¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Pietro Fittipaldi y Jack Aitken: quienes son los debutantes del GP de Sakhir

    Dos pilotos debutantes, ante una posible oportunidad única en sus carrerasHaas F1 / Williams F1

    El brasileño sustituye en Haas al lesionado Romain Grosjean, y presenta un palmarés poco destacado en categorías inferiores, con triunfos ante competidores de nivel modesto.

    Aitken cubre la vacante de George Russell en Williams, con un quinto en F2 como aval de una trayectoria con luces y sombras.

    En este Gran Premio de Sakhir, que ya es de por sí muy peculiar, la parrilla recibe cambios muy notorios con respecto a la cita de Bahréin, a raíz del tercer positivo en COVID-19 de la parrilla de Fórmula 1 en la figura de Lewis Hamilton, y del roce con la muerte de Romain Grosjean. El heptacampeón será sustituido por George Russell, procedente de Williams, y las dos vacantes serán suplidas por dos debutantes en Fórmula 1, el británico Jack Aitken, quien ya disputó los libres del Gran Premio de Estiria con Williams, y el brasileño Pietro Fittipaldi, piloto reserva de Haas.

    Su participación genera dos curiosidades estadísticas más propias de otros años, siendo la primera vez que dos pilotos debutan en el mismo Gran Premio con la temporada ya empezada desde Alex Yoong y Tomas Enge en Italia 2001. A su vez, junto a Russell, será la primera vez en 26 años que tres pilotos corren por primera vez para sus respectivos equipos en un GP que no abre la temporada. Para encontrar precedentes, hay que remontarse al loco final de 1994, en el que los GP de Europa y Japón vieron cada uno a cuatro pilotos estrenarse con sus respectivas formaciones, gracias en gran medida a las puertas giratorias de Larrousse, Lotus y Simtek.

    Ni Aitken ni Fittipaldi tenían prospectos realistas de llegar a la Fórmula 1 a medio plazo, pero sí los suficientes puntos de Superlicencia para disputar un Gran Premio, recibiendo así un regalo adelantado de Navidad. Con todo, sus identidades (no tanto su nombre, en el caso del segundo) y méritos son desconocidos para el aficionado medio, al no estar ninguno de ellos entre la camada de talentos que ha peleado en la parte alta de la Fórmula 2 por el título y por los asientos libres de 2021.

    El más destacado de los dos, claramente, es Aitken. El londinense, que posee herencia coreana por parte de madre, luce en su casco su nombre asiático, Han Se-Yong, y sus rasgos delatan este hecho. Nacido en septiembre de 1995, Aitken realizó su debut en monoplazas a los 16 años, siendo tercero en el InterSteps Championships (un campeonato de Formula BMW) en 2012 y segundo en la Formula Renault 2.0 NEC en 2013. En ambas temporadas fue derrotado por su compañero Matt Parry, al que batió al año siguiente en la Formula Renault 2.0 Eurocup, siendo séptimo por su undécimo puesto.

    En su paso por GP3, Aitken también compartió equipo con Anthoine Hubert.

    Mientras que Parry daba un salto anticipado a GP3, Aitken se quedó en la 2.0, ganando los campeonatos Eurocup y Alps con rivales como Louis Delétraz o el fallecido Anthoine Hubert, y obteniendo plaza en la Renault F1 Academy. En 2016 volvió a ser rival de Parry en GP3, y volvió a vencer (quinto vs noveno), poniendo este último rumbo a los GT. El cambio de Aitken de Arden a ART le permitía pelear por el título en 2017, y terminó siendo subcampeón, pero obtener solo una victoria hizo que no fuese rival para el fenómeno George Russell. A posteriori, sus tres temporadas en Fórmula 2 han tenido notables altibajos.

    En 2018 fue arrasado en ART por el campeón Russell, terminando Aitken undécimo con solo dos podios, pero un aparente paso atrás al recalar en Campos Racing se convirtió en una sólida temporada, con tres victorias, siete podios y el quinto puesto en la general que le otorgó la Superlicencia. Tras dos temporadas como tester de Renault, Aitken se pasó a la Williams Driver Academy y recibió la oportunidad en Estiria, aunque su temporada de F2, con solo dos terceros puestos, le tiene en una anónima 14ª posición en la general. Un buen rendimiento ante el siempre sospechoso Nicholas Latifi sería una buena publicidad para su futuro, pese a las limitaciones del coche.

    Henrique Chaves y Roy Nissany aupan al campeón Fittipaldi en Sakhir en 2017.

    En el caso de Pietro Fittipaldi, su currículum resulta un tanto menos convincente. Su hermano Enzo lleva menos tiempo compitiendo en fórmulas de iniciación, pero todo indica que es el más prometedor de los dos nietos del bicampeón Emerson Fittipaldi. Nacido hace 24 años en Miami, en el año de la retirada de su abuelo en la IndyCar, sus inicios fueron estadounidenses, siendo campeón de una liga de carreras de 'late models' en el Hickory Motor Speedway a la que NASCAR daba soporte. Tras dos años, puso rumbo al Reino Unido en 2013 para iniciar su trayectoria europea.

    Su incompleta temporada en la Fórmula 4 británica se saldó con una victoria como único podio en 15 carreras, logrando campeonar en la menos competitiva Formula Renault UK al año siguiente. De ahí saltó a la ultradisputada Fórmula 3 europea, donde acabó 16º sin gran algarabía. Tras ganar la invernal MRF Challenge en la India (ante Tatiana Calderón), compitió en una denostada Formula V8 3.5 que era la sombra de lo que había sido bajo la tutela de Renault, siendo décimo en 2016 entre 13 pilotos a tiempo completo, y campeón en 2017 con el superior bólido que Lotus Charouz alineaba ante rivales de poca enjundia: Alfonso Celis, René Binder, Roy Nissany... Parece traerle suerte Sakhir, porque ahí fue donde obtuvo el título.

    En 2018 se aventuró con un triple programa entre la IndyCar Series, el Mundial de Resistencia y la Super Formula que se vio frustrado casi por completo al romperse una pierna en mayo en la clasificación de las 6 horas de Spa. A finales de año, no obstante, firmó con Haas y pilotó para el equipo en los test invernales de 2019. Ese año, compitió con poca fortuna en el DTM (15º con Audi), antes de que su quinto puesto en la Fórmula 3 asiática le asegurase la Superlicencia durante el invierno. No ha tenido un programa competitivo durante este 2020, las expectativas son mínimas, y su destino parece ser un regreso a IndyCar en 2021, pero podrá cumplir su sueño de ser el cuarto Fittipaldi en correr en el Gran Circo.

    Con respecto a los números que usarán ambos, Jack Aitken lucirá el 89, con el que compitió en sus inicios en el karting, mientras que Pietro Fittipaldi honra con el 51 el gran logro del Palmeiras, histórico club de fútbol brasileño del que es un gran aficionado, y que en 1951 se impuso en la Copa Río. Considerada por la prensa brasileña de la época como 'la Copa del Mundo de Clubes' en la estela del Mundial que organizaron, en una era sin Copa de Europa, el Palmeiras ganó una competición que contó con equipos como la Juventus, el Sporting de Lisboa, el Niza (campeón de Francia) y el Estrella Roja.

    Fotos: Williams / Haas / Formula 2 / Formula V8 3.5