Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Haas, Cosworth e Ilmor apoyan el motor de 2021

Los equipos y empresas independientes ven en la propuesta de la FIA y Liberty Media una oportunidad de tener éxito en la Fórmula 1.

El menor coste, la simplificación técnica y la mejora del sonido constituyen los tres pilares básicos sobre los que se apoya el nuevo concepto de propulsor.

La nueva propuesta de motor para 2021 que la FIA y Liberty Media hicieron pública el pasado 31 de octubre ha dividido al mundo de la competición, con los grandes fabricantes por un lado y los más modestos por otro.

Para los primeros, la normativa supone un riesgo porque permite la entrada de nuevos actores que pueden alcanzar un nivel competitivo considerable amparados en la reducción de costes de diseño y fabricación, así como en la disminución del nivel tecnológico necesario. No es de extrañar, por tanto, que Mercedes, Ferrari y Renault hayan criticado la iniciativa. Como tampoco lo es que un equipo modesto como Haas o empresas independientes como Cosworth o Ilmor hayan hecho todo lo contrario.

Gunther Steiner, jefe de la formación estadounidense Haas, señala que Liberty Media se fijó tres objetivos principales y duda mucho que vaya a desviarse de ello. “Han intentado cumplir los objetivos que se propusieron: mayor sonido, más igualdad y menor coste. Esa es la aspiración y pienso que han creado un buen concepto con el que empezar. Ahora los técnicos deben trabajar en los detalles. El concepto está ahí y no creo que vaya a cambiar”.

Sin embargo, Steiner no considera que la reducción de costes sea un objetivo prioritario sobre los otros dos, pues cree que el sonido será la clave a la hora de obtener la aprobación de los aficionados. “No diría que los costes son lo más importante. Lo es tanto como los otros dos porque incluso si el motor es barato, si a la gente no le gusta, ¿de qué sirve? Tiene que haber un compromiso”, comentó en declaraciones a Autosport.

El MGU-H es carísimo y muy complicado, si empiezas desde cero, siempre irás varios años por detrás

Ilmor aplaude la visión a largo plazo

Bruce Wood, Director General de Cosworth, representa a una de las empresas que ya han expresado su deseo de estudiar su retorno a la Fórmula 1, algo que según la normativa actual, es inviable. “El reglamento actual está más allá de cualquier nuevo participante, tanto a nivel técnico como comercial. La nueva propuesta hace posible la llegada de un nuevo suministrador de motores, tanto independiente como de una compañía fabricante de coches”.

Marussia fue el último cliente de Cosworth en la Fórmula 1 en 2013.

Para Wood, la clave técnica reside en la eliminación del recuperador de energía asociado al turbo, que ha planteado múltiples quebraderos de cabeza a grandes empresas como Renault y Honda desde su implantación reglamentaria en 2014. “El MGU-H es carísimo y muy complicado, si empiezas desde cero, siempre irás varios años por detrás”, comentó en declaraciones a la BBC.

Steve Miller, Director General de Ilmor, se expresó en términos similares, dando por buenas las propuestas de la FIA y Liberty Media. “Las nuevas propuestas abren la puerta a un rango de fabricantes mucho más amplio gracias a que diseñar y construir un motor de F1 será más barato. La clave está en que todo el que llegue pueda gastar mucho menos”.

Según Miller, el cambio de concepto obedece sobre todo a una estrategia a largo plazo que busca proteger el futuro de la Fórmula 1, ahora situada en una situación precaria. “No es posible afirmar que el orden actual puede ser mantenido a largo plazo y, si uno de los jugadores clave se marchara, no podría ser reemplazado por otro, así que considero que han adoptado un enfoque a largo plazo y han dicho: ‘Será impopular, pero protegerá la competición’”.

Con un reglamento de este tipo, la disparidad de rendimiento se reduce a tal vez un 1%

A pesar de eso, Ilmor ya expresó anteriormente que no se embarcaría en la tarea de construir un motor de Fórmula 1 sin la financiación de otra empresa que lo respaldara. “La posibilidad de obtener un respaldo externo es muy improbable. Pero sí lo es que compañías automovilísticas más pequeñas que los gigantes de la F1 lo consideren viable y decidan utilizar subcontratas como Cosworth o nosotros”. Una opción que recientemente Red Bull sugirió a Cosworth y a su patrocinador principal para 2018, Aston Martin.

En cualquier caso y aunque pocos fabricantes se animaran a probar suerte, Miller considera que el nuevo motor propiciará una convergencia de rendimiento positiva para la Fórmula 1. “Mientras que en la actualidad hay una disparidad de 5-10% arriba y abajo en la parrilla, dependiendo de quién lo hizo bien y quién no lo hizo del todo bien, con un reglamento de este tipo, esa disparidad se reduce a tal vez un 1%”.

Fuente: Autosport | BBC

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto