará durante el tercer trimestre de 2024. Finalmente, quedará el tercero, renovado a partir del existente y que servirá para eventos y rutinas diarias de los empleados del equipo.

Una factoría conectada y colaborativa

La principal premisa que Lawrence Stroll dio a los arquitectos fue la de crear una factoría con un único objetivo: productividad y practicidad. Así, la nueva sede de Aston Martin contará con numerosos espacios abiertos, iluminación adaptada a las necesidades de cada estancia y tipo de trabajo y, en general, una total predisposición al trabajo en equipo sin restricciones como pasillos, despachos y ese tipo de cosas.

«He estado en una gran oficina de planta abierta antes con la capacidad de poder caminar y hablar con la gente con mucha facilidad», explica Mike Krack. «Supone una gran diferencia en términos de esas interacciones, particularmente esas fortuitas en las que puedes conversar con alguien sobre una cosa y continuar con muchas otras cosas. A menudo terminan siendo las conversaciones más creativas. Eso es lo que estamos tratando de construir, de verdad».

Recreación virtual de la que será la nueva factoría de Aston Martin, con tres edificios interconectados.

El director del equipo Aston Martin se muestra muy ilusionado con el nuevo complejo, que cuenta con una calle central de 160 metros de longitud que conecta todas las estancias del edificio. Mientras, el nivel superior ofrece vistas de la campiña de Northamptonshire y del circuito de Silverstone.

¿Será la mejor fábrica de Fórmula 1? Le preguntan a Mike Krack los periodistas seleccionados para visitar las obras. «Es una pregunta fácil de responder», según el director del equipo: «Sí».

«No hay duda de que será una instalación de clase mundial, y tener acceso a eso las 24 horas del día, los 7 días de la semana, si es necesario, es obviamente muy importante», amplía el director técnico de Aston Martin, Dan Fallows. «Tener tu propia instalación significa que también puedes hacer otros experimentos, lo cual tiene un valor incalculable, y algo que no necesariamente podemos darnos el lujo de hacer en este momento compartiendo el túnel con otro equipo».

El nuevo túnel de viento, una gran ventaja

Aston Martin diseña ya el coche de 2023. El AMR23 será el último concebido en las instalaciones actuales y desarrollado en el túnel de viento de Mercedes. A partir de ahí, Aston Martin comenzará a beneficiarse de una notable inversión que, en los últimos 10 años, sólo McLaren ha realizado también.

«Cuando todo está en un mismo sitio, tenemos la capacidad de ser mucho más detallados en términos de análisis y detalle del proceso de producción, analizándolo de una manera que nos permite mejorarlo mucho más que si estuviera utilizando personas externas», explica Fallows. «Esa es probablemente la diferencia clave».

Otro de los beneficios de poder hacerlo todo en un mismo complejo es que se abaratan costes, un detalle crucial en esta nueva era de límite presupuestario en la Fórmula 1.

«Tienes la capacidad de hacer todo tú mismo, pero también puedes decidir comprarlo o hacerlo, y puedes hacer las cosas más rápido. Entonces, si puedes hacerlo también más barato, significa que puedes hacer más. Puedes tener una o dos actualizaciones que antes no se podían hacer por razones de tiempo y dinero. Desde ese punto de vista, creo que es un buen paso», relata Mike Krack.

«Será enormemente diferente y enormemente más fácil. Desde ese punto de vista, estoy totalmente de acuerdo con el uso de la palabra cambio de juego, para la dinámica y la logística del equipo», reitera el ingeniero luxemburgués.

Aston Martin quiere ganarlo todo en la Fórmula 1. Pero, más allá de eso, quiere crear un legado que perdure en el tiempo y convierta a la marca británica en una de las de más prestigio de la categoría. Y Fernando Alonso estará ahí para verlo tomar forma.

Fotos: Aston Martin Racing