¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP CanadáAumentan las voces en contra de una ‘guerra de neumáticos’

    David Plaza
    David Plaza

    El futuro de la Fórmula 1 en materia de neumáticos está suscitando múltiples comentarios en las últimas semanas y las conferencias de prensa oficiales del Gran Premio de Canadá no han sido una excepción. Michelin y Pirelli se han mostrado interesados en ser suministradores, pero con condiciones muy distintas.

    El futuro de la Fórmula 1 en materia de neumáticos está suscitando múltiples comentarios en las últimas semanas y las conferencias de prensa oficiales del Gran Premio de Canadá no han sido una excepción. Michelin y Pirelli se han mostrado interesados en ser suministradores, pero con condiciones muy distintas.

    El posible regreso de Michelin a la Fórmula 1 está provocando voces a favor y en contra de una competición entre marcas que acelere el desarrollo y haga que los monoplazas sean más rápidos. Pero algunos de los efectos secundarios de dicha ‘guerra de neumáticos’ preocupa y mucho en el paddock.

    Felipe Massa es uno de los más escépticos ante ese posible escenario. "Cuando tuvimos una pelea entre compañías de neumáticos, el agarre era increíble y las empresas nos ofrecían los mejores productos que podían. Cuando tienes un único proveedor para todos, se gasta menos dinero", admitía el brasileño. “Desde un punto de vista, era mejor antes, pero tal vez una guerra de neumáticos es demasiado cara, sobre todo ahora. Yo no creo que suceda", finalizaba el piloto de Williams.

    Recientemente la FIA abrió el plazo de entrega de solicitudes para que las marcas que así lo deseen presenten su candidatura para convertirse en suministradores a partir de 2017 y Pirelli ya ha confirmado que la ha presentado. Pero también Michelin ha confirmado su interés, aunque bajo determinadas condiciones. Para la marca francesa es primordial que los neumáticos dejen de montarse en llantas de 13 pulgadas y se adecuen a una estética más acorde con las tendencias comerciales en las que se utilizan neumáticos de perfil bajo. Además, piden que el neumático deje de ser un elemento de espectáculo a costa de ofrecer rendimiento durante pocas vueltas y transmitir la sensación de ser poco duradero y vulnerable.

    Pirelli ya ha realizado distintos tests con neumáticos de 18 pulgadas y los resultados parecen haber sido satisfactorios. Martin Brundle, ex-piloto de Fórmula 1 y actual comentarista en la televisión británica, probó un GP2 con dichos neumáticos en Mónaco. "El mayor problema fue poder ver las barreras y los cordones, porque el neumático es más alto. Fue bastante difícil en la primera vuelta. Es un poco como un prototipo o un DTM en ese aspecto, debes aprender a tomar una fotografía en tu mente de la barrera y el piano. Los pilotos tendrán que cambiar. Mi preocupación es que son mucho más pesadas, otros 15 kilogramos en un F1 sería completamente inaceptable. Tendrán que encontrar otra forma".

    En cualquier caso, Pirelli no se obsesiona con el tamaño de los neumáticos, como admitió su Director Ejecutivo, Marco Provera. “Presentamos los neumáticos de 18 pulgadas, pero también estamos listos para hacerlos de 20 pulgadas. La tecnología dentro de los neumáticos está basada en materiales, basada en estructura y la estructura puede ser de 13, 15 o 18 pulgadas. No importa".

    En cambio, Provera sí se muestra preocupado por la tardanza en tomar decisiones, especialmente si eso implica tener que hacer pruebas en la pretemporada invernal. “Si queremos esperar hasta febrero es demasiado tarde y la temperatura no es la adecuada", además de salir al paso de las críticas por la calidad de su producto para la Fórmula 1: "Lo más sencillo es hacer neumáticos que duren diez carreras. Esa es, tecnológicamente hablando, la solución más fácil. Lo difícil es hacer lo que hacemos hoy, suministrando diferentes neumáticos que duran entre 15 y 30 vueltas. Ese es un buen desafío", concluyó Provera.